Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura MIÉRCOLES 2 11 2005 ABC ABC convoca la VII edición del Premio de Pintura y Fotografía para jóvenes creadores Hay un galardón dotado con 15.000 euros, 3 accésit de 4.200 euros y 4 menciones honoríficas b Tanto la obra ganadora como los tres accésit serán expuestos en el stand de ABC durante la próxima edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo (ARCO) ABC MADRID. ABC ha hecho pública la convocatoria del VII Premio de Pintura y Fotografía para jóvenes creadores, en el que pueden participar los artistas residentes en España, con independencia de su nacionalidad, menores de cuarenta años al 31 de diciembre de 2005. Se convocan los siguientes premios: un único e indivisible galardón dotado con 15.000 euros, tres accésit de 4.200 euros y cuatro menciones honoríficas. La obra ganadora y los tres accésit quedarán en plena propiedad y uso exclusivo de Diario ABC, que adquirirá los derechos de exposición, reproducción y comunicación pública de las mismas, y serán expuestas en el stand de ABC durante la próxima edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCO 2006. Además, las obras que hayan recibido mención honorífica también serán expuestas en ARCO 2006, y los autores cederán a Diario ABC el derecho de uso y reproducción de las mismas para las publicaciones y exposiciones que pudiera organizar durante el próximo 2006. Cada concursante podrá presentar una sola obra de técnica pictórica y o fotográfica, única o como una serie, y tendrá completa libertad de tema y tendencias estéticas. El tamaño de la obra no podrá exceder de 200 por 200 centímetros, ni ser menor de 25 por 25 centímetros. Las fotografías deberán ir montadas sobre soporte rígido y las pinturas deberán presentarse protegidas con un listón o junquillo de madera cuya an- chura no supere los dos centímetros. Las obras se entregarán firmadas al dorso, donde figurará claramente nombre y apellidos del artista, título de la obra y un teléfono de contacto. Las obras que se presenten deberán ir acompañadas de la ficha de inscripción, cumplimentada en su totalidad, fotocopia del DNI o en su caso tarjeta de residencia y breve historial artístico, que no exceda los dos folios, del concursante, así como una fotografía de 13 por 18 centímetros de la obra presentada, en el reverso de la cual figurará su título y los datos del autor. Paquito D Rivera, anoche durante su actuación Plazo de recepción El plazo de recepción de las obras será del 1 al 20 de diciembre próximos, ambos inclusive. Los concursantes podrán entregar sus obras de dos formas. Para llevarlas en mano puede hacerse en la siguiente dirección: Corzón, S. L. C Alameda, 11. 28.014 Madrid. Podrán hacerlo de lunes a viernes, de 9,30 a 13,30 h. y 16,30 a 20,00 h; y los sábados, de 10 a 14 h. Además, se ha habilitado el teléfono 91 4293993 y la siguiente dirección de correo electrónico (corzon corzon. com) Quienes deseen enviar sus obras por agencia de transporte y en mano disponen de otra dirección: Corzón, S. L. C Sevilla, 8. Polígono Industrial San Roque. 28500 Arganda del Rey (Madrid) Será de lunes a viernes, de 9 a 14 horas y de 15 a 18 horas. El teléfono habilitado es 91 870 37 95. Los concursantes correrán con los gastos económicos del envío. El Jurado será designado por ABC y estará formado por personas de reconocido prestigio en la materia. Su decisión será inapelable. Finalmente, las obras no seleccionadas podrán ser retiradas en el mismo lugar de recepción, previa petición telefónica, entre el 25 de enero y el 28 de febrero de 2006. DANIEL G. LÓPEZ JAZZ: XXII FESTIVAL MADRID 50 años y 300 noches Concierto de Paquito D Rivera e invitados. Lugar: Centro Cultural de la Villa. Fecha: 1 de noviembre. FIESTA DE FUERTE SABOR POPULAR LUIS MARTÍN asi nadie es profeta en su tierra y Paquito D Rivera no es excepción. Por eso, fuera de Cuba, de donde falta hace veinticinco años, es reconocido como el saxofonista mayor de la isla. Pretende la aventura, vive apegado a un lirismo que no a todos convence y su arraigada identidad latina no le impide doblar en cuantas experiencias cosmopolitas se le ocurren. Una de las últimas, la del disco The Jazz Chamber Trio le muestra con el mismo entusiasmo inagotable y contagioso que, en correspondencia, produce interpretaciones repletas de energía en sus directos. Así fue, de nuevo, anoche, en Madrid, donde algunos amigos le homenajeaban. Lo de este hombre, de todos modos, parece que en los últimos años fueran las fiestas. En la Navidad de 2003, se tomó las uvas de fin de año en Calle 54, que es nombre que le trae buenos recuerdos por lo del film homónimo. Ahora toca celebrar cumpleaños y, también, seguir hablando de jazz latino. Pero, como esto último sólo sirve a quienes siguen empeñados en descubrirnos unas ideas forjadas hace más de cinco décadas, mejor es que vayamos con lo del aniversario, porque está ya en el libro de los récords que este hombre, de 57 años de edad, cumple C Cincuenta años y trescientas noches en la música profesional. Al saxo de Paquito D Rivera se incorporan acentos afines como los del baterista Mark Walker, el bajista Oscar Stagnaro y el pianista Alon Yavnai. Este último es todo un hallazgo para el titular, un hombre dispuesto a alfombrarle el camino de facilidades haciendo Piazzolla, Lecuona y hasta La historia de un soldado de Stravinski. Con el pulso añadido de una de sus primeras bandas, Los Chicos del Jazz, el saxo de Paquito recorre una geografía repleta de autoridad instrumental, aunque, por amigable también, dada igualmente al desconcierto en alguna de sus franjas. Mezclar el casticismo del chotis Madrid con Tenderly de Walter Gross, no permite otro juicio. Más suerte tuvo- y es lógico- la cantante bahiana Rosa Passos, cuyo scat luce siempre sublime. Y lo mismo cabe decir de Brenda Feliciano que, cuando entonó Summertime estableció el paradigma de la energía que esconde el catálogo de George Gershwin. Sin embargo, si de algún músico hay que destacar valores especiales ese es el mencionado Alon Yavnai, un solista que sabe ser contenido para no entorpecer sus propias emociones y sacarle el mejor partido a las teclas que pulsa su mano derecha. Y también Rembert Egues, el pianista de Los Chicos del Jazz, que dobla en el vibráfono con un oficio digno de elogio. Con todos, el saxofonista lució como el solista de soplo poderoso que es. Tan es así, que no veo preciso contarse entre sus admiradores- y yo que no lo soy, lo sé bien- para reconocer que hace muy bien sus cosas. El casticismo en desuso del fin de fiesta sólo fue un regalo para la ciudad que avala este evento. Una manera como otra cualquiera de ser moderno, aunque sin perder la propia identidad.