Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 Los sábados de ABC SÁBADO 5 11 2005 ABC DISEÑO Y FORMA Tras décadas entregado sólo a la moda, Modesto Lomba combina las tijeras con el compás. Para empezar, ha restaurado un palacio de Sevilla. Lomba y Felipe Santamaría dejan su sello en esta entrevista Lomba se pasa a la arquitectura TEXTO: PATRICIA ESPINOSA DE LOS MONTEROS ¿Qué tienen en común la alta costura, un entrenador personal, un profesor particular, un viaje a medida o un shopper Pues es sencillo, nada menos que la preocupación por personalizar, por dar un servicio estudiado, de gran calidad, diferente y adaptado a cada uno. Es justo lo contrario del prêt à porter las clases colectivas, los viajes de grupo y el uniforme. Son en realidad dos filosofías diferentes que bucean en dos realidades. La del aeróbic versus pilates. ¿Buenas las dos? Sí, aunque ambas reflejan dos tendencias antagónicas. En la primera de ellas, surge con fuerza el deseo de una vivienda a la medida, con la distribución y los acabados que uno quiere, todo lo contrario del piso piloto con sus tres opciones. Y siguiendo aquella línea de creación, ya trazada con su socio Luis Devota hace muchos años, el gran diseñador Mo- desto Lomba, junto a Felipe Santamaría y su equipo, acaban de presentar su primer proyecto de arquitectura. Nace este nuevo estudio con una restauración en pleno corazón de Sevilla. Un palacio del Siglo XIX en el barrio de San Lorenzo que se va a redistribuir en siete apartamentos de entre 100 y 120 metros cuadrados, con zonas comunes en las que se aprovecharán los elementos originales del edificio, patio, zaguán, jardín... pero con todas las comodidades que requiere una supervivien- Nuestro concepto de la costura es arquitectónico. Al cabo, al crear un modelo se trabaja con volúmenes Estado actual del patio del palacio de Santa Ana da de lujo (garaje, piscina, gimnasio) Con la mente puesta en un cliente de alta costura donde el espacio se podrá personalizar en una relación muy cerrada entre cliente y diseñador, pero siempre bajo el sello particular de Devota Lomba Estudio. -M. L. No sólo los diseñadores nos metemos en arquitectura. Son frecuentes los casos en los que se cruzan barreras, y basta recordar a Miyake y Paco Rabanne, arquitectos, a Ángel Schlesser, abogado, o a Pernas, que es ingeniero, y se dedican al diseño de moda. Tendemos a un concepto nuevo de diseño global. ¿Tenían claro desde el principio este concepto? -M. L. Sí, lo que pasa es que, cuando montamos nuestro taller, corrían los años 80. Era otra época y sobre todo en España no era el momento todavía, pero ya habíamos trazado alguna línea de muebles, sólo como ejercicio interno nuestro. Felipe Santamaría es arquitecto, se incorporó hace quince años y ha conservado ese espíritu, que ahora va a poder desarrollar. Nuestro concepto de la costura siempre ha sido arquitectónico. Al cabo, al crear un modelo también trabajas con volúmenes, como con un edificio. -De la moda hasta la arquitectura, ¿cuántos campos han tocado? -Hemos hecho incursiones en joyería, una colección de hogar, mobiliario, relojes, novias o comunión, también pequeños trabajos de interiorismo en espacios reducidos. Pero ésta es nuestra primera gran obra, aunque la simultaneamos con otros proyectos que van a venir incluso de fuera de España. ¿Por qué en este caso alto