Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Internacional MARTES 1 11 2005 ABC El SPD se sumerge en la crisis tras la salida de Schröder y Müntefering Angela Nahles, del ala izquierda, derrota al candidato de la ejecutiva y del presidente b El SPD viró a la izquierda y derro- tó al actual presidente, Franz Müntefering, que no concurrirá a la reelección y puede abandonar su esperado puesto de vicecanciller RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. En el cuadragésimo día de la derrota electoral el partido ha hecho crisis. El SPD fue desmoronándose en un año de reformas y derrotas en el que Müntefering tuvo que sustituir a Schröder en la presidencia; estuvo a punto de colapso tras el inopinado adelanto electoral, pero recibió una salvífica inyección de adrenalina con la peleona campaña que le regaló Schröder. En la noche de la derrota, el 18 de septiembre, casi pudo convencer de que en realidad había ganado, en un molesto intento de personalizar en sí mismo al SPD. Pero la democristiana Angela Merkel aguantó, tal vez sabedora de que, por suave que sea, derrota es derrota. Schröder bajó y, a la postre, es éste quien se va y los socialdemócratas los que se consumen internamente. Rumores también sobre Edmund Stoiber R. V. BERLÍN. El diario alemán Die Welt adelanta en internet la posible marcha del líder socialcristiano Edmund Stoiber. Según el rotativo, el designado para Economía y Tecnología en el gobierno de Merkel y buen amigo de Müntefering estaría dispuesto a seguir los pasos de éste si abandonase la gran coalición. Según las fuentes citadas por Die Welt, la retirada del poderoso pero declinante líder bávaro, fuerte contrapeso a Merkel, sería resultado de que ya no se dan las condiciones bajo las que Stoiber había decidido ir a Berlín, para formar parte del gobierno federal. La agencia Dpa no pudo contrastar más que el revuelo en la CSU de Múnich y que Stoiber aún no ha tomado una decisión. En círculos del partido se recuerda que Stoiber y Müntefering mantienen una relación de confianza muy personal Con ser conservador, tanto Stoiber como Seehofer, son considerados dos socialdemócratas más y parapeto con el SPD de las inquietudes liberales de Merkel. Franz Müntefering (al fondo) junto a Gerhard Schröder, ayer en Berlín REUTERS Disensiones La tan sonriente como rebelde Andrea Nahles, representante del ala izquierda, derrotó ayer en la ejecutiva del SPD al candidato del presidente para nuevo secretario general, Kajo Wasserhövel, por más que Müntefering intentó convencerla de que se retirase. Gerhard Schröder salió al quite de la sublevación con duras palabras para Nahles: Ha prevalecido la ambición individual frente a la responsabilidad colectiva La ex jefa de las juventudes del SPD, recibió 23 votos contra 14 y deberá ser confirmada en congreso. Encajando el descalabro Müntefering comunicó que no se presentará a reelección y dejó en el aire su presencia en el nuevo gobierno: En estas condiciones no puedo continuar siendo presidente del partido. El resultado ha sido demasiado claro asumió. El designado vicecanciller y futuro ministro de Trabajo debía ser voz e interlocutor sindical en el gobierno de Merkel. El SPD intentará mañana abordar la sucesión para la que se perfilan Beck y Platzeck, jefes de gobierno en Renania- Palatinado y Brandenburgo. El 14 y 15 de noviembre el SPD tiene que ratificar en Karlsruhe el programa de coalición y elegir nueva presidencia. Al inicio de una nueva ronda con la CDU CSU, Schröder apeló al SPD ante la posibilidad de una retirada de la coalición. Por primera vez, los democristianos habían tanteado conversaciones a tres con liberales (FDP) aliados tradicionales, y Verdes, tradicionales El canciller saliente: Ha prevalecido la ambición individual frente a la responsabilidad colectiva enemigos, pero tal geometría se reveló pronto inmadura. Las reacciones en el SPD variaban del pasmo a la indignación y la vicepresidenta Wieczorek- Zeul era acusada de haber propiciado el vuelco. La co- rriente conservadora del SPD Seeheimer Kreis cuestionó que Nahles fuera respaldada en el congreso, primero se elegirá un presidente. Después hablaremos del secretario general El ministro designado para Medio Ambiente, Sigmar Gabriel, criticó a Wieczorek- Zeul y a la tesorera Inge WettigDanielmeier por seguir en sus puestos. El portavoz del SPD en el Este, Stephan Hilsberg, pidió nuevo mandato para las negociaciones de la coalición, dada la fragilidad de Müntefering, e incluso nueva lista de ministros. La violencia suburbana erosiona con rapidez al ministro de Interior francés, Nicolás Sarkozy JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. La violencia suburbana ha abierto un nuevo de frente de tensión política en Francia con tensiones gubernamentales, sentencias jurídicas expeditivas y penas de cárcel contra policías y jóvenes revoltosos. Las intervenciones de Nicolás Sarkozy, ministro de Interior, ante las noches de violencia en Clichy- sous- Bois (periferia de París) con dos muertos, muchos heridos y cárcel para tres jóvenes, han resuelto de momento el problema con un duro coste político. Dentro del gobierno se multiplican las críticas contra Sarkozy, acusado de hacer seguridad espectáculo intervenciones con mucha publicidad y riesgos políticos. Sarkozy quiso entrevistarse con las familias de los dos adolescentes que murieron electrocutados cuando se creían perseguidos por la policía, pero los padres de las víctimas rechazaron el encuentro en términos muy agrios, así que decidió ir a Clichysous- Bois para dialogar directamente con los jóvenes. El encuentro precipitó nuevas críticas contra la política espectáculo La extrema derecha denuncia el clima de inseguridad nacional y los socialistas la agitación permanente de Sarkozy, que también sufre el acoso velado pero real de su primer ministro, Dominique de Villepin, a quien le encantaría un traspiés del ministro de Interior. Mientras tanto, la crisis profunda de los suburbios franceses se encuen- tra siempre en situación explosiva. Tras los dos muertos, los heridos y las decenas de coches incendiados, tres jóvenes han sido condenados a tres meses de cárcel. Horas antes, una mezquita de Bobigny (periferia norte de París) fue atacada con granadas lacrimógenas. Hace apenas un mes, una sinagoga del distrito XVIII con cócteles Molotov. Los sindicatos policiales insisten en la gravedad de la crisis y se consideran incapaces de controlar unas situaciones que exigen con frecuencia creciente, la intervención de los antidisturbios o de unidades militares. Las asociaciones de vecinos denuncian la inseguridad. Las asociaciones humanitarias, el mal funcionamiento de la integración. Las bandas de jóvenes se dicen incomprendidas. Sarkozy anuncia mano dura contra los provocadores y los policías que se excedan en sus funciones. En Estrasburgo, también con muchos problemas, dos policías han sido condenados a ocho meses de cárcel por apalear en la comisaría a un sospechoso.