Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura VIERNES 4 11 2005 ABC Pablo Milanés: Sigo siendo un revolucionario; cambió la Historia, pero yo no El músico cubano emprende hoy en Granada una gira por varias ciudades españolas b El autor de Yolanda y Yo no te pido no viene de vacío, lleva en la mochila su nuevo disco, Como un campo de maíz en el que recupera canciones de juventud MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Son ya más de cuarenta años a pie de obra, a pie de canción, los que lleva el cubano Pablo Milanés tirando de trova y melodía. Un nombre tan propio como imprescindible de la música cantada en español en estas décadas. Hoy mismo, el cantor emprende en Granada una gira en la que visita varias localidades españolas (día 5, San Roque, Cádiz; 7, Madrid; 9, Oviedo; 10, Murcia; y día 12, Vigo) y lo hace, además, con nuevo disco en la mochila: Como un campo de maíz en el que, curiosamente, recupera algunas canciones de cuando apenas contaba veinte años (ahora tiene 62) es decir, escritas incluso antes de que surgiera el movimiento de la Nueva Trova Cu- bana. Movimiento encabezado por Silvio Rodríguez mantenemos una buena relación dice sin demasiado entusiasmo) y el propio Milanés, un movimiento que, tal y como ahora recuerda, consiguió hacerse un hueco dentro del gigantesco mapa de la música de la isla: Nos ganamos una posición y una manera de hacer las cosas al incorporar a nuestras canciones todo lo que nos tocó vivir como generación, política, histórica y culturamente En sus actuaciones no faltarán, por supuesto, muchos de sus clásicos tanto debido a que el público los sigue pidiendo como porque a mi también me gusta recuperarlas Esta gira tiene especial interés para el cubano que se la plantea con unas importantes expectativas personales, no vaya a ser que el público se haya olvidado de mí Otros grandes de la música popular suramericana como Gilberto Gil y Rubén Blades son hoy ministros en sus respectivos países, Brasil y Panamá, sin embargo, Pablo Milanés, que fue miembro de la Asamblea Nacional cu- Pablo Milanés, el cantautor cubano, ayer en un hotel madrileño bana, no ha sentido la tentación de ir tan allá como sus colegas, sobre todo porque no me gustaban las reuniones, no me sentía cómodo, ni tenía la suficiente disciplina, ni la suficiente constancia No obstante, no le importa meterse en los berenjenales de comentar la situación política en la Per- EFE El artista tiene un interés muy especial en estos conciertos, no vaya a ser que el público se haya olvidado de mí la del Caribe. Por supuesto que mi visión política de las cosas no es la misma hoy que en los sesenta, entre otras razones porque las épocas son muy distintas. Entonces los análisis eran más sencillos, quizá más sentimentales. Fueron tiempos muy hermosos De cualquier forma, y aunque asegura que no es un adicto al régimen cubano siempre hay cosas que matizar, siempre hay margen para las críticas o para las apologías Milanés aún parece tener las cosas muy claras: En esencia me sigo considerando un revolucionario; ha cambiado la Historia, pero yo no A otros no se sabe, pero a este hombre, desde luego, la Historia (al menos la de la música) le absolverá.