Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 Economía TELEFÓNICA ADQUIERE LA BRITÁNICA O2 MARTES 1 11 2005 ABC Las acciones de O2 se revalorizan un 25 y superan ya el precio de la oferta La operadora española bajó ayer un 2,28 y terminó a 13,31 euros b Telefónica y su filial de móviles son dos de la media docena de empresas del Ibex que de momento cotizan por debajo del nivel en el que empezaron el año Evolución de Telefónica desde el año 2000 35 33,12 6 3 2000 30 JORGE HOLGADO MADRID. El anuncio de la oferta de compra lanzada por Telefónica sobre O2, el segundo mayor operador de telefonía móvil del Reino Unido y el tercero de Alemania, ha tenido unas repercusiones en los mercados muy diferentes para ambas compañías. Así, mientras que la empresa española sufría un pequeño correctivo, la británica registró la mayor subida del día, que ha llevado a sus acciones a superar de entrada el precio ofertado. La oferta de Telefónica, por un importe superior a los 26.000 millones de euros, supone pagar en metálico 200 peniques por cada acción de O2, lo que implica una prima de un 22 sobre la cotización de la operadora británica el pasado viernes y un 25 sobre la media del último mes. La empresa española financiará esta operación únicamente a través de deuda, para lo cual ha suscrito un crédito puente con Citigroup, Goldman Sachs y Royal Bank of Scotland por importe de 18.500 millones de libras, unos 27.000 millones de euros. La CNMV suspendió la cotización tanto de Telefónica como de su filial de 25 20 13,31 31 10 2005 15 7,80 25 9 2002 10 5 Mar. 2000 Ene. 2001 Ene. 2002 Ene. 2003 Ene. 2004 Ene. 2005 28 oct. 2005 Infografía ABC Telefónica negoció ayer cerca de 1.600 millones de euros, casi tanto como los otros 34 valores del Ibex móviles, al tener conocimiento de la opa y no la levantaría hasta pasadas las 14 horas. En su vuelta a cotizar, las telefónicas sufrieron un recorte del 2,42 hasta los 13,30 euros, aunque al final cerraron a 13,31 euros, con un des- censo del 2,28 lo que, según los analistas supone un buen comportamiento de la operadora dada la magnitud de la operación. Telefónica Móviles, por su parte, volvió a cotizar con una mejora del 0,08 que al final llegó al 1,97 hasta 8,70 euros. A pesar del reducido tiempo que estuvieron cotizando se generó una gran actividad sobre las acciones de Telefónica que fueron, con diferencia, las más negociadas, con cerca de 1.600 millones de euros, casi tanto como los otros 34 valores del Ibex juntos. Las acciones de O2, por su parte, subieron con fuerza en la Bolsa de Londres en medio de rumores sobre una posible contraopa de otra operadora que mejoraría la oferta de Telefónica. Al cierre las acciones de la empresa británica habían subido un 25,27 con lo que cotizaron a 205,75 peniques, superando los 200 peniques de la oferta de la operadora española. César Alierta, presidente de Telefónica, en la rueda de prensa ofrecida en Madrid, restó importancia a que los títulos de O2 cotizasen por encima de lo que ofrecen y señaló que la oferta es firme y clara y que el precio le parecía muy correcto. Las agencias de calificación reaccionaron inmediatamente. Fitch Ratings ha situado la calificación crediticia de Telefónica (A F 1) bajo vigilancia negativa, y podría rebajarla, ya que existe el riesgo de que la adquisición suponga una presión sobre los principales ratios de crédito de Telefónica. Standard Poor s anunció que rebajaba la calificación de crédito corporativo a largo plazo A hasta A- mientras que la calificación de crédito corporativo a corto plazo A- 1 la reducía a A- 2 Y además, los colocaba bajo vigilancia negativa. Telefónica y su filial de móviles son dos de la media docena de empresas del Ibex que están actualmente por debajo de la cotización que tenían cuando empezó el año. Al cierre de la sesión de ayer la matriz cedía un 3,97 mientras que su filial se dejaba un 4,86 Telefónica fue uno de los valores estrella de la burbuja tecnológica que infló las Bolsas y que estalló a principios del año 2000 y de los que peor se ha recuperado desde entonces. En marzo del año 2000, las telefonicas llegaron a pagarse a 33,12 euros, mientras que ayer cerraron casi un 60 por debajo de dicha cifra, a 13,31 euros. La segunda gran compra española en el Reino Unido en sólo un año EMILI BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La anunciada compra de la operadora de telefonía móvil O2 por parte de Telefónica es la segunda gran operación que intereses españoles realizan en el Reino Unido, ambas en el plazo de apenas un año. En noviembre de 2004 quedó consumada la acción del Santander sobre el banco británico Abbey, y ahora Telefónica comienza el proceso para adquirir otra importante compañía del Reino Unido. En ambos casos, se trata de dos marcas de notable arraigo entre los británicos: el Abbey, porque tiene una larga tradición de captación de pequeños ahorradores, especialmente en el mercado hipotecario; y O2, por tener su origen en la gran compañía nacional British Telecom (BT) de la que se desgajó en 2001, y por su esponsorización de la selección inglesa de rugby y otros equipos, como el londinense Arsenal. La gran diferencia, no obstante, entre el Abbey y O2 es que el primero atravesaba una delicada situación financiera cuando fue adquirido, mien- tras que la operadora de móvil tiene unas cuentas especialmente saneadas. La presentación que ayer hicieron los medios de comunicación británicos de la operación de Telefónica fue pragmática, sin caer en una llamada de alerta sobre la venta de O2 a capital extranjero. Es posible que hoy algún diario popular adopte un tono nacionalista, como cuando se ilustró el caso del Abbey con unos toreros que llegaban de España para controlar el banco. Acogida con normalidad en la City No obstante, en una economía abierta como la británica, y en una City londinense en la que son habituales las transacciones internacionales, se ha acogido con normalidad el anuncio de cambio de manos de la operadora. Al fin y al cabo, desde hace tiempo se rumoreaba sobre la posible venta de O2 a alguna compañía extranjera, ya que es una de las pocas empresas europeas independientes y exclusivamente dedicadas al sector de la telefonía móvil. Entre las candidatas estaban La compañía patrocina, entre otros, al prestigioso club de fútbol del Arsenal además la holandesa KPN y la alemana Deutsche Telekomm, posibilidad esta última que sí habría dado lugar a ciertas alarmas nacionalistas. Ya hace unos días, el Financial Times (FT) adelantaba que España estaba preparada para un mayor desembarco en el mercado británico. Este es el año en el que empresas privadas y AFP bancos privados han descubierto España, mientras que las compañías españolas se han movido valientemente más allá de los Pirineos para conquistar Europa escribía el periódico. El FT basaba esa nueva dinámica en la fortaleza de la economía española, que ha conocido un gran crecimiento en los últimos diez años.