Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 31 10 2005 Deportes 87 PRIMERA DIVISIÓN NOVENA JORNADA El Villarreal, un diez con diez El Atlético no sentenció y el once amarillo, que mandó con uno menos, encontró su premio gracias a Riquelme, que amargó la noche a Bianchi TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Un gol de Forlán en el último minuto premió con un punto el carácter y la personalidad de un equipo, el Villarreal, que jugó setenta y cinco minutos con diez hombres y con un gol en contra. El empate castigó a un conjunto, el Atlético, que no supo sentenciar el partido, que no acertó las innumerables ocasiones que tuvo para asegurar los puntos. Es su sino. Era un Boca- River en la otra Bombonera, el Calderón, y el espectáculo estuvo a la altura de la gran cita argentina en Madrid. Bianchi se abrazó con Riquelme y con Pellegrini, Román besó a Julio Santella, el ayudante del Virrey y a la hora de la verdad el partido fue trepidante, en tal medida que al cabo de quince minutos todas las tácticas se habían revolucionado. Como todo partido que se precie hubo suerte, infortunio, violencia, buen fútbol rojiblanco al contragolpe y excelente casta del Villarreal con un hombre menos. Porque Gonzalo dejó a los visitantes con diez en una noche para olvidar. O para recordar siempre lo que nunca debe hacer. ATLÉTICO DE MADRID VILLARREAL 1 1 del equilibrio en el marcador, y su mérito estribó en conseguirlo. Cierto es que se unieron el hambre y las ganas de comer, porque los hombres de Bianchi admitieron esa táctica y aplicaron la suya, un fútbol a la contra sensacional que no tuvo verdugo. Y sin verdugo, el adversario vive. Mientras Riquelme y Sorín tenían la pelota y miraban los desmarques de Forlán y José Mari en la búsqueda del empate, el once rojiblanco desbordaba con Petrov, Antonio López y Torres. El búlgaro envió dos pases de la muerte que no tuvieron rematador. Maxi y Kezman protagonizaron otros dos tiros con pasaporte de gol, que se quedaron en visado. El segundo tanto no lle- gaba. El fútbol raudo del Atlético agotó tanto a su adversario, diezmado, que los visitantes se vieron desarbolados. Pero se mareaba la perdiz. Román da el pase y Forlán, el golpe El tempo del partido lo tenía el equipo madrileño y la preocupación de los treinta mil aficionados locales era el miedo de esa ventaja mínima. Es legendaria la carencia de oficio de los atléticos para saber torear estos morlacos. Cada vez que atacaba el Villarreal, La Bombonera española era un chillido de miedo. Las barras madrileñas no estaban bravas sino asustadas. Y con razón, porque un error de Perea permitió que Riquelme se inventara Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Velasco, Pablo, Perea, Antonio López; Maxi, Zahínos, Gabi (Luccin, m. 71) Petrov (Ibagaza, m. 75) Torres y Kezman. Villarreal (4- 3- 1- 2) Viera (Barbosa, m. 30) Kromkamp, Álvarez, Gonzalo, Arruabarrena; Josico, Tacchinardi (Peña, m. 20) Sorín; Riquelme; José Mari (Sena, m. 63) y Forlán. Árbitro Pérez Lasa. Expulsó a Gonzalo (m. 15) y a Luccin por dos amarillas (m. 87) Una amonestación a Sorín, Kezman, Pablo, Gabi, Velasco, Riquelme, Forlán y Álvarez. Goles 1- 0, m. 5: Zahínos. 1- 1, m. 90: Forlán. un pase de gol a Forlán que el uruguayo aprovechó y que un costado de Leo Franco despejó a córner. Era el aviso. Y a la segunda fue la vencida. Román buscó otra vez a Forlán y el rubio cabeceó el tanto de la perseverancia. El punto definía el carácter de diez hombres que se merecen un diez Contragolpe sin remate No era el día del central gaucho. Primero, porque tuvo la mala fortuna de que un disparo de Zahínos rebotara en su cuerpo de tal forma que el balón volara hasta el 1- 0. Segundo, porque un entradón a Kezman delató su fea intención y le costó la cartulina roja. Todo, en un cuarto de hora. El encuentro era totalmente diferente a falta de setenta y cinco minutos por disputarse. Las estrategias cambiaron absolutamente. El Atlético regaló el campo, arrolló al contraataque, no rubricó la faena y el enemigo, que siempre buscó la igualada, la encontró por perseverancia. Lo único que no varió fue el marcaje de Zahínos sobre Riquelme. El argentino, a la postre, se escapó de la vigilancia y decidió con el pase matador. El Villarreal, apuntalado en la personalidad y la calidad de sus jugadores, quiso mantener su tónica de dominar el balón con diez mimbres, en busca Forlán, que marcó el empate, pelea un balón con Antonio López ANECDOTARIO DE LA JORNADA LUIS GARDE AP ASÍ JUGARON ASÍ JUGARON El Athletic, como con Iriondo. Los de San Mamés acumulan nueve jornadas sin ganar (como en la Liga 94- 95 con Irureta como técnico) y ocupa el puesto de colista. No lo era con la Liga tan avanzada desde la 74- 75, cuando le entrenaba Iriondo. Rey del empate. El Zaragoza lleva siete empates. El último equipo que aparecía en la clasificación de Primera con siete empates después de la décima jornada fue el Betis en la temporada 85- 86. Lotina, bajo mínimos. Desde que el Español le ganara al Real Madrid (18 de septiembre) sólo ha logrado dos puntos en siete jornadas. Es decimonoveno, el peor puesto con Lotina. ATLÉTICO DE MADRID Leo Franco: bien. Velasco: bien. Pablo: bien. Perea: bien. Antonio López: bien. Maxi: regular. Zahínos: regular. Gabi: regular. Petrov: notable. Torres: regular. Kezman: regular. Luccin: mal. Ibagaza: regular. El entrenador: Bianchi. Regular. Explotó el contragolpe con la velocidad de Petrov y de Torres, pero luego sentó al búlgaro y perdió la banda izquierda. No pensó en hacer el tercer cambio y cortar el dominio rival. Lo mejor: Las internadas de Petrov. Lo peor: La pérdida de serenidad y la falta de oficio con un hombre más, que propició un empate temido. VILLARREAL Viera: regular. Kromkamp: regular. Álvarez: bien. Gonzalo: mal. Arruabarrena: bien. Josico: bien. Tacchinardi: regular. Sorín: bien. Riquelme: bien. José Mari: bien. Forlán: notable. Peña: regular. Barbosa: regular. Sena: regular. El entrenador: Pellegrini. Buen planteamiento. El Villarreal tuvo el balón incluso con diez. Lo mejor: La capacidad para plantar cara en inferioridad numérica. La clase de Riquelme. Ejecutó dos pases mortales. La prestancia de Forlán. Lo peor: Gonzalo, que se expulsó. La debilidad defensiva para frenar a Petrov y Antonio López. El Racing no gana pero suma puntos El equipo montañés está viviendo una paradoja: lleva seis jornadas sin ganar (cuatro empates y dos derrotas) pero ha puntuado en sus cinco últimas salidas (una victoria y cuatro empates) Todo tiene más mérito si se tiene en cuenta que es el equipo menos goleador y el único que no ha marcado más de un gol en ningún partido.