Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 31 10 2005 Nacional 13 López, dispuesto a sentarse con todos para gestionar este tiempo de paz La esperanza del final de ETA en el PSE consigue acallar a los constitucionalistas b El reelegido secretario general del PSE no criticó a Batasuna y sí a Jaime Mayor, de quien dijo que fracasó al querer negar el pan y la sal a toda Euskadi M. LUISA G. FRANCO BILBAO. La esperanza del final de ETA y el convencimiento de que se están produciendo conversaciones que pudieran desembocar en un acuerdo político unieron ayer al PSE tras el liderazgo de un Patxi López que había inaugurado el V Congreso de los socialistas vascos advirtiendo que no hablaba por hablar al decir que estamos en el umbral de un nuevo tiempo en el País Vasco. El reelegido secretario general del PSE insistió en que su partido está dispuesto a sentarse con todos lo que incluye a Batasuna, para gestionar este tiempo de paz en el que los socialistas no nos vamos a quedar atrás en ninguna iniciativa de diálogo, ya sea para alcanzar la paz y salvaguardar las libertades o para consolidar y ampliar los acuerdos básicos que constituyen a Euskadi como país Patxi López no criticó en el discurso de clausura de su partido ni a Batasuna, ni al Partido Nacionalista Vasco (PNV) sino a la presidenta de EA, Begoña Errasti, de quien dijo que se creía en posesión de las esencias vascas a IU, partido del que dijo que era más nacionalista que los nacionalistas y a Jaime Mayor quien, en su opinión, fracasó con su política EFE no los dirigentes Arnaldo Otegi, Joseba Permach, Pernando Barrena, Joseba Álvarez, Ainara Armendáriz y Jone Goiricelaia, así como uno o más etarras que han salido ya de prisión tras cumplir condena. Con la presencia de algún ex recluso se pretendería satisfacer las crecientes demandas del colectivo de presos de ETA que quiere sentirse representado en el hipotético proceso de negociación. El regreso de Josu Ternera a la cúpula de la banda terrorista parece haber reforzado el papel de Arnaldo Otegi, que estuvo a punto de caer en desgracia tras la ruptura de la tregua surgida al amparo del pacto Estella. de confrontación radical y permanente queriendo negar el pan y la sal a toda Euskadi López consideró un logro de su partido haber roto la política de bloques y de frentes y haber obligado al PNV a aceptar que este país no se puede construir si no es sobre la base del pacto entre vascos que pensamos y sentimos diferente Por otra parte, el reelegido presidente del PSE, Jesús Eguiguren, manifestaba a ABC que todos los delegados han comprendido que estamos ante unas circunstancias excepcionales y todos quieren estar unidos en esa coyuntura al interpretar el alto respaldo obtenido por Patxi López. A Javier Rojo, secretario general de los socialistas alaveses, que se habían quedado prácticamente fuera de la anterior ejecutiva, se le ha encargado ahora la secretaría política. Asimismo, se ofreció un puesto, que rechazó, al alcalde de Ermua, Carlos Totorica, quien encabezó la candidatura a la secretaría general del sector fiel a Nicolás Redondo hace tres años y medio. Aunque quienes han seguido defendiendo públicamente los planteamientos constitucionalistas del anterior secretario general, como la europarlamentaria Rosa Díez, no han llegado ni siquiera como delegados al congreso, los más discretos han encontrado un hueco en el partido, entre ellos Ana Urchueguía, elegida miembro del comité federal. Ningún voto en contra La ejecutiva no ha tenido ni un solo voto en contra, de forma que las discrepancias se han expresado con cinco votos nulos y 36 en blanco, lo que supone un respaldo a la nueva dirección del socialismo vasco de un 91,33 por ciento del partido. Los socialistas vascos celebraron un congreso triunfalista, creyéndose su mensaje de que el próximo lendakari podía ser Patxi López, y con una imagen muy cuidada. Prueba de ello fue la presencia distante del presidente de la Generalitat, Pascual Maragall, al que fue prácticamente imposible retratar junto a Patxi López, para evitar la foto de un frente socialista vasco- catalán. La enmienda de mayor contenido político, la presentada por Odón Elorza, fue transaccionada, retirándose los términos nación y comunidad nacional al tiempo que fueron rechazadas las que proponían la retirada del término vasquista de la ponencia política y pedían la introducción de una cláusula de solidaridad con el resto de España en el Concierto económico vasco. GONZALO HÖHR