Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 2 11 2005 ABC La resolución 1636 de la ONU, que aprieta pero no ahoga, exige a Damasco máxima colaboración en la investigación del asesinato de Rafic al- Hariri. Pero ésta pasa por la guardia pretoriana de Bashar al- Assad Todos los hombres del presidente JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Siria lleva dirigida casi cuatro décadas por una oligarquía familiar que controla todos los negocios políticos, militares y financieros del país. La muerte, en junio del año 2000, de Hafez al- Assad no cambió demasiadas cosas, pese a las esperanzas levantadas con la llegada al poder de su hijo Bashar, londinense de adopción y potencial impulsor de reformas modernizadoras. Más de cinco años después, esa apuesta reformista y democrática ha quedado en nada, o casi, y del poder oligárquico no han cambiado demasiados nombres ni apellidos. No es de extrañar pues que entre los sospechosos de participar de manera más o menos directa en el asesinato en atentado, el 14 de febrero en Beirut, del ex primer ministro libanés Rafic al- Hariri, el fiscal alemán Detlev Mehlis, responsable de la comisión de investigación de la ONU, señalara con el dedo acusador a varios familiares del presidente sirio. bañera de su debilidad y falta de mano dura para acabar con la vieja guardia del régimen, vaya a sacrificar a sus principales baluartes, hermano y cuñado para más inri. Y es que el joven presidente, de 40 años de edad (35 cuando llegó al poder) se ha quedado en ese quiero y no puedo que hace imposible cambiar las reglas del juego político, religioso, étnico, militar y financiero en esta Siria cada vez más arrinconada y aislada. El oftalmólogo de formación, llamado deprisa y corriendo a Damasco después de la muerte en accidente de su hermano Basel, destinado a ser el sucesor del todopoderoso padre, no ha demostrado precisamente mucho ojo a la hora de afrontar los principales problemas a los que se enfrenta el país: el asesinato de Hariri, con o sin su consentimiento, es una buena prueba de ello, como también la es para los inmovilistas del régimen la salida del Líbano por la puerta de atrás. Manto de silencio Otro de los hombres del presidente sirio era Ghazi Kanaan, ministro del Interior desde 2004, antiguo hombre fuerte de Damasco en Beirut y uno de los máximos responsables de los servicios de seguridad. Suicidado el pasado 12 de octubre en un suceso lleno de incógnitas y sospechas, Kanaan tenía buena relación con Washington. Uno de los hijos de Kanaan está a su vez casado con una prima del jefe del Estado. Todo quedaba en familia, quizás también el suicidio provocado, inducido o puesto en práctica solo o en compañía de otros. No será fácil, en efecto, que Bashar al- Assad entregue a ninguno de sus hombres fuertes, sobre todo a esos dos, su hermano y su cuñado, que forman junto a él el triunvirato del poder en Siria. La primera reacción del régimen ha sido, por supuesto, rebelarse ante la resolución 1636 del Consejo de Seguridad de la ONU (no tan dañina para sus intereses como lo hubiesen querido Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia e Israel) y enviar a los manifestantes profesionales del régimen a pasear su ira, sus banderas sus proclamas antioccidentales a las puertas mismas de la Embajada norteamericana en Damasco. Son, por ahora, los escudos humanos de todos los hombres del presidente y del propio jefe del Estado. Habrá que ver cuánto tiempo pueden protegerse detrás de tan frágiles y vulnerables parapetos. Tirar la piedra y esconder la mano Aunque escondió la mano tras tirar la piedra (los nombres de los principales sospechosos fueron borrados por arte de birli birloque en el segundo de los informes, presentado sólo unas horas después del primero) la conclusión de Mehlis es que dos de los tres hombres fuertes del régimen sirio (el tercero sería el presidente) tuvieron mucho que ver con el crimen contra Hariri. Pero hay más. El primer sospechoso es el hermano pequeño de Bashar al- Assad, Meher, de 37 años de edad, teniente coronel del Ejército y jefe de la Guardia Presidencial, que cuenta con los 10.000 hombres mejor preparados y entrenados de las Fuerzas de Seguridad sirias. El segundo, un peso pesado ya durante el mandato del León de Damasco, no es otro que el general Asef Shawkat, de 55 años, cuñado del presidente (está casado con Bushra, la única hija de Hafez) y jefe de los servicios de inteligencia militar. Ambos son los principales sospecho- Un cartelón de Al- Assad en Damasco refleja el culto sirio a la personalidad AP Bashar al- Assad se ha quedado en ese quiero y no puedo que hace imposible cambiar las reglas del juego político sos de haber orquestado el asesinato del otrora amigo libanés (los lazos de Rafic al- Hariri con Hafez al- Assad eran muy sólidos) pero no parece, por mucho que exija la descafeinada resolución 1636 de las Naciones Unidas, que el jefe del Estado, ahogado en la Kirguizistán Naciones Unidas Tanzania Al menos 20 reclusos mueren en la represión de motines carcelarios EFE. Más de veinte reclusos murieron ayer en las operaciones de las fuerzas de seguridad de Kirguizistán para acabar con los motines en varios centros penitenciarios. El presidente del comité de Seguridad del Parlamento, y dos de sus colaboradores, fueron asesinados cuando mediaban en un motín. Tras el asesinato, las prisiones de alta seguridad fueron puestas en situación de emergencia eso significa que los celadores abandonan las penitenciarías para vigilarlas desde el exterior. EE. UU. se niega a informar de presos en Afganistán, Irak y Guantánamo AFP. Estados Unidos respondió negativamente a la petición del Comité de Derechos Humanos de la ONU solicitando información sobre detenidos en Afganistán, Irak y Guantánamo, según un documento presentado en Ginebra por la Embajada estadounidense. Washington ha notificado ahora, en un documento fechado el 21 de octubre de 2005, que la situación legal y el trato a esas personas están gobernados por las leyes de la guerra por lo que ha declinando referirse a ellos. Los enfrentamientos electorales en Zanzíbar dejan nueve muertos AP. Cinco partidarios del principal partido de oposición en la isla de Zanzíbar y cuatro miembros de las fuerzas de seguridad murieron ayer en enfrentamientos después de que la Comisión Electoral anunciara que las elecciones dieron la victoria al partido en el poder, informaron fuentes de ambos bandos. Las muertes se produjeron cuando la Policía y los partidarios de la oposición se enfrentaron en una violenta manifestación en la carretera de la isla principal, cerca de la localidad de Konde.