Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid DOMINGO 6 11 2005 ABC SE DICE SE COMENTA FOTOS SIN BOZAL La exhibición de la unidad canina que recorre la red de Metro contó con la presencia de María Dolores Cospedal. La consejera de Transportes e Infraestructuras se vio en un apuro cuando los fotógrafos le pidieron posar con los cuatro pastores alemanes que acudieron al acto. Por su agresividad, llevaban un bozal para evitar algún disgusto. Pero a la hora de retratarse para las cámaras, Cospedal no quiso que los animales llevaran bozales y, mirando a los periodistas, dijo que luego la Prensa me acusa de... y se calló a tiempo. MADRID UNA Y MEDIA INFORMADOS DE PRIMERA MANO Cuentan en la Casa de la Villa que desde hace algún tiempo, han detectado que el PSOE envía a las ruedas de prensa del equipo de Gobierno a alguno de sus asesores, para que se entere de todo lo que cuentan, presentan o anuncian. Lo dicen con cierta sorna, como si se tratara de un asunto de espionaje propio de Mortadelo y Filemón. En la oposición se defienden: la asfixia informativa a que les tiene sometido el actual equipo de Gobierno les obliga a buscar soluciones de emergencia. LÁMPARAS ENCENDIDAS JESÚS HIGUERAS T LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Carteles inexistentes Llevo tiempo fijándome, cuando circulo por Madrid, en la gran ausencia que existe en muchos cruces de los carteles con el nombre de las calles. En algunos barrios nuevos de Madrid éstos sólo aparecen esporádicamente, con lo que se hace dificilísimo encontrar la dirección que buscas. Pero más preocupante aún me parece lo que ocurre en pleno centro: cruces tan importantes como los de María de Molina con Velázquez, por ejemplo, no cuentan con su cartelito. He observado que en los casos de edificios que se han hecho nuevos o que se han rehabilitado, casi siempre el letrero desaparece, con lo que resulta imposible para el que no sea de la zona saber dónde está. No digamos lo que le ocu- ABC ¿Más parquímetros? Leo con horror la extensión de los parquímetros a toda la zona que queda dentro de la M- 30. Con horror por lo que seguirá: el alcalde, parece ser, quiere llevarlos a todo Madrid. Y digo yo, ¿qué pintan los parquímetros en barrios del extrarradio? ¿Qué se persigue en esos casos, además de recaudar? A. Asenjo rrirá al turista o al visitante en la ciudad. Estos detalles hay que cuidarlos, munícipes... José M. Arche Renovarse o morir Las inmediaciones del Teatro de Madrid, junto a La Vaguada, están bastante aban- donadas: la entrada al público del teatro está destartalada, las escaleras que llevan hasta él presentan escalones rotos, y el pavimento está en bastante mal estado. Una pena, ya que el recinto es estupendo y en él se llevan a cabo numerosas funciones de interés. No costaría mucho, dado los miles de millones de euros con que cuenta el presupuesto municipal, destinar una pequeña parte de este dinero a repavimentar la zona, acondicionarla y dejarla en el mismo buen estado que presenta el parque que está al lado. Los madrileños de todos los barrios, y no sólo los del centro, nos merecemos calles en condiciones. Es penoso ir a este teatro- -como hice yo hace unos meses- -y encontrarlo tan destartalado. Esther Robres DIMES Y DIRETES ¡ATENCIÓN AL ALLENDE SIERRA! N del macizo de Peñalara que cono es una marcha cualtemplaban impasibles la larguísiquiera el Allende Siema hilera de caminantes que carra. Refleja, creo, un fesi de puntillas y con un respeto nómeno social que no debería casi sagrado caminábamos por pasar inadvertido. Atención al la vereda de la Laguna de los PájaAllende Sierra. No se puede paros, camino del Puerto del Nevesar por alto que más de cuatrocientas personas, segovianas y ANTONIO SÁENZ ro. ¿Estábamos en Segovia o en Madrid? A ninguno se nos pasamadrileñas, de muy distinta DE MIERA ba por la cabeza plantearnos seedad y condición, decidan camimejante pregunta. Estábamos en nar juntos, en buena sintonía, la Sierra de Guadarrama, disfrutando desde Cotos a La Granja para testimode uno de sus pasajes alpinos más caracniar su amor por la naturaleza y para terísticos. Eduardo Casanova