Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 1 11 2005 11 Datos de la Infanta Doña Leonor nació en la semana 37 de gestación La Princesa de Asturias, que se encontraba en la 37 semana de gestación, ingresó a las 20.30 horas del domingo 30 de octubre por trabajo de parto Los médicos decidieron practicarle una cesárea a la 1.25 horas de la madrugada de ayer por no progresión del parto La pequeña vino al mundo a la 1.46 de la madrugada. La primogénita de los Príncipes pesó al nacer 3,540 kilos y midió 47 centímetros. La intervención no presentó complicaciones y tanto la Princesa de Asturias como su hija se encontraban en perfecto estado de salud El alumbramiento fue asistido por el doctor Luis Ignacio Recasens y su equipo. El Príncipe de Asturias pudo ver cumplido su deseo de estar presente en el momento del nacimiento, aunque finalmente se produjo mediante cesárea. La niña tendrá tratamiento de Su Alteza Real, el título de Infanta de España y ocupará el segundo lugar en la línea de sucesión a la Corona. La recién nacida recibirá el nombre de Leonor, que aparece en el primer capítulo de El doncel de don Enrique el Doliente la obra de Mariano José de Larra que la Princesa regaló a Don Felipe con motivo de su compromiso de boda. El Príncipe, con el equipo médico que asistió a Doña Letizia en el alumbramiento de su hija Doña Leonor que Don Felipe viera cumplido su deseo de estar presente en el momento del alumbramiento, proceso que fue relatando pormenorizadamente a su esposa, que permanecía consciente gracias a la anestesia local. Esto es lo más bonito que le puede ocurrir a alguien en la vida. Estamos absolutamente felices y radiantes con el nacimiento de nuestra hija Leonor afirmó Don Felipe, que estaba completamente emocionado tras el nacimiento de su hija y sobre todo, de ver la cara de la madre en el proceso Es algo excepcional Recordó Don Felipe el significado institucional de este nacimiento. Tanto el matrimonio como la sucesión es algo consustancial a la Monarquía parlamentaria y, por tanto, este nacimiento materializa esa sucesión y es un hecho muy significativo desde el punto de vista político y constitucional retos que, sin duda, serán grandes en su día Preguntado sobre las razones por las que se ha escogido el nombre de Leonor, Don Felipe respondió que tiene muchos vínculos históricos, pero también nos gustaba Reconoció que habían barajado muchas posibilidades para el caso de que fuera niño o niña. Incluso, hasta el último momento teníamos la duda, pero bueno, al final CHEMA BARROSO La recién nacida ocupa el segundo lugar en la línea de sucesión a la Corona, por detrás de su padre bierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que acudió acompañado por su esposa, Sonsoles Espinosa, y del líder del principal partido de la oposición, Mariano Rajoy. Mientras que la madre de Doña Letizia llegó a la clínica quince minutos después de que viniera al mundo su segunda nieta, el padre de la Princesa la visitó a mediodía, acompañado de su madre, Menchu Álvarez del Valle, y de su actual esposa, Ana Togores. nos cuadró Leonor, y así será Aunque el Príncipe transmitió en el primer momento que tuvo oportunidad a los Reyes el nacimiento de su séptimo nieto, Don Juan Carlos y Doña Sofía no conocieron a la pequeña Leonor hasta pasadas las doce y media del mediodía de ayer, cuando se acercaron a la clínica Ruber Internacional. Los Príncipes y la Infanta también recibieron la visita del presidente del Go- Don Felipe: En el primer momento, ni me fijé si era niño o niña Lo más anecdótico de la jornada fue que mientras casi toda España permanecía desvelada a la espera de conocer el sexo del primogénito de los Príncipes de Asturias, Don Felipe, que asistía como un testigo privilegiado al alumbramiento, no se pudo fijar en el primer momento si se trataba de un varón o una niña. Como era una cesárea- -explicó horas después el Heredero de la Corona- estaba muy pendiente de ver cómo estaba la Princesa. No es fácil, sobre todo cuando se produce de una manera rápida. Entonces, en el primer momento de salir (el bebé) pues ni me fijé. Y cuando ya habían retirado al bebé, dije: pero bueno, ¿qué ha sido? y ya me lo confirmaron Lo cierto es que los Príncipes de Asturias nunca han mostrado ninguna preferencia sobre el sexo de su primogénito y, además, consideran que, aún en el caso de que fuera niña- -como ha ocurrido- hay tiempo de sobra para reformar los artículos de la Constitución que dan prioridad al varón sobre la mujer en la sucesión a la Corona. Nos da igual que sea niño o niña, afirmó el Heredero de la Corona poco después de conocer que su esposa esperaba un hijo. Le vamos a querer igual. Además, en el asunto de la reforma legal no hay urgencia porque en el fondo hay otra generación por medio todavía (refiriéndose a ellos mismos) y hay tiempo Transmitir lo que hemos recibido Tras resaltar este hecho, el Heredero de la Corona esperó poder transmitir a la pequeña Leonor todo lo que hemos recibido en nuestra vida y la educación que le sirva para afrontar los