Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN, EN EL CONGRESO EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO JUEVES 3 11 2005 ABC Zapatero proclama a Cataluña identidad nacional y censura la inconsistencia del PP Avanza que el Estado no renunciará a sus impuestos exclusivos y desautoriza el blindaje de competencias Estatuto pretensiones de soberanía y acaba con un elogio a Guerra para recordarle que él también hablaba de España como nación de naciones en 1979 MANUEL MARÍN MADRID. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se presentó ayer en el debate que permitió dar luz verde a la tramitación del Estatuto de Cataluña con una doble cara: primero, la faz diplomática que ofreció a las cuatro de la tarde, cuando en su primera intervención se erigió en garante de la pervivencia de la Constitución, en promotor de un acuerdo global- -a excepción del PP- -para reformar el texto, y en corrector de los excesos inconstitucionales que incorpora el Estatuto. Segundo, la cara agresiva con voz punzante que presentó a las diez de la noche, más de seis horas después de haberse iniciado el debate, no tanto para defender la legitimidad del Estatuto y su llegada al Congreso- -ya lo había zanjado antes- como para exponer toda una lista de agravios al PP, la que antes había obviado, y especialmente a la conducta mantenida en las últimas semanas por Mariano Rajoy. En un tono que superaba el reproche para convertirse en acusación directa, Zapatero escenificó lo que ya nadie discute: a estas alturas de la legislatura, no le compensa disimular que lidera una estrategia de aislamiento del PP, b Niega al que ayer volvió a ponerse de evidencia en la votación. Por eso, y tras constatar que Rajoy no corregiría un ápice su frontal rechazo al Estatuto ni sus imputaciones al Gobierno, Zapatero le censuró, muy irritado, su poco respeto democrático por ausentarse del hemiciclo cuando intervenía el portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba; despreció el recurso fácil de Rajoy al insulto personal como forma combatir el Estatuto, y le acusó de tener una profunda incultura constitucional Falso de toda falsedad Es falso de toda falsedad que haya una reforma encubierta o subrepticia de la Constitución añadió el jefe del Ejecutivo, quien negó al Estatuto cualquier pretensión de soberanía El hemiciclo entraba en un calor que parecía no llegar nunca y Zapatero contribuyó a encender los ánimos en el PP denunciando la incoherencia de Rajoy al dar lecciones de amor a la Constitución cuando en 1978 su familia política- -dijo dirigiéndose al líder del PP- -tenía muchas dudas. Han pasado ustedes de la frialdad a la intransigencia constitucional añadió entre protestas de los bancos del PP. Pero Zapatero no se detuvo. Más allá, aunque sin citar a José María Aznar, ironizó con el patriotismo del PP toda vez que el ex jefe del Ejecutivo arremete contra su Gobierno en el extranjero denunciándole como impulsor de una balcanización de España. Incluso resucitó el 11- M, Irak, el terrorismo de ETA o el plan Ibarretxe para demostrar que los pronósticos del PP contra su Gobierno nunca se cumplen. Ustedes se equivocaron entonces y se equivocan ahora. Y cuando se apruebe el Estatuto, les recordaré que también en este caso se han equivocado y que engañaron a los ciudadanos Este tono fue muy distinto al que empleó a primera hora de la tarde, cuando apenas treinta y seis minutos bastaron a Zapatero para dar la bienvenida al Estatuto; para transmitir al tripartito catalán y a CiU la advertencia de que tendrán que asumir severos recortes en el texto porque en su actual redacción supera con creces el marco constitucional, y para recordar al PP que depende de sí mismo para no dar un portazo porque hoy empieza el tiempo de la conciliación, del fin de la intransigencia La primera intervención de Zapatero estuvo plagada de mensajes en varias direcciones. Al ciudadano le transmitió que subía a la tribuna pensando en España al beligerante PP, que Zapatero sonríe mientras se guarda la ramita de romero que le dio Manuela de Madre este es un debate sobre la fuerza de la democracia y el valor de la Constitución no un debate sobre la reforma de la Carta Magna en el que valga alimentar el temor a la España plural y a los proponentes del Estatuto les marcó una decena de límites genéricos en la convicción de que una Cataluña fuerte hace más fuerte a España Zapatero reservó sus reproches al texto estatutario para la segunda parte de su discurso. Antes, se quiso ocupar de demostrar que al votar a favor de la tramitación y corrección del Estatuto no actúa al margen de la Carta Magna, sino guardándola como referente. La propuesta que hoy examinamos emana de la Constitución, en ella está prevista, es un producto de la Constitución que no es sino la poderosa fuen- LAS CLAVES DEL DISCURSO DE ZAPATERO El valor de la Constitución. El que hoy protagonizamos es un debate sobre la fuerza de la democracia y el valor de la Constitución. No es un debate sobre la reforma de la Constitución, sencillamente porque no puede serlo Legitimidad de la reforma estatutaria. El Estatuto de Cataluña y la posibilidad de reforma de ese mismo Estatuto existen porque existe la Constitución democrática; esa es la poderosa fuente de su legitimidad Unidad no es uniformidad. Reconocer la diferencia como parte de nosotros mismos; admitir que la unidad del Estado no significa su uniformidad; y que el centralismo político no es la solución al debate territorial, sino una parte del problema, son convicciones compartidas que tuvieron traducción política y jurídica en la Constitución de 1978, y que se encuentran en los cimientos mismos del llamado Estado de las Autonomías Balance del Estado autonómico. El balance de este amplio proceso de reformas que iniciamos hace más de un cuarto de siglo es evidente: nunca antes los españoles habíamos conquistado tanta libertad y tanto bienestar España no pierde, sino gana. España no se debilita cuando reconoce el autogobierno y la identidad de sus pueblos; muy al contrario, gana en fuerza, en vida, en dinamismo Contra la estrategia del miedo Entonces, ¿por qué alimentar el temor a esta España, a la España plural, a la España de las autonomías? ¿Quién y por qué está empeñado en sembrar dudas sobre su capacidad y su empuje? ¿Quién y por qué tiene interés en instigar la desconfianza de sus ciudadanos? ¿Quién y por qué tiene miedo al debate democrático? Conviene a Cataluña y a España Afirmo rotundamente que vamos a apoyar la toma en consideración de la propuesta de reforma (del Estatuto catalán) porque es lo que conviene al interés de Cataluña y de España entera. Lo que sería contrario al interés nacional y a la cohesión de España es responder con un portazo a la demanda que demo- Joaquín Leguina, ingresado tras sufrir un infarto MADRID. El ex presidente de la Comunidad de Madrid y ahora diputado del PSOE, Joaquín Leguina, sufrió un infarto agudo de miocardio la madrugada del martes, del que ayer, al cierre de esta edición, se recuperaba satisfactoriamente en el hospital Gregorio Marañón. Leguina se encontraba ayer estable y cursaba una evolución sin complicaciones fuera de peligro, en una zona reservada del hospital muy similar a una UVI si bien los facultativos han restringido las visitas por razones médicas según indicaron fuentes del centro sanitario.