Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 7 11 2005 11 Francia extraditará mañana a Belén González Peñalba, interlocutora de ETA con González y Aznar Los primeros soldados españoles llegan a la zona del terremoto una semana después de entrar en Pakistán El PP no apoyará la reforma del Senado si el PSOE no cambia su política territorial Exige al Gobierno que aclare de una vez por todas su modelo de Estado b Los populares dicen que Zapa- tero está aún a tiempo de rectificar, pero no podrá modificar la Carta Magna si rompe el espíritu del pacto de 1978 M. MARÍN MADRID. La celebración, a partir de hoy y hasta el miércoles, del recuperado debate sobre el Estado de las Autonomías en el Senado sin apenas solución de continuidad a la discusión y votación, el pasado miércoles, del Estatuto de Cataluña permitirá al Partido Popular rentabilizar durante unos días más el éxito que cree le proporciona su frontal rechazo de la letra y el espíritu del texto catalán. El Partido Popular, que gobierna seis comunidades, más Ceuta y Melilla- -y podría decirse que también Navarra dado su hermanamiento con UPN- desplegará durante ese debate una triple estrategia. Primero, vinculará este debate al error que, según juzgan, comete José Luis Rodríguez Zapatero impulsando un Estatuto catalán inconstitucional, lo que a la larga se traduce en la falta de un criterio homogéneo y claro del PSOE sobre el modelo de Estado. Por eso, el portavoz en del PP en el Senado, Pío García- Escudero, exigirá a Zapatero que de una vez por todas defina cuál es su modelo de Estado y aclare qué quiere hacer con España porque no lo ha explicado aún tras casi dos años de gobierno. En segundo lugar, el PP no cerrará ninguna puerta a la reforma de la Constitución, pero dejará claro al jefe del Ejecutivo que no lo tendrá nada fácil si antes no rectifica con firmeza el rumbo de su política territorial de acuerdos parciales, a corto plazo e interesados con los nacionalistas y de aislamiento del PP, un partido imprescindible en la reforma de la Carta Magna. El PP resume todo en una frase: Zapatero podrá modificar los estatutos que quiera con ERC, CiU, el PNV o quien sea, pero si el PP queda al margen- -como efecto de los erráticos planteamientos del Gobierno y de sus alianzas- -y se desvirtúa el espíritu del pacto constitucional de 1978, los socialistas no podrán contar para nada con Mariano Rajoy. En este punto, García- Escudero y la responsable de Política Autonómica del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, reclaman a Zapatero que no utilice la necesidad- -que no la urgencia -de reformar la Constitución para equiparar los derechos de la mujer en la sucesión de la Corona como paraguas para introducir otros cambios en la Carta Magna que desvir- Los populares instan a Zapatero a no utilizar a la Corona como paraguas para las demás reformas túen el vigente modelo de Estado. Que lo uno no arrastre lo otro, sostiene el PP, que no avalará una reforma del Senado si no es útil para la institución y termina convirtiéndose en un asidero favorecedor de partidos nacionalistas. Tampoco avalará la introducción de la denominación de las comunidades en la Constitución hasta que Zapatero no demuestre que no hay trampas como por ejemplo la de poner también apellidos a las comunidades. Ello supondría el reconocimiento de autonomías y ciudadanos de primera y de segunda categorías El PP envió ayer a Zapatero el mensaje de que aún está a tiempo de alcanzar un pacto global pero al evitarlo se está equivocando y los plazos se agotan. La tercera línea de ofensiva del PP en el debate estará en manos de sus presidentes autonómicos para reclamar a Zapatero ajustes en el sistema de financiación de las Comunidades y denunciar que Moncloa favorce a las Comunidades socialistas. El debate de las Autonomías Lunes 7. 10,30. Intervención del presidente del Gobierno, a la que seguirá la de los presidentes autonómicos, por orden de aprobación de los Estatutos de sus comunidades. Ante la ausencia del lendakari Ibarretxe, el primero en hablar será Pasqual Maragall. Martes 8. 9,30. Prosigue el debate en función de dónde haya acabado el lunes. Tras hablar todos los presidentes autonómicos volverá a hacerlo Zapatero; aquéllos dispondrán de un turno de réplica y el presidente del Gobierno tendrá una intervención final. Miércoles 9. 9,30. Turno de los portavoces de los grupos parlamentarios, que empezará el PP y cerrará el PSOE. Tras ellos hablará el presidente, después habrá un turno de réplica de los portavoces y cerrará el debate Zapatero. Sáenz de Santamaría y García- Escudero, ayer en la sede del PP EFE