nos habló decir que Sierra no hay más que una, en la Hoya de Pepe Hernando del glaciaque el gran ecosistema del Guadarrama rismo de esa parte de la Sierra, un glaciatiene que ser contemplado, estudiado y rismo casi de juguete nos dijo, al lado de protegido como lo que es, un superorgalos glaciares de los Alpes, pero muy comnismo vivo que no entiende de limites pleto para el estudio de sus circos y moadministrativos. rrenas. Quizás todo sea de juguete en Y fue esto lo que ocurrió ayer en el nuestra sierra pequeñita y ello la hace Allende Sierra de otoño. Después de las aún mas delicada y mas frágil, pensáballuvias pasadas, la Sierra vive estos días mos mientras nos acercábamos al Puersu segunda primavera y es un gozo pato que nos dejaría ya ver Segovia con su tearla y contemplarla. Tengo todavía en catedral y el piedemonte que mira al mi retina el verdeocre de los paredones Duero tan amenazado ya por el urbanismo depredador como el que mira al Tajo. La travesía de los pinares de Valsaín, únicos en nuestras latitudes, y la llegada a los maravillosos Jardines de La Granja nos hizo olvidar por un momento los túneles del AVE y los planes de expansión de los pueblos segovianos que nos contaban los amigos de Centaurea y Castellarnau, organizadores con Peñalara de este Allende Sierra pacifico y festivo pero cargado de significados. La sociedad va por delante del Derecho y las razones de la naturaleza terminan por prevalecer sobre los desatinos legales. No nos expresamos así, con tanta claridad, los senderistas que ayer fuimos recibidos cariñosamente en Cotos por los directivos del Parque Natural de Peñalara y despedidos generosamente por el Ayuntamiento de La Granja. Pero todos teníamos el sentimiento de que las barreras administrativas de la Sierra no tienen ningún sentido y de que la gestión del ecosistema que estábamos recorriendo, sin saber en que negociado nos encontrábamos, tenía que ser única y coherente. Algo que los gobernantes y los jueces deben asumir cuanto antes. Presidente de Amigos del Guadarrama al vez la palabra que más profundidad tenga en el Antiguo Testamento sea alianza puesto que Dios desde el principio hace alianzas con los hombres y Jesucristo en la última cena, cuando entrega el cáliz convertido en su Sangre, dice que es la Sangre de la alianza nueva y eterna, porque Dios quiere hacer una alianza esponsalicia con su pueblo. Dios quiere decirnos lo mismo que el esposo enamorado le dice a la esposa: Te prometo que nunca te faltaré, que siempre estaré a tu lado y que todo lo mío es tuyo Por eso podemos comprender que Jesús compara el Reino de los Cielos a unas doncellas que esperaban al esposo, aquél que se había comprometido a establecer una alianza de amor. Así nosotros, todos estamos llamados a vivir una alianza esponsalicia con el Señor. El amor esponsalicio no es exclusivo de las almas consagradas o de los místicos, sino que ese amor de Dios es para todos. Pero atención, mientras que llega el esposo, hay que tener preparado el aceite que ilumina, que alumbra la lámpara y ese aceite no es otra cosa más que el Espíritu Santo, es decir, ese amor que Dios infunde en nuestros corazones. En la enseñanza de las doncellas, algunas son necias puesto que no se dieron cuenta de que tenían que tener la alcuza llena. Estaban esperando al esposo, sí, pero no estaban realmente atentas a lo importante, que las lámparas debían permanecer encendidas, para que cuando llegase el esposo la reconociese y supiera ver su rostro y decirla: Entra al gozo de mi convite. Entra a las nupcias preparadas para ti Si no tuviéramos ese amor de Dios dentro de nosotros, no seríamos capaces de hacer las cosas con sentido, es decir, con verdadera caridad, sino que nuestra religión y nuestros actos serían actos vacíos, puntuales y sin sentido. Sólo el Espíritu Santo puede dar profundidad al corazón y por eso el sentido de la vida no es más que llenarnos de Espíritu Santo e ir cada día comprendiendo en qué consiste el amor de Dios, y cómo ese amor ha sido derramado en nosotros por los Sacramentos del Bautismo, de la Confirmación y en tantas ocasiones en las que recibimos al Señor.