Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 11 2005 55 El mes de octubre acaba como el segundo más lluvioso de los últimos diez años Las negociaciones están siendo llevadas por De La Vega, Rubalcaba, Blázquez y sus principales asesores La reapertura del diálogo, roto en julio pasado, fue gestionada por sectores cristianos cercanos al PSOE cuestiones: en primer lugar, una mayor prudencia a la hora de salir a la calle en segundo término, tratar de solucionar los conflictos de poder en los medios de comunicación propiedad de la Iglesia. Tras un largo debate, en el que Blázquez contó con el apoyo inmediato tanto de Sistach como de Amigo, la cita culminó con la decisión de que la cúpula episcopal no acudiría a la manifestación del próximo 12 de noviembre contra la reforma educativa. El Ejecutivo echa en falta un liderazgo más fuerte de Blázquez b Moncloa espera que se produz- ca un gesto por parte del Vaticano que refuerce la posición del presidente del Episcopado al frente de la Iglesia española PEDRO ONTOSO BILBAO. En las últimas semanas se daba por hecho un gesto del Gobierno hacia la figura de Ricardo Blázquez como presidente de la Conferencia Episcopal, a la que llegó por un apurado margen de votos. En vísperas de la anunciada manifestación contra la reforma educativa y con la sensación de puentes rotos entre la Iglesia y el Ejecutivo, en Moncloa se echa en falta un liderazgo más patente del número uno del Episcopado. De materializarse, el acuerdo sobre la asignatura de Religión sería un oportuno regalo en las alforjas del obispo de Bilbao. Que se le vea La frase se ha oído en el entorno de Rodríguez Zapatero, ante la omnipresencia de monseñor Cañizares, arzobispo de Toledo, y del cardenal Antonio María Rouco Varela, proclives a un discurso más duro. En el complejo de la carretera de La Coruña son conscientes, sin embargo, de la debilidad de Blázquez, que sucedió al arzobispo de Madrid con un precario apoyo. Desde Moncloa se mira hacia Roma, en espera de un movimiento que fortalezca la posición del obispo abulense. Los convocantes de la manifestación del 12- N CHEMA BARROSO FERE- CECA se suma hoy a la manifestación contra la LOE Las organizaciones educativas FERE- CECA y Educación y Gestión anunciarán esta mañana en rueda de prensa su participación definitiva en la manifestación del próximo 12 de noviembre contra la reforma educativa. Estas dos asociaciones, firmantes del primer acuerdo para la convocatoria de una marcha, decidieron posponer su decisión final hasta agotar todas las vías de diálogo con el Educación, en especial en lo referente a la enseñanza concertada. Por otra parte, el Gobierno tendrá que hacer frente hoy a dos enmiendas de totalidad presentadas por el PP y CiU al proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) Los populares llevarán hasta el Pleno del Congreso un texto alternativo y una memoria económica, mientras que CiU sólo lo primero. Ambos grupos políticos coinciden en considerar que el texto de la LOE no garantiza la libre elección de colegio. El PP también hace especial hincapié en que se preserve el contenido común de los niños de nuestro país. De ahí que plantee unas enseñanzas mínimas del 55 por ciento para las comunidades con lengua propia y el 65 para las que no la tienen. Ya que, según el PP, el texto de la reforma no garantiza estos mínimos. Obispos tras la pancarta Desde la Conferencia Episcopal se ha subrayado a este diario que la presencia de obispos en manifestaciones está justificada para situaciones excepcionales, y hay que ver cuáles son y cuáles no tanto En este sentido, la tesis episcopal entiende que era absolutamente necesario estar en la manifestación contra los matrimonios gay, mientras que en la del 12- N las instituciones educativas presentes ya son lo suficientemente importantes Y que acudan varias decenas de obispos a la marcha, como sucediera el 18- J, sería dar un golpe muy duro a las negociaciones indican fuentes episcopales. El consenso alcanzado en el Comité Ejecutivo no quiere decir que sus miembros no puedan animar a sus fieles a acudir o se declaren partidarios de las reivindicaciones planteadas por los manifestantes, tal y como subrayó la Conferencia a finales de septiembre. Ni, mucho menos, obligar a otros prelados a que no acudan a la cita. De hecho, los obispos de Tarazona y Huesca, Demetrio Fernández y Jesús Sanz, ya han anunciado su presencia. Monseñor Sanz, en una carta dirigida a sus fieles y tras recordar que la Conferencia Episcopal no es la convocante, ni ha tocado a rebato para organizar un desfile de mitrados con pancarta apunta que acudirá a título personal No es la clase de Religión, sin más, lo que se quiere erradicar, sino que es un modelo de hombre y un perfil de futuros votantes lo que se desea imponer, la enseñanza al servicio de un poder que tiene tantos recursos, pero que no logrará atar nuestra libertad apunta el prelado. Finalmente, el obispo auxiliar de Madrid, Eugenio Romero Pose, ha enviado un escrito a los fieles de la archidiócesis con un comunicado del Foro de Laicos de Madrid en el que este organismo llama a la manifestación. Nombramientos en la Curia Una vez concluido el Sínodo, en el Vaticano se barruntan nombramientos en la Curia. En los medios políticos de Madrid se habla de que Cañizares viajaría a la Santa Sede, al dicasterio de Educación Católica, ahora bajo la batuta del cardenal Zenon Grocholewski, un reconocido intelectual polaco. Gran canciller de la Universidad Gregoriana, también es miembro de las congregaciones de obispos y para la Doctrina de la Fe, todos ámbitos muy familiares para el primado. Puente de plata para un personaje de la línea dura, que dejaría el camino libre a una actuación más decidida de Blázquez. Una posibilidad que agradaría al Ejecutivo, pero que no encaja en las quinielas de los medios eclesiásticos La opción Rouco descolocado tras el fracaso de su reelección, siempre se ha barajado. El cardenal pertenece a media docena de dicasterios y viaja a menudo a Roma. El obispo de Bilbao sería ascendido a arzobispo y trasladado a Madrid, con lo que su figura se vería reforzada y su posición quedaría más blindada.