Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 3 11 2005 Nacional 25 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN, EN EL CONGRESO LA VOZ DE LA CALLE MADRID BARCELONA En las calles de la capital, en sus bares, en sus taxis, el debate de ayer apenas suscitó interés más allá del tópico, del chascarrillo o de algún típico exabrupto La mayoría de los catalanes aprovechó la mañana soleada para pasear o llenar las terrazas y la tarde- noche la dedicó a ver el partido por la televisión La procesión (y el debate) fue por dentro POR M. DE LA FUENTE El Barça venció por goleada POR ÁNGEL MARÍN dioso de un diario deportivo, mienEn los bares de Madrid, donde late el BARCELONA. Normalidad y trantras se echaba al coleto un aguardiencorazón de la capital de España, el dequilidad en las calles de Cataluña. te. De nuevo el 14 del Madrid, Guti: bate del año se manifestaba ayer una Los catalanes recuperaron ayer su Quiero mucho a Di Stéfano vez más en toda su virulencia, en toactividad cotidiana después de la rePor la tarde, las grandes estrellas da su aspereza, en toda su acritud: saca festiva del puente de Todos los del debate fueron el puercoespín y su ¿Guti sí, o Guti, no? Porque al otro, al Santos. Muchos ciudadanos aprovepermané. Aunque el mejor comentaotro debate, al del siglo, al del Estatucharon la mañana soleada para pario fue el del farmacéutico: A mí lo to, parece que ni se le conocía ni se le sear por Las Ramblas o tomar un apeque de verdad me importa del Estatuesperaba. A pie de calle, por restallar ritivo en las terrazas de Barcelona al to es saber quién va a pagar la ortosólo restallaba el látigo de la indifemargen del debate del Estatuto catadoncia de Ronaldinho rencia o, como mucho, el del tópico lán en el Congreso de los Diputados. A pie de calle, en Madrid, el fútbol pues que se separen el del chascaLa mayoría de los catalanes que, en aún gana a la política por goleada. rrillo parece un enano de jardín algún momento del día, sintonizaBueno, mientras nadie nos meta un por Carod) o el exabrupto dinamiteron con el Pleno del Congreso de los gol en propia puerta. ro esto lo arreglaba yo con dos Diputados, cambiaron de canal cuan Bastante tengo con ocuparme del GPS, del tráfico, de los municipales, de los moteros y de los autobuseros como para escuchar a los políticos decía Juan, un joven taxista camino de la Plaza de Neptuno, la misma en la que un minúsculo grupo de manifestantes con banderas preconstitucionales, yugos y flechas, era fotografiado por los guiris (tipical spanish, se supone) de un autobús turístico. En el mismísimo kilómetro 0, que de momento sigue siendo el rompeolas de todas las Españas, esto es, en la Puerta del Sol y sus aledaños populosos y ruidosos (Pasaje de Matheu, calle de la Victoria, calle de la Cruz... ni un televisor encendido, ni un comentario, ni un transistor. Tampoco en la Plaza Mayor, ni en el Mercado de San Miguel. No crean, ayer, la procesión ibar por dentro. Otro taxista, en una onda muy divina, rumiaba una exclamación (pareLas protestas contra el Estatuto se vieron en algunas calles de Madrid ÁNGEL DE ANTONIO ce que se acordaba de la madre de alguien) cuando en el hemiciclo Rovira decía aquello tan amenazante de si usted nos cierra la puerta qué camino nos queda y ni siquiera se inmutaba cuando el locutor anunciaba poco después variados apocalipsis que se ciernen sobre nosotros. Al otro lado de la ciudad, lejos del centro, más allá de la M- 30, la gente andaba más preocupada por el menú del día (judías verdes, pechuga de pollo, vino o refresco y café por 8 euros) que por la rueda de Prensa de Maragall poco después de las dos de la tarde. No me pregunten el motivo, pero el más preocupado de los contertulios apuntó: Parece Luis Aragonés ¿Será cosa de la repesca? Otro, boquerón va y boquerón viene, pero con un sentido del humor más visceral se lo tomaba con mucha más espuma: Antonio- -por el dueño- supongo que hoy invitarás a cava Por mí se pueden meter el cava... Por ahí, se supone. A su lado, un mecánico se detenía en un titular enjun- El debate no fue seguido con mucho interés en los bares de Barcelona ELENA CARRERAS do empezó el encuentro de la Liga de Campeones entre el Barcelona y el Panathinaikos. El fútbol, una vez más, relegó a la política a un segundo plano de la actualidad; el Barca venció por goleada al Estatuto. La histórica y larga jornada parlamentaria no despertó demasiado interés en la mayoría de los ciudadanos de Cataluña, pese al gran despliegue de televisiones y radios estatales y autonómicas que retransmitieron en directo las intervenciones en la Cámara Baja antes de la votación para admitir a trámite la reforma del proyecto estatutario. Los catalanes, igual que el resto de españoles, desayunaron con las declaraciones previas de los diferentes líderes políticos sobre la oportunidad o la inconveniencia de Estatuto; almorzaron con el resumen de las intervenciones de Artur Mas (CiU) Manuela de Madre (PSC) y Josep Lluís Carod- Rovira (ERC) para defender la propuesta catalana; merendaron con los discursos antagónicos del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y del jefe de la oposición y líder del PP, Mariano Rajoy, y cenaron con el parlamento de alguno de los portavoces de grupos minoritarios. Muchos se fueron a dormir con el discurso de fondo del orador de turno y sin conocer el resultado de la votación. Todos los ciudadanos padecieron un empacho mediático sobre el debate del Estatuto en el Congreso que no generó confrontación ni tensión ni crispación en las calles de Cataluña. No obstante, los jóvenes de ERC anunciaron ayer el inicio de movilizaciones en la calle para apoyar al Estatuto aprobado en el Parlamento autonómico y evitar los recortes que pueda sufrir en las Cortes españolas. En el cartel principal de la campaña de las JERC aparece la foto del Rey Juan Carlos, junto a las de Zapatero, Rajoy, Bono y Piqué, encima de un símbolo de prohibido recortar y el lema ¡Queremos el Estatuto entero! ¡Hacia la independencia!