Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 11 2005 99 Deportes Helguera, baja en el Rosenborg- Real Madrid de esta noche, al sufrir una lesión en el recto anterior de la pierna derecha Lamikiz echa a Mendilibar y llama a Clemente para salvar al Athletic El presidente cedió a las amenazas de dimisión de varios directivos J. ORTIZ DE LAZCANO BILBAO. Fernando Lamikiz cedió finalmente a las presiones de buena parte de su junta directiva y destituyó a José Luis Mendilibar como técnico del Athletic. Como apagafuegos y solución de urgencia recurre a Javier Clemente, que ha firmado por dos temporadas. Con Mendilibar cae el entrenador que simbolizaba el proyecto deportivo de Lamikiz, su apuesta personal, un hombre a quien fichó la misma noche en la que Ernesto Valverde anunció su marcha del club y de quien dijo que iba a llevar a este equipo a metas más altas que las conseguidas por el ahora entrenador del Parma. El técnico deja al equipo como colista. Lamikiz hizo bandera de la falta de currículo de Mendilibar como entrenador de Primera. A un técnico se le contrata por lo que va a ser, no por lo que fue dijo en junio en su presentación en referencia a su excelente rendimiento en el Lanzarote y el Éibar. Luego agregó que quería convertirle en el Alex Ferguson del Athletic. Cuatro meses después, el Ferguson rojiblanco cae tras la décima jornada, el discurso cambia radicalmente y se agarra a Clemente, quien no tuvo inconveniente en afirmar que él lo que tiene sobre todo, es pasado MEJOR TÉCNICO QUE POLEMISTA ENRIQUE ORTEGO Clemente estrecha las manos de Noriega, a la izquierda, y Lamikiz su despacho profesional de la Gran Vía bilbaína. Se asegura que la decisión de contratar a Clemente se toma finalmente porque Lamikiz quería desactivar las amenazas de dimisiones que le llegaban desde el sector de su directiva proclive al cese del entrenador y porque en sus FERNANDO GOMEZ Manolo Delgado, preparador físico Llega Clemente- -técnico que representa el pasado glorioso del club- -con una consignas claras: poner las pilas a un equipo alicaído y fortalecer el sistema defensivo, la principal lacra del grupo. El desenlace de la crisis coloca a Lamikiz ante un serio problema de credibilidad. En la reunión posterior al partido ante el Celta aseguró a sus directivos que iba a aguantar a Mendilibar contra viento y marea. El domingo, refugiado en Busturia, cambió de idea. Se puso en contacto con Clemente, quien fue citado a una reunión en Primer técnico que cae José Luis Mendilibar se convirtió ayer en el primer técnico en caer en Primera división, si se exceptua a Rafael Monfort, al que Piterman destituyó en el Alavés antes de empezar siquiera la temporada. Miguel Ángel Lotina puede ser el segundo ya que está sentenciado por la directiva del Español. En la recámara se encuentra José Antonio Camacho. consultas con la plantilla, la mayor parte de los jugadores dijeron a Lamikiz que Clemente e Iñaki Sáez eran los preferidos para relevar al entrenador de Zaldibar. El entrenador dio por buena la continuidad de Antonio Karmona, espía de rivales, e Iñaki Bergara, técnico de porteros, pero impuso el ascenso de Manolo Delgado, hasta ahora recuperador de lesionados, al rango de nuevo preparador físico, En el relevo del cargo, Lamikiz diría que estamos mal porque teníamos un gran técnico y lo hemos perdido, pero seguro que tendrá una segunda oportunidad El propio Mendilibar declaró que no me lo esperaba porque pensaba que podía sacar esto adelante Por su parte, Clemente dijo que es mi mayor reto, quiero salvar al Athletic, pero sólo no podré hacerlo. Además, mi apego sentimental es muy grande lemente fue un buen entrenador. Tuvo que serlo para ganar dos Ligas con el Athletic, llevar al Español a la final de la copa de la UEFA y clasificar a una competitiva selección para dos Mundiales y una Eurocopa. Viví muy de cerca todas esas etapas y era un técnico trabajador, que sólo vivía para el fútbol y, si acaso, alguna buena comida con los amigos, que preparaba los partidos al detalle y que sabía tocar la fibra de los suyos. Futbolísticamente sus ideas eran criticables, pero respetables. Prefería el bloque a las individualidades, los defensas a los delanteros, el pelotazo largo a una pared en corto. Un rechace a un regate. Se volvía loco por las segundas jugadas... pero sus equipos mantenían el tipo. Al margen del lógico desgaste del banquillo, Clemente fue dejando jirones de su prestigio cuando creyó que era mucho más que un entrenador, cuando se convirtió en abogado de pleitos pobres y cuando, finalmente, entró en la batalla mediática tomando partido por sus intereses. Puede sentirse orgulloso de la lealtad a los suyos, pero debería arrepentirse del rencor que ha almacenado y que le hace ver desfigurada la realidad. Ahora tiene una nueva oportunidad, quizá la última. No creo que exista un escenario mejor para la vuelta al trabajo. San Mamés es su casa y el Athletic su amor de juventud. Si olvida el pasado, si ejerce sólo de entrenador y no de hombre orquesta, no dudo que pueda sacar el reto adelante. Su concepto futbolístico sigue vigente. Y ahí está Mourinho para demostrarlo, pero que salte los charcos en lugar de meterse en ellos. C