Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 6 11 2005 Internacional 35 Llega a los tribunales el primer caso de dopaje en la antigua Alemania Oriental Comienza el examen de pruebas y el interrogatorio de testigos en un juzgado de Berlín b El Comité Olímpico Nacional teme que le obliguen a pagar indemnizaciones a atletas que fueron dopados sin saberlo, muchos de ellos menores de edad GUILLEM SANS SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. La nadadora Karen König tenía 15 años cuando batió el récord mundial de los cien metros libres. El Comité Olímpico Nacional (NOK) de la antigua República Democrática Alemana (RDA) le suministró Oral- Turinabol para que pudiera ganar más medallas para el Estado de los campesinos y los trabajadores. Ella creía que las pastillas azules que le obligaban a ingerir en los entrenamientos eran vitaminas. A esa edad nada despertaba sus sospechas, ni su repentino cambio de voz ni la rapidez con la que aumentó de peso. Tampoco era capaz de relacionar con las pastillas unos ataques repentinos de llanto a primera vista inexplicables. Voz de hombre Hoy, König tiene la voz de un hombre, padece alteraciones de la piel y depresiones crónicas y teme contraer algún tipo de cáncer, enfermedad llamativamente frecuente en deportistas del antiguo este alemán. Esta semana empezó el examen de pruebas y el interrogatorio de testigos del caso König en un tribunal de Berlín. Ella reclama una indemnización de 10.225 euros, pero no le importa tanto el dinero como la cosa en sí Cuando el NOK occidental se fusionó con el oriental tras la reunificación alemana en 1990, el organismo resultante aceptó con gusto los alrededor de 2,5 millones de euros del patrimonio de la enti- dad comunista. Lo que también tiene que aceptar es su responsabilidad por las prácticas criminales del pasado, opina König. Lo más importante para mí es que ya no puedan decirme: ¿Víctima de dopaje? Nosotros no tenemos nada que ver con eso declaró. Si la iniciativa prospera, el reunificado NOK tiene motivo para preocuparse, porque otros 137 deportistas de la RDA quieren presentar una demanda conjunta por el mismo motivo. En ese caso, estaríamos hablando de indemnizaciones de más de un millón de euros. Y las perspectivas de König no parecen malas. La Audiencia Territorial de Fráncfort ya señaló al autorizar en marzo de 2003 la ayuda que ella había solicitado para pagar los costes del proceso que hay que dar por sentado que el NOK de la RDA dopó a muchos de sus atletas e intentó ocultar esa práctica, sobre todo a los países occidentales. Así lo confirmó el martes pasado ante los jueces Doris Rösler, médico del antiguo club de natación de König que confesó haber entregado las píldoras a los entrenadores. El portavoz del actual NOK, Michael argumenta que la responsable del dopaje fue en realidad la Asociación de Gimnasia y Deporte de la RDA, que ya no existe. König ha contado en la revista Der Spiegel cómo descubrió que la habían utilizado de conejillo de indias, una experiencia traumática. Fue en 1990, tres meses después de dejar la competición. Estaba tomando café con compañeras de natación de entonces en casa del que había sido su entrenador, Klaus Klemenz, cuando el grupo empezó a bromear sobre el dopaje. Según König, Klemenz dijo en un momento de la conversación que ella podría volver a entrenar: Vienes un día a casa y se lo La nadadora alemana Karen König con el vicepresidente del Comité Olímpico Nacional, Dieter Krickow, en Berlín el pasado martes enseñamos otra vez al mundo. Aún tengo un par de azules en el armario Este caso permite ajustar la imagen que ese mundo tiene de los antiguos deportistas de la RDA. EPA Un equipo entero El historiador Giselher Spitzer asegura en un libro reciente que el régimen comunista dopó incluso a equipos de fútbol enteros. Y hace veinte años, una atleta germano- oriental de 28 años llamada Marita Koch corrió los 400 metros en 47,60 segundos, algo que ninguna otra atleta ha superado hasta hoy y que sólo fue posible gracias a la citada sustancia anabolizante, un esteroide. El récord figura en la lista oficial de la Asociación Alemana de Atletismo (DLV) como también el de la corredora Ines Geipel. A diferencia de Koch, Geipel ha pedido por escrito a la DLV que borre su nombre de la lista. Tras recibir con gran sorpresa la carta de Geipel, la asociación de atletas creó una comisión para examinar la autenticidad de todos los récords que registra. Alemania ya ha indemnizado a unas 300 víctimas de dopaje del antiguo régimen oriental a través de un fondo creado en 2002 por decisión del Bundestag, el Parlamento federal. Los diputados contaban con que las solicitudes iban a ser por lo menos quinientas, pero de momento no se ha alcanzado esa cifra. Los antiguos deportistas han recibido unos 6.600 euros cada uno. Sin embargo, la novedad de la demanda presentada por Karen König estriba en que el organismo contra el que se dirige es el propio Comité Olímpico Nacional, al considerar la ex nadadora que se trata de la entidad sucesora directa de los responsables de esas prácticas criminales, que los dirigentes comunistas atribuían al decadente bloque occidental.