Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión MARTES 1 11 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil TELEFÓNICA SE HACE VALER EN EUROPA T LOS RIESGOS DE UNA REFORMA PRECIPITADA Es obligado ponderar cuidadosamente, en este contexto, las circunstancias que concurren. Todas ellas vienen a confluir en el mismo punto de llegada: razones de prudencia política y de responsabilidad institucional aconsejan el aplazamiento de la reforma. Todavía es pronto para adivinar si el final ordinario de la legislatura será ese momento apropiado, como parece tener muy claro el ministro de Justicia. Aunque se trata de una simple coincidencia, no puede desconocerse que el nacimiento de la Infanta se produce en los mismos días en que la Constitución está siendo sometida a una auténtica prueba de fuego. Mañana se inicia en el Congreso un debate trascendental para la vertebraPor razones obvias, buena parte de los comentarios giran ción territorial de España. Mezclar la reforma del Título II en torno a la eventual reforma de la Constitución para con esta controversia de alta densidad política sólo favoreeliminar la preferencia del varón sobre la mujer en el orce a quienes son expertos en pescar en río revuelto. Basta den sucesorio de la Corona. ABC expresaba ayer- -nada recordar que el mismo procedimiento del artículo 168 hamás producirse la noticia- -un criterio muy definido: El bría de aplicarse- -en su caso- -a la modificación del artícambio puede esperar puesto que culo segundo, en el que se proclaman existen razones prácticas para evila indisoluble unidad de la nación esLa continuidad dinástica tar que se incurra en una precipitapañola y el derecho a la autonomía de está garantizada por Don ción inoportuna. Equiparar a amlas nacionalidades y regiones. En pubos sexos en este y en cualquier otro ridad, si se otorga a una comunidad Felipe, cuyo compromiso caso está justificado por argumenautónoma la consideración de natos de todo tipo, pero no es una cuescon el proyecto de la España ción (o cualquiera de las fórmulas tión prioritaria en la circunstancia análogas que se manejan) debería proactual de la vida política española. constitucional está más que cederse a una reforma constitucional Con la prudencia propia del caso, que requiere la concurrencia de las acreditado, y ahora también dos fuerzas políticas mayoritarias y Don Felipe ha expresado también su criterio de que la reforma ha de llela decisión última del pueblo español. por la Infanta recién nacida; No hace falta insistir en la inconvevarse a cabo en el momento oportuno. Corresponde ahora al Gobierno niencia de que se pongan en relación, la Constitución sólo debe y a los partidos políticos determinar aunque sea puramente formal, una y cuál es la ocasión propicia para pootra reforma de la Constitución. Porser modificada cuando el ner en marcha el complejo mecanisque, en este sentido, la intención del mo que permita dar una nueva reGobierno de hacer un pack con otros sosiego, y no la crispación, dacción al artículo 57. retoques, multiplica los peligros, marque nuestra realidad pues esos pescadores en río revuelto Ante todo, es imprescindible que se encontrarían más material (de diversocial y política respeten de forma escrupulosa los so tipo, pero siempre delicado) para procedimientos previstos. Surgen forzar transacciones indeseables. opiniones carentes de fundamento Pero un riesgo no menor deriva del sometimiento a una jurídico serio, en el sentido de que basta con utilizar la vía consulta popular específica de la alteración del orden sucede la ley orgánica, prevista por el artículo 57.5. Sin embarsorio. La prudencia exige impedir extrañas interpretaciogo, dicho precepto nada tiene que ver con la cuestión que nes plebiscitaria acerca de la monarquía parlamentaria, ahora se plantea, puesto que se refiere a la resolución por forma política del Estado que suscita hoy día la adhesión las Cortes de abdicaciones o renuncias, o bien de dudas de una gran mayoría social. Esta consulta supondría una jurídicas o de hecho. No es el caso. Tampoco basta con caja de resonancia para opciones minoritarias, incluidas acudir, mediante una interpretación forzada de la norma las posiciones republicanas de algunos socios parlamentafundamental, al procedimiento de reforma ordinaria del rios del Gobierno. artículo 167, que permitiría evitar el