Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Nace la Infanta Doña Leonor MARTES 1 11 2005 ABC Menchu Álvarez: Es preciosa y rubina La abuela de Doña Letizia se desplazó a Madrid para conocer a la Infanta Doña Leonor b Ha sido una noche emocionante. Estaba con el espíritu y el corazón en la clínica Ruber declaró antes de comprobar el buen estado de su nieta y su bisnieta LETICIA ÁLVAREZ GIJÓN. Fue de las primeras personas en conocer a la hija de los Príncipes de Asturias, la Infanta Leonor. Para ella es su segunda bisnieta, una niña preciosa, rubina y muy tranquila a la que pronto verá correr por Sardéu. De momento, la recién nacida pasa las primeras horas de su vida en un nido de la clínica Ruber Internacional, y hasta allí Menchu Álvarez del Valle le ha llevado un achuchón los primeros mimos de una bisabuela que no pudo esperar más y se desplazó a Madrid para vivir de cerca el nacimiento de la primogénita de Don Felipe y Doña Letizia. La abuela paterna de la Princesa de Asturias pasó la noche del parto prácticamente en vela, pero a la mañana siguiente aparecía ante las cámaras espléndida y sonriente, acompañada de su hijo Jesús Ortiz y de la actual esposa de éste, Ana Togores, para conocer a la pequeña. Ha sido una noche muy movida y emocionante. La verdad es que estaba con el espíritu y el corazón en la clínica Ruber declaró antes de conocer a Doña Leonor y de comprobar el buen estado de la Princesa de Asturias. Está estupenda comentó sobre Doña Letizia, una vez que ya hubo cumplido su deseo de ver a su nieta y a su bisnieta. Y para la niña tuvo palabras de afecto: Es preciosa, rubina y muy tranquila Además, le transmitió un mensaje: Me gustaría decirle que llega a una España maravillosa, que los españoles ya la quieren... que todos la queremos. Que esté tranquila, que llega a un mundo feliz y que va a ser tremendamente inteligente, como sus padres Menchu Álvarez del Valle, Jesús Ortiz y Ana Togores, a su llegada, al mediodía de ayer, a la clínica Ruber CHEMA BARROSO El bisabuelo, impaciente por conocer a la pequeña D. MARTÍNEZ ALICANTE. El abuelo materno de Doña Letizia, Francisco Rocasolano, brindó ayer a la puerta de su casa en Alicante por el nacimiento de su bisnieta, la Infanta Leonor, con una botella de cava que descorchó un vecino de su urbanización. El abuelo de la Princesa de Asturias, que está deseando conocer a su bisnieta cuanto antes expresó su alegría por partida doble, como abuelo de la Princesa y como el resto de españoles Francisco Rocasolano, de 88 años de edad, se enteró de la noticia en la madrugada del lunes, tras recibir la llamada de su hija y madre de Doña Letizia, Paloma Rocasolano. Aunque no ha hablado aún con la Princesa, confesó estar esperando que nos llamen para ir a Madrid si bien la visita la tendrá que organizar mi hija Paloma, porque yo ya estoy muy mayor para conducir Con la satisfacción reflejada en su rostro, el abuelo materno de Doña Letizia recordó que al conocerse la noticia del embarazo intuyó que el primogénito de los Príncipes de Asturias sería un varón. Sin embargo, preguntado por si le sorprendía que el primer Momento histórico importantísimo Sobre su propio estado de ánimo, dijo estar encantada y emocionada Sin embargo, como es natural, a la popular locutora de Radio Nacional de España le costaba distanciar sus sentimientos como bisabuela de esa niña que, además, está llamada a ser Princesa de Asturias: El momento histórico es importantísimo. A veces no asumo la situación especial en que ha nacido esta bisnieta. Soy consciente de que es algo tremendamente especial como bisabuela, como abuela y como madre aseguró, orgullosa, la abuela de Doña Letizia, quien hace unos meses tuvo que superar uno de los baches más duros de su vida: la muerte de su marido. Respecto al nombre de la pequeña, a Menchu le gustó la elección de los Príncipes: Me encanta, es muy bonito dijo. Añadió que nadie en su familia se había llamado así antes, porque no nos gusta repetir los nombres Francisco Rocasolano brindó con los periodistas ayer en Alicante hijo de Su Alteza Real y Doña Letizia fuera una niña, respondió que ha sido lo que Dios ha querido En lo que no mostró dudas fue al asegurar que la Infanta Leonor, con un nombre precioso será tan buena moza como su padre La urbanización del barrio alicantino de San Gabriel, donde viven los abuelos de Doña Letizia, pasó la noche en vela, a la espera de la buena nueva. Una vez confirmado el nacimiento de la Infanta, los felices bis- UBALDO ARACIL abuelos, Francisco y Enriqueta, recibieron las felicitaciones de sus vecinos, que se mostraron seguros de que se modificará la Constitución para que la heredera sea la pequeña Doña Leonor. Tras el brindis, vecinos y amigos de los abuelos de Doña Letizia recordaron su última visita a Alicante, y se mostraron esperanzados en que se repita en breve, para que la Infanta pueda jugar con los chiquillos del barrio.