Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6 11 2005 Deportes 101 MOTOCICLISMO GRAN PREMIO DE LA COMUNIDAD VALENCIANA Gibernau, Pedrosa y Gadea, trío de ases español en la partida de Valencia Rossi, decimoquinto, se cayó y sufrió su peor clasificación en MotoGP TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN CHESTE. Michael Jordan presenció desde la tribuna las tres en raya del motociclismo español. Sete Gibernau, Daniel Pedrosa y Sergio Gadea coparon las poles del Gran Premio de la Comunidad Valenciana, aperitivo de una jornada que se presume sensacional. El circuito de Cheste nunca había vivido un triplete de este calibre. Los pilotos españoles pretenden echar el telón del Campeonato del Mundo con la consecución de dos o tres victorias en una misma cita, después de un año dominado por el monopolio de Pedrosa, que ha acaparado siete de los ocho triunfos nacionales de la temporada. Sólo Julián Simón, vencedor en Donington Park en la cilindrada pequeña, rompió el guión. Dani fue cuarto en la prueba de 250 celebrada en Gran Bretaña y el curso 2005 ha continuado sin un doble o triple éxito nacional, después de un bienio 03- 04 en el que Gibernau, Pedrosa, Elías, Lorenzo y Barberá los contaron a pares. Precisamente, el segundo puesto de Héctor Barberá en la clase de 250, superando a su compañero Jorge Lorenzo- -cuarto- se sumó a esta demostración hispana. Empiezo a ver los resultados que no obtuve a lo largo del año Una segunda plaza que alimentó la autocrítica de Lorenzo: Llevo unas carreras en las que estoy de pena Héctor y Jorge dejarán Honda. Ayer fueron presentados como nuevos pilotos oficiales de Aprilia, para coger en 2006 el testigo que deja Pedrosa. Gadea (Valencia, 31- 12- 84) protagonizó la noticia de la jornada al conseguir el mando de una parrilla de 125 por vez primera en su vida. Sergio se ha entrometido en la batalla Luthi- Kallio por el título. Luthi parte desde el cuarto lugar y sólo pide dos puntos para ser campeón. Kallio, tercero inicialmente, debe ganar y que el suizo sea decimoquinto. Parrillas de salida 125 c. c. 1, Gadea (Aprilia) 1: 39.830; 2, Pasini (Ita. Aprilia) 1: 39.833; 3, Kallio (Fin. KTM) 1: 39.899; 4, Luthi (Sui. Honda) 1: 39.994; 5, Lai (Ita. Honda) 1: 40.101; 6, Faubel (Aprilia) 1: 40.114. Otros españoles: 12, Simón (KTM) 14, Espargaró (Honda) 19, Hernández (Honda) 22, Bautista (Honda) 23, Carchano (Aprilia) 24, Nieto (Derbi) 26, Terol (Derbi) 27, Olive (Aprilia) 28, Túnez (Aprilia) 29, Bonache (Honda) 32, Saez (Aprilia) 35, Rabat (Honda) 36, Jerez (Derbi) 37, Miralles (Aprilia) 250 c. c. 1, Pedrosa (Honda) 1: 35.298; 2, Barberá (Honda) 1: 35.530; 3, De Angelis (SM Aprilia) 1: 35.768; 4, Lorenzo (Honda) 1: 35.942; 5, Dovizioso (Ita. Honda) 1: 35.995; 6, Aoyama (Jap. Honda) 1: 36.038. Otros españoles: 12, Debón (Honda) 21, Tizón (Honda) 23, Molina (Mas Racing) MotoGP: 1, Gibernau (Honda) 1: 31.874; 2, Melandri (Ita. Honda) 1: 32.111; 3, Hayden (EE. UU. Honda) 1: 32.217; 4, Checa (Ducati) 1: 32.374; 5, Biaggi (Ita. Honda) 1: 32.384; 6, Edwards (EE. UU. Yamaha) 1: 32.456. 