Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional SÁBADO 5 11 2005 ABC Un policía y sus cómplices, falsos agentes, robaban alijos de droga a narcos El funcionario, adscrito a Estupefacientes en Fuengirola, era uno de los ejecutores de los golpes CRUZ MORCILLO MADRID. Es policía pero actuaba como un delincuente; en sus ratos libres pertenecía a una organización de la Costa del Sol, integrada por españoles, La Policía les ha intervenido dos pistolas, grilletes, coches y droga DGP marroquíes y colombianos, que se dedicaba a robar alijos de droga a otras bandas de narcotraficantes y a asaltar sus viviendas. Para los golpes aprovechaba la información que obtenía en su condición de agente de la ley. Ahora, ha sido detenido por sus compañeros, junto a otras siete personas, según informó la Dirección General de la Policía. El líder del grupo es un individuo que había pertenecido a la policía local, de forma esporádica según fuentes de la investigación. El pasado 16 de octubre, agentes del Greco de la Policía descubrieron el primer golpe de la banda. Varios miembros de la organización, entre ellos los dos agentes, robaron una partida de unos 150 kilos de hachís a otra red de narcos dedicada a la distribución de esta droga en la Costa del Sol. Con placas, carné y pasamontañas El asalto se produjo en la explanada del centro comercial Eroski de Fuengirola. Los ladrones se hicieron pasar por policías en servicio. Participaron Raúl P. A. de 32 años, cabecilla de la organización, que trabajó como policía local durante un tiempo y exhibía una placa y un carné de este Cuerpo y Juan José R. J. de 45, agente de la escala básica del CNP, adscrito al grupo de drogas y crimen organizado de la Comisaría de Fuengirola (Málaga) Todos actuaron a cara descubierta, excepto el policía nacional que se ocultaba tras un pasamontañas. Días después, ya con la intervención de la Unidad de Asuntos Internos, se fijó una cita entre los ladrones para repartirse la droga- -la distribuían a partes iguales entre todos- y en ese momento intervineron los funcionarios y detuvieron a los falsos policías y al auténtico. En total arrestaron a ocho personas: las dos mencionadas, la novia del líder, María del Rosario O. G. otros dos españoles José Antonio L. A. y Santiago P. M. un mauritano nacionalizado, un colombiano y una británica. Los investigadores registraron varias viviendas en Torremolinos, Benalmádena, Fuengirola y Marbella. En la casa del jefe se intervinieron 44 kilos de hachís, dos pistolas semiautomáticas, un carné de policía local falsificado, tres placas de policía local, dos BMW y un Audi, equipos de transmisión, móviles, videocámaras, así como dos pasamontañas, grilletes y lazo. Los agentes tienen más que sospechas de que no es el primer golpe que comete el grupo, aunque no han podido probar asaltos anteriores. El funcionario de Fuengirola implicado ya tenía varios expedientes aunque ninguno por hechos tan graves como éstos según fuentes de la investigación, de ahí que se le mirara con lupa.