Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 2 11 2005 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN 13 bló de cambio de régimen y de la ruptura de España. -Iniciativas como el correllengua celebrado en el Nou Camp no ayudan a la concordia... -Creo que el Barça se equivocó, no estoy de acuerdo con ese acto. Cosas como ésta no ayudan al entendimiento. ¿Cómo interpreta las quejas del presidente de la Caixa, Ricard Fornesa? -Fornesa hizo un llamamiento a la armonía y a la serenidad de los partidos. Pero insisto en que la incertidumbre la están generando dirigentes políticos ajenos al PSOE. Las campañas de boicot son muy lamentables. -Aún así, los empresarios han expresado su preocupación. -A los empresarios, y a los trabajadores, lo que les interesa es vender y tener beneficios. Pero si nos referimos al ejemplo reciente del señor Rajoy brindando con cava, hay que recordar que quien inició el boicot al cava catalán fue Esperanza Aguirre. ¿El Estatuto catalán, o la vía catalana deben ser la salida que se proponga al País Vasco? -Nuestro proceso es uno. La vía del País Vasco la tienen que decidir sus ciudadanos y sus políticos. -Pero la aprobación del Estatuto puede ser un as en la manga del presidente Zapatero en el País Vasco. -Yo niego que el Estatuto de Cataluña LA LENGUA El reconocimiento de la lengua es constitucional. Espero que nadie interprete como una provocación el uso (en el Congreso) del catalán LA HISTORIA Entender Cataluña como nación no es nuevo; cuando me afilié a la Federación Catalana del PSOE, hace 30 años, ya lo contemplaba CRISIS DE GOBIERNO No se ha roto la confianza en Maragall. Ya sabemos cómo es, y le queremos tal como es, aunque nos gustaría más tranquilidad tenga algo que ver con el proceso del País Vasco. El momento político que está viviendo Cataluña no tiene que ver con el que vive el País Vasco. Aquí estamos haciendo nuestro Estatuto. ¿Es irrenunciable la financiación planteada en el Estatuto? -Cataluña necesita una nueva financiación y en esto está de acuerdo todo Desembarco catalán y nacionalista en el Congreso Á. MARÍN ABC BARCELONA BILBAO. Más de 200 personalidades del mundo de la política, economía, sociedad, cultura y deporte catalán viajan a Madrid para asistir al debate en el Congreso y al acto público de apoyo al texto aprobado en el Parlamento autonómico. El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, su antecesor en el cargo, Jordi Pujol, y el presidente de la Cámara catalana, Ernest Benach, encabezarán la delegación institucional y política- -integrada, entre otros, por el presidente del PP catalán, Josep Piqué, cinco consejeros del Ejecutivo catalán, 52 diputados autonómicos y una docena de representantes de la sociedad civil- También está previsto que otro centenar de catalanes ilustres asista al acto organizado por Omnium Cultural en el Círculo de Bellas Artes para defender la integridad de la propuesta catalana. En el caso del nacionalismo, no sólo se movilizará el catalán. Una delegación del PNV, encabezada por su presidente, Josu Jon Imaz, acude también al Congreso para presenciar un debate en el que, a su juicio, está en juego el alcance las reformas planteadas por el PSOE. el mundo. El modelo de financiación en estos momentos castiga a Cataluña. Y Cataluña tiene pobreza, barrios con muchas dificultades, un sistema educativo muy mejorable, tiene que atender a un millón de inmigrantes... Y necesita invertir más en infraestructuras y en nuevas tecnologías para seguir siendo competitiva. Por eso propone recaudar todos los impuestos, hacerlo a través de una agencia coordinada con la del Estado y quedarse con los tramos que ya están cedidos ahora. Hay quien dice que eso es tanto como hacer desaparecer el Estado en Cataluña, aunque creo que la Generalitat también es Estado. Pero quizá esa fórmula tan revolucionaria que proponemos precise de algunos ajustes. ¿Esa fórmula debe quedar definida dentro del Estatuto? -El actual también la incluye. Lo que ocurre es que este Estatuto expresa una cierta desconfianza. Venimos de 25 años de historia, de muchos momentos en que leyes de bases han invadido competencias autonómicas y eso ha generado desconfianza. -En medio de este debate ¿hacía falta una crisis de gobierno como la planteada por Pasqual Maragall? -Todos los gobiernos son mejorables, pero los partidos no lo consideraron oportuno. El presidente creía que era necesario cambiar la estructura de gobierno y a la vez la posibilidad de hacer cambios de personas. Lo primero se ha cumplido y lo segundo no. ¿Se ha roto la confianza de Maragall, que también es presidente del PSC, con el resto del partido? -No se ha roto la confianza. Nosotros ya sabemos cómo es Maragall, y le queremos tal como es, aunque nos gustaría más tranquilidad. Hay que reconocer que hemos ganado las elecciones dos veces con Maragall al frente. ¿Queda tiempo para recuperar la imagen de un presidente derrotado? ¿Derrotado con el tripartito más unido que nunca dando su apoyo? No, de derrotado nada. ¿Prevén elecciones anticipadas en Cataluña como hace ERC? -Elecciones anticipadas cuándo, ¿después de que acabe el proceso de reforma estutaria? Sería un adelanto de meses, pero en todo caso corresponde al presidente de la Generalitat. ¿Se cuestionan la candidatura de Maragall, podría ser sustituido por José Montilla? -Todo el mundo puede ser sustituido. Pero no, no estamos en eso. -Es indudable que en esta crisis ha emergido la figura de Montilla. -José Montilla ya era una persona apreciada y respetada. En tanto que ministro se ha ganado el respeto en el conjunto de España. Por suerte, el Partido Socialista ha tenido siempre líderes de mucha potencia, pero aquellos que intentan acabar con Maragall intentarían también acabar con Montilla, no nos engañemos. Lo que no les gusta es un socialista en la presidencia de la Generalitat. ¿Cataluña está preparada para tener como presidente a alguien que no ha nacido en esta comunidad? -No veo problema. No diré que hace diez años no fuera difícil, pero hoy la sociedad catalana está muy madura.