Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 11 2005 Internacional 47 Un joven detenido por la Policía, primera víctima mortal de la Intifada saharaui Los enfrentamientos se suceden en la semana del aniversario de la Marcha Verde b Rabat dice que Lambarki murió Veinte muertos en un atentado en la ciudad iraquí de Basora b La aviación norteamericana atacó ayer dos supuestas guaridas de jefes de Al- Qaida. Testimonios locales hablan de cuarenta muertos entre la población civil ABC BAGDAD. La explosión de un coche bomba provocó al menos veinte muertos y alrededor de cuarenta heridos en la ciudad iraquí de Basora, al sur, la segunda del país en población. El atentado se produjo frente a un centro comercial recientemente inaugurado y lleno de gente que efectuaba sus compras para la celebración del Aid al- Fitr, la fiesta que marca el final del mes santo del Ramadán. Los testigos describieron escenas caóticas de supervivientes deambulando en la oscuridad, con las ropas cubiertas de sangre, y restos de cuerpos humanos esparcidos por el suelo. Al menos cuatro vehículos resultaron destruidos en la explosión. Basora, bajo control de las fuerzas británicas y en un área donde la población chií es preponderante, ha sido menos castigada que las zonas suníes por las acciones de la insurgencia. Por su parte, la aviación norteamericana atacó ayer dos supuestas guaridas de jefes de Al- Qaida cerca de la frontera entre Siria e Irak. Según fuentes locales, los bombardeos provocaron cuarenta muertos, lo cual no fue confirmado por el alto mando estadounidense ni por las autoridades iraquíes. Los ataques aéreos tuvieron lugar en la localidad de Al- Baida, cerca de la ciudad de Karabila, y se llevaron a cabo con armas de precisión para evitar bajas entre los civiles, según indicaron los portavoces militares norteamericanos. Aunque un médico local aseguró haber oído hablar de cuarenta muertos, en su establecimiento sólo se habían recibido ayer seis heridos. por una pedrada en la cabeza. Los saharauis y asociaciones de Derechos Humanos insisten en que los agentes le propinaron una paliza LUIS DE VEGA MADRID. Las calles de El Aaiún fueron el escenario en el que este fin de semana se produjo la primera víctima mortal de la Intifada saharaui Hamdi Lambarki, nacido en 1974, participaba en la tarde del sábado en una marcha pro independentista junto a otros jóvenes. Lo que pasó despues de estos hechos es totalmente distinto según se escuche al Gobierno de Marruecos o a los saharauis. Según fuentes oficiales de Rabat, Lambarki murió por una pedrada en la cabeza durante los enfrentamientos que se produjeron entre manifestantes y Fuerzas de Seguridad. Las autoridades han abierto, sin embargo una investigación, para intentar esclarecer el suceso. Según la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) y fuentes saharauis de El Aaiún, a las que ha tenido acceso ABC, fueron varios agentes los que propinaron una paliza al joven después de detenerlo por enarbolar una bandera del independentista Frente Polisario. Las manifestaciones, en- frentamientos y persecuciones se sucedían en distintos barrios, como Matala, Al- Matar (aeropuerto) o la avenida de Esmara explica un vecino por teléfono. A Lembarki le dieron una paliza y lo dejaron tirado en la calle. Después obligaron a los ocupantes de un Renault 12 a llevarlo al hospital con la cabeza destrozada Hamudi Iglit, presidente de la AMDH en El Aaiún, comentó a ABC que el joven fue torturado por los agentes de los Grupos Urbanos de Seguridad (GUS) en la calle Despliegue policial Las calles de la capital de la ex colonia vivían ayer con cierta calma la resaca del fin de semana, aunque el despliegue policial seguía siendo importante. El activista de Derechos Humanos Brahim Dahan, detenido el domingo, seguía en paradero desconocido. Las protestas se intensificaron a lo largo de ese día, una vez se conoció la muerte de Lambarki. Decenas de personas se concentraron frente a la vivienda familiar, en la calle 24 de No- Los estudiantes llevan a cabo una activa campaña de protestas y se niegan a entonar el himno marroquí viembre, del barrio de Colominas. La Policía, según testimonios recogidos por este diario, cargó en varias ocasiones, practicó nuevas detenciones e hirió incluso a miembros de la familia Lambarki, que no quisieron hacerse cargo del cuerpo hasta que las autoridades no aclaren los verdaderos motivos de la muerte. Las principales ciudades de la antigua colonia española viven constantes revueltas desde finales del pasado mes de mayo. Las detenciones, los juicios, las reivindicaciones, las palizas, las manifestaciones y los enfrentamientos se suceden desde entonces. La contienda entre las autoridades marroquíes y los saharauis se ha recrudecido, mientras la comunidad internacional espera, con más indiferencia que otra cosa, la conmemoración este fin de semana del treinta aniversario de la Marcha Verde con la que Hassan II invadió el Sahara. En la ex colonia, sin embargo, la población saharaui parece resistirse a que el cumpleaños de la ocupación ordenada por el anterior Monarca marroquí pase inadvertido. El último campo de batalla se ha abierto en colegios e institutos, donde numerosos alumnos se han negado en las últimas jornadas a entonar el himno marroquí mientras era izada por el asta la bandera del Reino alauí. Mueren seis soldados de EE. UU. Además, la jornada de ayer fue una de las más aciagas para EE. UU. durante los últimos meses en Irak, ya que se registraron seis soldados muertos en diferentes escenarios. Cuatro militares pertenecientes a la Task Force Baghdad perdieron la vida en Yussifiya, a 20 kilómetros de la capital, en un área incluida en el denominado triángulo de la muerte al hacer explosión una bomba en la carretera al paso de su patrulla. Otros dos soldados, asignados a la 29 Brigada cayeron en circunstancias similares en la localidad de Balad, 50 kilómetros al norte de Bagdad. El pasado domingo, un marine fue abatido cerca de Amiriya. Estos ataques elevaron el número de bajas mortales en octubre a más de noventa. AP Rosa Parks es velada en el Capitolio con los máximos honores WASHINGTON. Decenas de miles de personas, incluidos numero- sos líderes políticos, desfilaron ayer por el Capitolio ante al féretro con los restos mortales de Rosa Parks (en la imagen) pionera en la defensa de los derechos de los negros en Estados Unidos, fallecida el lunes 24 de octubre a los 92 años. Interminables colas se forma- ron ante el Congreso estadounidense para dar el último adios a Parks, que en 1955 desencadenó un movimiento ciudadano contra la segregación racial al negarse a ceder su asiento en el autobús a un blanco. Se trata de la primera mujer que recibe honores funerarios en el Capitolio, reservados a presidentes y grandes líderes.