referéndum. La ConsNadie pone en cuestión la legitimidad de la Monarquía titución ha querido preservar a la institución monárquide todos, encarnada por la figura excepcional de Don Juan ca de las mayorías cambiantes, precisamente porque el Carlos, de cuyo reinado se cumplirán pronto treinta años. Rey es símbolo de la unidad y permanencia del Estado. La continuidad dinástica está garantizada por Don Felipe, Será indispensable utilizar, por tanto, el artículo 168, lo cuyo compromiso con el proyecto de la España constitucioque conlleva la exigencia de mayoría de dos tercios en nal está más que acreditado, y ahora también por la Infanambas Cámaras, disolución inmediata de las Cortes, ta recién nacida. En último término, la Constitución regunuevas mayorías de dos tercios y cierre del proceso mela con el máximo rigor el régimen jurídico de la sucesión a diante un referéndum nacional. Éste es el mecanismo prela Corona, que sólo debe ser modificado cuando el sosiego, visto para una hipotética revisión total de la Constituy no la crispación, marque la pauta de nuestra realidad ción, así como para cualquier cambio en el Título Prelimisocial y política. nar, en la parte sustancial del Título I (relativo a los dereL nacimiento de la primogénita de los Príncipes de Asturias ha sido recibido con gran satisfacción por el conjunto de la sociedad española. Acaecido en mitad de un largo puente festivo y en vísperas de un debate político de máxima relevancia, es muy significativo que este feliz acontecimiento acapare hoy el interés de los medios de comunicación y las conversaciones de los ciudadanos. De paso, tan dichoso acontecimiento contribuye a destensar el patio y los ambientes políticos, sometidos a la abrasión que viene provocando el debate sobre el Estatuto catalán. Todo ello refleja el arraigo indiscutible de la Monarquía, relacionado sin duda con la especial sensibilidad de la Familia Real para conectar con muy diferentes sectores sociales. E chos fundamentales) y, como es el caso, del Título II en su integridad. ELEFÓNICA toma la delantera a sus competidores europeos con una decidida apuesta para disputar el liderazgo de Vodafone en telefonía móvil. La oferta para adquirir O2, el segundo operador británico (y el tercero de Alemania) abre una nueva etapa en el sector de las telecomunicaciones. Si la operación se consuma, la compañía española modificará sustancialmente el perímetro de su balance, su diversificación de negocio y su tamaño. La Telefónica posterior a esta operación será la compañía europea más y mejor diversificada, la segunda en capitalización (después de Vodafone) y una de las más grandes del mundo, con presencia en casi todos los mercados relevantes. Sin duda, se convierte en la heredera de los monopolios nacionales que mejor se ha adaptado al nuevo entorno de competencia, y ha sido César Alierta REUTERS capaz de crecer sin pausa y preservando su independencia. La nueva empresa mantendrá en España la mitad de su negocio, y la otra parte, repartida entre América y Europa, amén de una posición estratégica en China. Como incógnitas de la operación hay que señalar el aumento de deuda que exige la adquisición de O2 y las dudas sobre cómo se van a integrar las operaciones para producir la sinergia necesaria para añadir valor a la compañía y a sus accionistas. Lo evidente es que estamos ante una operación de largo alcance, inimaginable hace una década y enmarcada en una fase expansiva de las grandes empresas españolas que, tras el viaje emprendido a Iberoamérica, parece que han fijado los ojos en el Viejo Continente. No hace demasiado, algunos analistas advertían de que los británicos (o alguna otra de las grandes compañías continentales) adquirirían, antes o después, Telefónica, una vez superado el periodo de eficacia de la acción de oro No ha sido así: Telefónica se ha transformado hasta protagonizar su propio crecimiento, incluida la adquisición de la que fue filial de BT años atrás. BT cuenta actualmente muy poco, mientras que Telefónica ejerce de líder europeo. Esta operación es la más importante en volumen de inversión- -26.000 millones- -que ha abordado nunca una compañía española, por encima de la adquisición del Abbey por parte del Santander, que pareció marcar un techo y que no hace sino certificar la política de expansión, hacia Europa y Norteamérica, de nuestras empresas.