Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 11 2005 61 Sociedad Una nueva técnica acelerará la fabricación de una vacuna eficaz contra la gripe aviar El método diseñado utiliza células de mono en lugar de huevos para cultivar el virus b Los científicos creen que la tecnología de la genética inversa permitirá producir rápidamente una vacuna cuando mute el virus aviar y haya riesgo de pandemia A. AGUIRRE DE CÁRCER MADRID. Si la cepa H 5 N 1 de la gripe aviar muta repentinamente y adquiere la capacidad para transmitirse fácilmente de persona a persona, como teme la Organización Mundial de la Salud (OMS) los productores mundiales de vacunas se verán abocados a una carrera contra reloj para diseñar y producir un preparado profiláctico que proteja a los humanos de una potencial pandemia de gripe. Con las técnicas tradicionales utilizadas en la fabricación de vacunas para la gripe común, ideadas en el siglo XVIII, las autoridades sanitarias podrían llegar demasiado tarde: el proceso habitual exige de seis a nueve meses de trabajo en laboratorio y el uso de millones de huevos para cultivar el virus, una herramienta inservible con la variante de la gripe aviar que amenaza a Europa. Ante la grave magnitud de este desafío, grupos de investigadores y compañías productoras de vacunas, con un fuerte apoyo financiero oficial, han comenzado a trabajar en nuevas tecnologías que reduzcan el periodo de tiempo desde la detección de una cepa de gripe aviar potencialmente pandémica hasta la producción en masa de su vacuna. Un relevante avance para acelerar ese proceso técnico, del que pueden depender cientos de miles de vida, ha sido cosechado por los investigadores Yoshihiro Kawaoka y Gabriele Neumann, de la Universidad de Wisconsin, principales impulsores de una técnica llamada genética inversa. Nuevo método para producir una vacuna contra un virus de la gripe aviar Virus de la gripe 1 Los virus de la gripe contienen ocho genes. El objetivo es combinar los genes HA y NA de la cepa peligrosa con seis genes de una segundo virus de la gripe que crece bien en huevos de aves y no es dañino para el ser humano Antígeno H Antígeno N Gen H 1 Tras eliminar las partes peligrosas del gen H, los científicos ensamblarán los genes H y N del virus en piezas circulares de ADN llamadas plásmidos Plásmidos N H Virus de la gripe 2 2 Otros plásmidos adicionales son creados utilizando los seis genes restantes de la segunda cepa, inocua para los humanos Antígeno H Antígeno N El gran escollo técnico al que se enfrentan los científicos con el virus de la gripe aviar que circula por Asia y parte de Europa oriental es que es tan virulento que no puede multiplicarse en huevos. Su patogenicidad es tan elevada que los embriones de aves mueren por su infección. El equipo del profesor Kawaoka ha podido sortear este obstáculo con la tecnología de la genética inversa, que permite ensamblar los dos genes principales del virus patógeno, convenientemente desactivados, con seis genes de un inocuo virus gripal en pequeños fragmentos de ADN llamados plásmidos, que posteriormente son insertados en células renales de monos. En el interior de esas células, que no resultan destruidas, se multiplican las partículas virales en las cantidades que se precisan para la fabricación de las vacunas. El estudio que publica Proceedings detalla una mejora de 3 Los científicos insertan los ocho plásmidos en células de animales, en este caso células renales de monos Nueva vacuna de la gripe N ue vo vi r us d e la gripe 5 Una vez culminado ese proceso es posible fabricar la vacuna 4 Cultivo de células animales Los genes presentes en los plásmidos hacen que las células de mono comiencen a producir el virus deseado Infografía ABC Fuente: NIH esta técnica, que se traduce en una importante reducción del número de plásmidos necesarios, con el consiguiente aumento de la eficiencia de este proceso. Según el profesor Kawaoka, las células renales de monos no entrañan ningún riesgo, ya que, de hecho, son utilizadas de forma rutinaria en la producción de vacunas porque está demostrado que no esconden agentes infecciosos desconocidos o causen tumores. Un primer éxito La técnica de la genética inversa ha demostrado recientemente su capacidad para hacer frente al reto de la gripe aviar. Hace escasos días, un grupo de científicos de Italia, Francia, Gran Bretaña y Noruega anunció la consecución de una vacuna mediante este método que protege con la cepa H 7 N 1, causante de un brote que mató a miles de aves en Holanda y a un veterinario de ese país en 1993. Se trata de la primera vacuna diseñada con la técnica de genética inversa que se encuentra ya en su fase de producción. En el desarrollo de este preparado experimental participó financieramente la Comisión Europea y uno de los grandes laboratorios europeos de este sector. También en Estados Unidos, con el respaldo financiero del Gobierno de ese país, varias empresas dedicadas a la producción de las vacunas han comenzado a trabajar en esta nueva tecnología biomédica. Factorías vivas de virus En un estudio que publica hoy Proceedings la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, el profesor Kawaoka y sus colaboradores detallan este método que hará posible cultivar el virus de la gripe, cuando mute y sea mucho más peligroso para los humanos, en células renales de monos, que actuarán como diminutas factorías vivas del virus, convenientemente desarmado de sus genes peligrosos, para la fabricación a gran escala de la deseada vacuna. El investigador Yoshihiro Kawaoka, en su laboratorio de Estados Unidos U. WISCONSIN