Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 11 2005 91 Deportes Manotazo de autoridad El Barcelona bordó el fútbol en la primera parte y dio todo un recital frente a una caricatura de equipo que colaboró con el espectáculo ENRIQUE YUNTA BARCELONA. Fútbol en estado puro. El Barcelona selló su pase a los octavos de final de la Liga de Campeones dando todo un recital en el Camp Nou. Fueron cinco, pero pudieron ser veinte. Y no es una exageración. El Barça ya ha encontrado la senda del triunfo y, a día de hoy, es el equipo que mejor fútbol practica dentro de la competición continental, lo que le convierte en uno de los principales candidatos al título. Pero surge la incógnita de siempre: ¿qué pasaría si se enfrenta a un equipo de entidad como el Juventus o el Chelsea? Porque, claro, el Panathinaikos de ayer fue una banda de regional. Peor aún. Decía su entrenador, el italiano Alberto Malesani, que ganar en Can Barça no sería un milagro. Iluso. Con los jugadores que tiene y con las pocas ganas que demostraron no ganarían ni al filial azulgrana en el Mini Estadio. Fue un esperpento de equipo con una defensa tan blanda que se rompió a los 40 segundos con el primer tanto local. Era el preludio de una goleada rotunda y escasa. Por norma, los capitanes desprecian el sorteo inicial y le dan mucha más importancia a escoger campo que a tener la primera posesión. Pues quien juegue contra el Panathinaikos ya sabe lo que tiene que hacer. Sin que se hubiera llegado al minuto de juego, el equipo azulgrana ya estaba por delante. Sacó el Barcelona y el balón llegó hasta Valdés, que lo movió de un lateral a otro hasta que lo cogió Iniesta. Pase preciso a Van Bommel, que por alto supera a Galinovic, que seguramente no se había colocado porque su salida fue tan mala como inútil. Partido sentenciado. El Villarreal gana al Benfica (0- 1) en Lisboa y se coloca líder de su grupo, en el que perdió el Manchester BARCELONA PANATHINAIKOS 5 0 Antes del descanso el Barcelona sentenció a los griegos con el segundo gol de Eto o después de una sensacional triangulación entre Messi, Ronaldinho y el africano. Sí, por si alguien lo dudaba, Darlas volvió a cantar. El tercero de Eto o, un golazo Como era de esperar, la segunda parte no fue tan frenética. Es difícil mantener el acelerador a fondo y, a decir ver- dad, tampoco era para humillar al Panathinaikos, que contribuyó al espectáculo desde el pitido inicial. Eso sí, el gol de la noche estaba por llegar. De nuevo Samuel Eto o, que está en un momento tan dulce- -pese a llevar dos jornadas en Liga sin marcar- -que se atrevió con un disparo cruzado desde el vértice del área al palo contrario. Galinovic lo hizo más bonito con su estirada. El colofón a una jornada redonda. Barcelona (4- 3- 3) Valdés; Oleguer, Puyol, Edmilson, Gio van Bronckhorst; Iniesta (Motta, m. 51) Xavi (Ezquerro, m. 70) Van Bommel (Gabri, m. 60) Messi, Eto o y Ronaldinho. Panathinaikos (4- 5- 1) Galinovic; Vintra, Darlas (Tziolis, m. 60) Biscan (Kotsios, m. 46) Morris; Nilsson, Flavio Conceiçao, González, Seric (Wooter, m. 79) Leontiou; y Papadopoulos. Árbitro Rene Temmik, de Holanda, que dirigió su último partido como internacional. Mostró cartulina amarilla al visitante Morris. Goles 1- 0, min. 1: Van Bommel. 2- 0, min. 14: Eto o. 3- 0, min. 34: Messi. 4- 0, min 40: Eto o. 5- 0, min. 65: Eto o. Autopista en la banda derecha El Barcelona entendió que el lateral izquierdo heleno, un tal Darlas que vestía camiseta blanca con el dorsal 31, era un amigo. Seguramente Darlas es de los que cree que es mejor que hablen mal de uno antes de que no hablen, porque su recital en el Camp Nou fue tremendo. Falló en todos los goles del primer acto, especialmente en el tercero, el de Messi- ¡por fin! Se hizo un lío monumental con Biscan y el argentino, tenaz como nadie, le robó la cartera y se estrenó en esta faceta. Antes Eto o había marcado el segundo con un sensacional cabezazo a pase de Iniesta. Por cierto, Darlas no cerró, aunque los centrales dejaron al camerunés solo y menudo es éste para perdonar. Una primera parte de ensueño con llegadas continuas y ocasiones clarísimas. Juego rápido, rapidísimo, presión asfixiante y una ambición impropia en los tiempos que corren. Pero el Barça tiene hambre. Leo Messi se lleva el balón ante Biscan con Morris detrás EFE Helguera, otra duda blanca para el clásico Sufre una rotura fibrilar de grado uno en el cuádriceps de la pierna derecha y estará de baja entre quince y veinte días, mientras que Salgado podría jugar el domingo frente al Zaragoza ABC MADRID. Después de las pruebas realizadas se ha diagnosticado que Iván Helguera tiene una rotura fibrilar de grado uno en el músculo cuádriceps derecho. Se piensa que el jugador tendrá que estar de baja entre quince y veinte días y el objetivo es poder recuperarlo para el partido del 19 de noviembre ante el Barcelona. Helguera se une pues al rosario de dudas que Luxemburgo tendrá para ese partido, pues hay que recordar que jugadores como Ronaldo o Baptista están acelerando su preparación para poder estar listos para ese encuentro. El caso de Zidane es parecido porque lo que está buscando es su mejor puesta a punto, pero también ha fijado el objetivo de reaparecer en dicho encuentro ante los azulgrana. Aparte de Helguera, otros cinco jugadores acabaron el partido ante el Rosenborg con molestias (todos ellos habían sido tratados entre algodones por los fisios del Madrid) Se trata de Raúl, Woodgate, Beckham, Sergio Ramos y Míchel Salgado. De ellos, el lateral fue ayer noticia porque se supo que podrá evitar el quirófano y no tendrá que ser operado de su pequeña fractura malar. Salgado acudió a la clínica Ruber no sólo para realizarse el tac que diagnosticó que no tendrá que ser operado, sino también para que le examinaran de la rotura fibrilar en la pierna izquierda que le impidió jugar varias jornadas, Los doctores tomaron la decisión de aplicarle un trabajo específico durante estos días para que el gallego pueda estar a punto el próximo domingo ante el Zaragoza. Si no pudiera hacerlo, Luxemburgo optaría por colocar a Diogo en esa demarcación, donde ha venido siendo titular desde la lesión de Salgado.