15, Rossi (Ita. Yamaha) 1: 33.503. Otros españoles: 13, Elías (Yamaha) 17, Xaus (Yamaha) Trescientos mil moteros convierten Valencia en circuito T. G. -M. CHESTE. Trescientos mil moteros, a la conquista de Valencia en una hora. En sesenta minutos, el circuito de Cheste fue dominado matinalmente por casi setenta mil aficionados que acudieron, en sábado, a presenciar los entrenamientos de sus ídolos. En sesenta minutos, nocturnamente, un total de trescientos mil moteros invadieron Valencia y la convirtieron en el circuito más grande del mundo. En sesenta minutos, a las ocho de la noche, la localidad de Cheste se sintió rodeada por cuarenta mil seguidores de todas las partes de España que acudieron a la villa para observar las otras fallas, las de sus pilotos preferidos. La plaza del pueblo estuvo adornada por unos ninots perfectos de Pedrosa, de Gibernau y de sus motos, que fueron protagonistas de la cremá que el Ayuntamiento organizó en la noche sabatina, rematada con un castillo especial de fuegos artificiales que no dejaron conciliar el sueño a más de un piloto recluido en el circuito, a pocos kilómetros de distancia. La multitud de moteros se hizo dueña de Cheste desde la madrugada del viernes recién nacido. La Policía tenía una premisa: impedir las exhibiciones de los peligrosos caballitos que pueden hacer caer de espaldas al protagonista. Pero, ante tal avalancha, fue imposible verlas. El caso más extremo se vivió en la A- 7, cuando Santiago C. F. un badalonés de 23 años, corría con su moto a 206 kilómetros por hora y con la matrícula falseada. Fue detenido. Rossi es ayudado por un comisario tras sufrir una caída primera clase del motociclismo. Decimoquinto, corrió al límite para sacar décimas de donde su Yamaha no tenía y sufrió una caída. Como decía Ángel Nieto, en carrera será otro mundo El otro campeón reinante, Pedrosa, AP Sete iguala a poles con Valentino Suma alegría evidenciaba Gibernau con su primera posición. Por quinta vez era el piloto más veloz en MotoGP, cifra que le permitía empatar con Rossi en el número de parrillas dominadas. Una oportunidad más para soltar lastre: Aunque mucha gente se dedique a sacar la parte negativa, he sido el piloto más rápido del campeonato y no he tenido suerte en las carreras. No hemos sabido poner la guinda. Intentaré finalizar el Mundial con un triunfo Esa victoria que no llega desde el 2 de octubre de 2004, en Qatar. Desde que Valentino dijo que Sete no volvería a vencer, enfadado por aquella denuncia de su parrilla quemada con la rueda para arrancar mejor. El italiano fue castigado entonces con el último puesto de partida. Ahora, en Valencia, el campeón ha realizado su peor clasificación real de los últimos seis años, de su exitosa época en la no tuvo problema para imponer su supremacía. Desea despedirse de la categoría intermedia con el octavo éxito del curso. El miércoles probará una Honda de MotoGP. Comenzará otro espectáculo. Jordan: buen comer, baile en una discoteca y a jugar en el casino Esta vez no quiso emular a Rossi, quizá porque el italiano no era el piloto a imitar ayer. Michael Jordan no se montó en otra Ducati. Presenció los entrenamientos, disfrutó de una buena comida y tenía previsto satisfacer, por la noche, uno de sus vicios, el juego. El estadounidense, sincero, ha reconocido que fue un ludópata irrefrenable. Ha admitido que ha gastado algún que otro millón de dólares en los casinos. Ayer asistió al festival de los pilotos españoles en Cheste y degustó otra buena comida de la tierra, un placer que reitera por las noches, antes de acudir a tomar una copa en los centros más típicos de la madrugada valenciana. Amante del motociclismo, es el patrocinador de un equipo estadounidense que la próxima temporada contará con Jason Pridmore y Steve Rapp como pilotos, aunque en principio no participará en el Mundial, sino en las competiciones norteamericanas.