Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Sociedad DOMINGO 6 11 2005 ABC Irún se convierte en un estanco barato para miles de franceses En España pueden ahorrar hasta veinte euros por cartón b Desde sólo unos metros a pie o muchos kilómetros en coche, ninguna distancia parece larga para pasar la frontera de Irún y adquirir tabaco y licores a buen precio J. C. SAN SEBASTIÁN. Da la impresión de que van a pasar una larga temporada de encierro en sus casas y necesitan provisiones. El paso fronterizo de Behobia tiene poco atractivo turístico, pero se ha establecido la costumbre de hacer las compras. A pocos kilómetros de sus casas, tienen la oportunidad de conseguir el tabaco y el alcohol a mitad de precio, y la gasolina 10 céntimos más barata afirma uno de los vendedores. El viaje les sale rentable, y aprovechan para comprar todo tipo de productos. Con tal de que sea más barato que en Francia, compran hasta matarratas ironiza. Hay franceses que llegan a hacer hasta 200 kilómetros desde sus lugares de origen para abastecerse de tabaco, un producto que en Irún se vende a mitad de precio. Incluso gente no fumadora aprovecha sus viajes a este lado de la frontera para comprar cartones para sus amigos y familiares dicen desde uno de los estancos de un lugar tomado por franceses dispuestos a dejar sus euros en los comercios del país vecino. España, paraíso del tabaco San Sebastián IRÚN NAVARRA FRANCIA PAMPLONA GERONA Huesca Soria ARAGÓN LÉRIDA CATALUÑA Zaragoza Barcelona ESPAÑA Tarragona Infografía ABC La otra cara de la moneda El beneficio económico que están logrando los comerciantes irundarras gracias al tabaco tiene su contrapunto en territorio francés, donde los vendedores ven peligrar sus negocios y se han visto obligados a ampliar su oferta. María Luisa Muñoz, que regenta una expendeduría en Bayona, es una de las afectadas. Se queja de competencia desleal ya que los enormes impuestos que se han establecido en Francia hacen que el precio del tabaco sea el doble que al otro lado de la frontera. Junto al puente de Hendaya, Vergez, el dueño de Le Diplomate, asegura que casi ha perdido el 100 del negocio, mientras señala unas baldas medio vacías. Ya no repongo la mercancía, porque apenas vendo 150 euros en tabaco al día, cuando antes vendía 10 ó 15 veces más. Ahora no me llega ni para pagar la luz del local La situación llega al extremo de que se fletan autobuses, de Gironda y Charente, que todos los fines de semana bajan a comprar tabaco asegura el presidente de la asociación de estanqueros, Albert Mourguiar. ¿El motivo? Hasta 20 euros de diferencia por un cartón de Lucky o uno de Marlboro. El dinero que ahorran en España llega para pagar la gasolina e incluso para comer un menú del día Paco, que regenta un negocio de 24 años de antigüedad asegura que todos los que salen de la tienda se llevan tabaco ¡Es que con los 20 euros de diferencia que puede haber entre un cartón de Marlboro aquí o en Francia, pagan la gasolina o incluso comen un menú del día! les merece la pena coger el coche exclama. La libre circulación de mercancías establecida en la Unión Europea desde 1993 tiene, en cambio, ciertas restricciones para estos productos, que por su gravamen, no pueden ser adquiridos en otro país más que para consumo propio. Sin embargo, el límite en este terreno parece un poco difuso. Mientras las autoridades francesas ponen la barrera en los cuatro cartones, Paco asegura que se pueden llevar hasta seis. Si vienen cuatro personas en un coche, suelen comprar el máximo permitido, 24, porque ahora los gendarmes hacen volantas o controles a menudo para regular este tráfico de mercancías por la frontera y evitar la reventa en el país vecino.