Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6 11 2005 67 Sociedad Indonesia confirma dos nuevos contagios humanos de gripe aviar, uno de ellos mortal Se elevan a cinco los fallecidos en el país y a 63 los registrados en toda Asia b Ante el temor de una mutación Las fronteras entre Francia y España se convierten en un estanco para miles de franceses que permita al virus H 5 N 1 transmitirse entre humanos, las autoridades investigan si se contagió la enfermera que atendió a la fallecida PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Ina Solati, una joven de 19 años que vivía en un pueblo cercano a Yakarta, se ha convertido en la quinta víctima mortal de la gripe aviar en Indonesia. Así lo anunció ayer el Gobierno de este país asiático, que confirmó además la detección de otro contagio. En concreto, se trata de un niño de 8 años sobrino de la fallecida. Esta mujer murió el 28 de octubre en el hospital de Tangerang. Ambos vivían en estrecho contacto con las aves del patio trasero de su casa en este suburbio situado a 40 kilómetros de la capital. A pesar de que los dos enfermos pertenecen a la misma familia, uno de los responsables del Ministerio de Salud, Hariadi Wibisono, negó que el letal virus H 5 N 1 se hubiera traspasado de una persona a otra. No podemos confirmar eso porque ambos se infectaron por los pollos que habían muerto en su vivienda, pero seguimos investigando explicó Wibisono, quien aseguró que el menor afectado se encuentra en buenas condiciones De todas maneras, la preocupación en Indonesia es creciente porque, aparte de los dos sobrinos y de la hija de la fallecida, también presenta ahora los síntomas de la gripe aviar la enfermera que atendió a Ina Solati antes de su muerte. Las pruebas iniciales han resultado negativas, pero debemos espe- rar a los resultados del laboratorio de la Organización Mundial de la Salud en Hong Kong manifestó Ilham Patu, el portavoz del hospital para enfermedades infecciosas donde son tratados los aquejados por este mal. Aunque, de momento, sólo se ha demostrado que la gripe aviar se contrae por la proximidad con animales infectados, los científicos temen que el virus H 5 N 1 mute hasta producirse una nueva cepa que se transmitiría entre humanos, lo que podría provocar una pandemia mundial con millones de fallecidos. No en vano, esta enfermedad ha resulta mortal en la mitad de los casos ocurridos en el sudeste asiático. Transparencia informativa Para impedir que ocurra, la prevención y la transparencia de la información resultan cruciales, por lo que Indonesia ha sido fuertemente criticada por ocultar desde 2003 la proliferación de la gripe aviar en su territorio, hasta que en julio empezaron a registrarse las primeras muertes humanas. Desde entonces, cinco personas- -seis según la BBC- -han muerto y otra docena más permanece ingresada en los hospitales mientras se realizan los análisis. Aunque Indonesia ha sacrificado ya a diez millones de pollos, patos y gansos, el riesgo de propagación de la epidemia es muy alto no sólo por sus escasos medios económicos en su red sanitaria, sino también porque en este archipiélago de 220 millones de habitantes hay 1.400 millones de aves. De ellas, 200 millones son criadas en los patios de 30 millones de casas, lo que constituye una bomba de relojería que puede estallar en cualquier momento. Dos vietnamitas introducen patos sacrificados en sacos AFP Reino Unido pide a las aerolíneas que no acepten pasajeros enfermos en Asia ABC LONDRES. El Gobierno británico ha pedido a las compañías aéreas que no admitan pasajeros enfermos, especialmente en los vuelos procedentes del sureste asiático. A esta medida se sumarían otras si se desencadena una eventual pandemia de gripe. Según publicó ayer The Times las autoridades británicas impondrán una cuarentena domiciliaria a la mayoría de los afectados, sólo los pacientes con problemas respiratorios graves serían hospitalizados. Aquellos que expongan a otras personas al riesgo de infección serían procesados. El periódico indica que sólo en casos externos soldados armados patrullarían las calles, mientras la Policía custodia los fármacos. El operativo incluye el control de las colas que se formarían ante los centros de salud para administrar la vacuna una vez producida, que requerirían una distancia mínima de dos metros entre personas. Las compañías de gas y electricidad han pedido a sus empleados jubilados que estén de guardia por si necesitan sus servicios, para no interrumpir el suministro en caso de que una pandemia diezme sus plantillas.