Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LUNES 31 10 2005 ABC Ternera logra de Txeroki más tiempo para insistir en la vía de la negociación Etarras del frente militar quieren pisar el pedal para que el proceso se acelere o rompa b ETA ha conseguido imponer cohesión en la izquierda abertzale para que apoye la actual estrategia, aunque en ningún momento se cuestiona la actividad terrorista D. MARTÍNEZ J. PAGOLA El aparato político de ETA, dirigido por José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, Josu Ternera ha conseguido del sector encabezado por el jefe del frente militar Garikoitz Aspiazu Urbina, Txeroki más tiempo para seguir con la actual estrategia encaminaza a atraer al Gobierno a un proceso de negociación política, según informaciones antiterroristas que tienen su origen en Francia. La banda, en su condición de vanguardia del denominado Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV) ha impuesto en el conjunto de la izquierda abertzale una férrea disciplina, disfrazada de cohesión Así las cosas, sus bases han cerrado filas para apoyar la apertura de un proceso de negociación con el objetivo de imponer la unidad territorial del País Vasco, Navarra y País Vasco francés y su soberanía. Esta cohesión impuesta queda reflejada en el proceso interno denominado Bide eginez (haciendo camino) que Batasuna mantendrá hasta diciembre y en el que no hay debate alguno, ni se atisban sectores más o menos críticos con la actual dirección. Buena muestra de ello es que las tres ponencias en curso han sido elaboradas por la actual mesa nacional. ETA ha querido evitar lo ocurrido hace cuatro años, cuando el proceso batasuna puso de manifiesto disputas y críticas internas que desembocaron en la escisión de Aralar y su constitución en nuevo partido. Pese a que la estrategia de ETA- Batasuna va encaminada a atraer al Gobierno a una negociación política, ninguna de las tres citadas ponencias cuestiona la actividad terrorista, lo que supone que ETA mantiene en la recámara el recurso del coche bomba y el tiro en la nuca. Es decir, la banda administrará el terror en función de si considera que el proceso negociador en ciernes discurre conforme a sus intereses, ritmos y tiempos. En efecto, las fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por ABC advierten de que la actual correlación de fuerzas entre Josu Ternera y Txeroki de momento inclinada a favor de la táctica negociadora, puede romperse en Garikoitz Aspiazu Txeroki Josu Ternera cuando ejerció como parlamentario de Batasuna una negociación, son asumidos por el conjunto de la banda. Otra cosa, añaden, es que ETA considere que el proceso está bloqueado y decida pisar el acelerador buscando incluso víctimas mortales, con lo que el peso de la estrategia pasaría entonces a Txeroki Así las cosas, fuentes de la lucha antiterrorista consideran que, aunque ETA actúe como una sola, sí es cierto que la detención de Garikoitz Aspiazu y el desmantelamiento del aparato militar podría dar más respiro al Ejecutivo de Zapatero y, también, más margen de maniobra a Ternera tra ese manual. En 1987, tras la matanza de Hipercor, este ex dirigente se atrevió a recomendar a ETA que se tomara unas vacaciones La banda, como represalia, le exilió a Nicaragua y, ahora, parece haber tomado nota. Los dos jefes Josu Ternera Siempre ha sido considerado como exponente del sector más duro de ETA. Sin embargo, cree que nunca se presentará una ocasión como la actual para lograr alguna renta política como fruto de la negociación. Txeroki Forma parte de la última generación de etarras, que, sin experiencia alguna, se han visto aupados a la cúpula de la banda por la sucesiva caída de dirigentes. cualquier momento. Aspiazu y sus hombres de confianza en el aparato militar no se muestran abiertamente contrarios a la estrategia de forzar un proceso de negociación, pero son partidarios de pisar el acelerador para que el Ejecutivo comience a mover ficha y haga gestos concretos y de inmediato, ya que considera que el proceso, en su fase preliminar, avanza demasiado lento si no es que está bloqueado. Mesa nacional continuista En este contexto, Batasuna tendrá el próximo mes de enero su nueva mesa nacional, que estará marcada por la continuidad, tanto de sus miembros como de la estrategia, centrada casi al cien por cien en el proceso de negociación. Las fuentes consultadas por ABC dan por hecho que estarán en este órga- Declaraciones de manual En cualquier caso, las declaraciones de los dirigentes de Batasuna son buena prueba de que el conjunto de la izquierda abertzale está ahora en la táctica de la negociación y, desde luego, no se lanzarían a la piscina si no estuvieran convencidos de que la vanguardia ETA, la suscribe. Y, de la misma manera, la banda apoya estos pronunciamientos porque ha recibido mensajes del Gobierno, a través de intermediarios, de las posibilidades de abrir un proceso de diálogo. Tal es así que en un reciente artículo publicado en el periódico abertzale Gara el ex dirigente de Herri Batasuna Txomin Ziloaga, a la hora de enfocar la negociación, no defendía una tregua sino una reducción, más o menos paulatina de lo que él denomina violencia de la resistencia popular En el manual de la negociación que maneja ETA en esta fase del proceso parece descartado el término tregua que lo sustituye, en la macabra práctica, por atentados sin muertos. Ziloaga parece interpretar al pie de la le- El etarra Fachal adelanta su salida de prisión por practicar deporte ABC. Guión oficial Las mismas fuentes, sin embargo, precisan que los últimos atentados, especialmente el coche bomba que explosionó en un polígono industrial de Ávila, no responden a supuestos intentos de los hombres de Txeroki de sabotear el proceso, sino que forman parte del guión oficial trazado por ETA dentro de su estrategia negociadora. Son mensajes dirigidos al Gobierno para que mueva ficha De acuerdo con los medios consultados, en la actual coyuntura tanto las acciones terroristas- -calculadas para evitar víctimas mortales- -como los comunicados en los que se alude a los intentos de encauzar MADRID. El preso de ETA Juan Carlos Fachal Agrelo, cuya salida de prisión estaba prevista para 2019, abandonó ayer el centro penitenciario de Puerto de Santa María, en Cádiz. El etarra, que aparece en la imagen en el momento de salir de la cárcel, adelanta 14 años su reencuentro con la libertad gracias a la redención de condena que ha ido acumulando por practicar deporte y participar en otras actividades. Fachal Agrelo, que perteneció al comando Araba se rebeló en 2003 contra las consignas de la banda para provocar actos de protesta en las cárceles.