Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 JUEVES 3 11 2005 ABC Economía La alemana Telekom descarta entrar en la puja por O2 y anuncia 32.000 despidos Los analistas creen que Telefónica no tendrá problemas para cerrar la compra del grupo británico b Los mercados ven cada vez más difícil que otras empresas, como France Telecom o la china Hutchison Whampoa, presenten una oferta que compita con la española GUILLEM SANS SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. Telefónica no parece que vaya a tener ningún obstáculo para completar la compra de la operadora británica O2, por la que ha ofrecido 26.000 millones de euros. El grupo alemán Deutsche Telekom (DT) anunció ayer que renuncia a presentar una contraoferta, de modo que la compañía española no tiene ahora ningún competidor serio en esta operación. El director financiero del consorcio germano, Karl- Gerhard Eick, señaló en un comunicado que una contraoferta no sería de interés para los accionistas Esta negativa pone fin a las conjeturas sobre el interés de Telekom por la compañía británica. Los alemanes, sin embargo, planeaban comprarla a principios de año con ayuda del grupo holandés KPN e incluso entablaron negociaciones en este sentido. Sin embargo, no fue posible el acuerdo entre DT y KPN, por lo que de haber presentado una oferta la habría tenido que materializar la empresa alemana en solitario, una posibilidad que hasta ayer mismo barajaban como posible los analistas. La negativa de la empresa alemana a presentar una contraoferta por O2 supone para los analistas la constatación de que no hay muchas posibilidades de que se presente una opa competidora a la de Telefónica Hasta hace unas semanas se había especulado también con la posibilidad de que O2 estuviera bajo la lupa del grupo francés France Telecom, cuyo programa NExT busca configurar un operador de servicios telefónicos y de telecomunicaciones integrado en toda Europa, lo que supone además ampliar su presencia en otros países. A pesar de que en el reino Unido ya cuenta con Orange, algunos analistas la habían señalado como posible comprador de O2, una posibilidad a la que portavoces de la compañía francesa declinaron ayer hacer comentarios. Junto a los franceses, el grupo chino Hatchison Whampoa también había sido señalado por los expertos como un posible interesado, pero la renuncia de Deutsche Telekom, el mayor interesado en la operación a priori, indicaría, según los analistas, que cada vez son menos las posibilidades de que se produzca una opa competidora. En Alemania, el antiguo consorcio estatal DT copa, sin embargo, los titulares de prensa por otro motivo: su anuncio de que eliminará 32.000 puestos de trabajo en los próximos tres años. Las jubilaciones anticipadas e indemnizaciones que comporta esta amplia reestructuración de personal costarán 3.300 millones de euros. Critica sindical, subida en Bolsa Mientras los sindicatos calificaban ayer de irresponsable la medida, los inversores la bendecían con una subida de la acción de Telekom en un 2,28 hasta alcanzar los 14,83 euros en la Bolsa de Fráncfort. La renuncia a presentar una contraoferta a la adquisición de O2 también pudo contribuir a ese incremento. DT, la mayor compañía de telecomunicaciones de Europa y uno de tantos otros jugadores globales que recortan personal de forma masiva en Alemania, ha eliminado 100.000 puestos de trabajo en los últimos diez años. En junio pasado empleaba a 244.000 personas, entre ellas 46.600 funcionarios. La nueva reestructuración se verá aliviada por la creación de 6.000 nue- Una trabajadora de DT, durante una protesta contra los planes laborales de la empresa vos puestos en el negocio de fibra óptica de alta velocidad y en las tiendas Telekom. Los cambios que se producen en el sector en todo el mundo, el velocísimo desarrollo tecnológico y especialmente la dura competencia en el ámbito de teléfonos fijos y banda ancha, favorecida en Alemania por la fuerte regulación, agudiza los retos que afronta todo el consorcio argumentó la empresa en el comunicado en el que anunció ayer su decisión. Franz Treml, vicepresidente del sindicato Ver. di, declaró que la medida sólo sirve para favorecer el curso bursátil de la compañía y recordó que el último balance de Telekom arroja un superávit récord y altos dividendos. De hecho, en el primer semestre de este año Telekom tuvo unos beneficios de 1.953 millones de euros, un 61,5 más que en el mismo periodo del año anterior. Hace sólo dos años, en marzo de 2003, el consorcio arrojaba aún las ma- ING reducirá su plantilla en Bélgica, Holanda y Luxemburgo en 4.100 trabajadores ABC MADRID. El banco holandés ING reducirá su plantilla en 4.100 trabajadores en el área de operaciones y tecnologías de la información en la región de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo, en el marco de la estrategia del grupo de mejorar la eficiencia de sus actividades, indicó ayer la compañía. En concreto, el grupo eliminará 500 puestos de trabajo en su división de tecnologías de la información y operaciones. La compañía precisó que en algunos casos se hará a través de la salida natural de la empresa por jubilaciones. Además, ING deslocalizará 2.200 puestos de trabajo, que serán transmitidos a otras empresas en el extranjero, que se encargarán de suministrar los servicios llevados a cabo por estos trabajadores. Finalmente, la firma indicó que los contratos de 1.400 trabajadores externos de ING no serán renovados. La cifra de 4.100 puestos de trabajo supera a las primeras estimaciones del grupo, que fueron anunciadas el pasado 13 de julio y preveían una reducción de 1.000 puestos de trabajo y la deslocalización de otros 2.200. Con estas medidas, la firma holandesa pretende incrementar sus ahorros de costes en 190 millones al año a partir de 2008, una cifra que también es superior a la estimación de 39 millones de euros anuales realizada en julio. La responsable de la división de tecnologías de la información en el consejo de administración de ING, Eli Leenaars, afirmó que en el que caso de los puestos de trabajo que serán eliminados la compañía tratará de que estos trabajadores pasen de un empleo a otro dentro de un plan social que será aplicado a las actividades de la firma en Países Bajos y Bélgica, y que ha sido acordado con representantes sindicales.