Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión LUNES 31 10 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil EL EFECTO DOMINÓ DEL ESTATUTO C EL ESCENARIO DEL TERROR E acumulan los actos de violencia por parte del terrorismo islamista. Tres atentados con bomba en Nueva Delhi, perfectamente coordinados, han dejado un balance desolador de muertes y heridos. Las autoridades de la India acusan al vecino Paquistán de amparar desde su territorio a los extremistas musulmanes de Cachemira, aunque el Gobierno de Islamabad se ha apresurado a condenar los hechos. Conviene recordar que estamos hablando de dos potencias que poseen armas nucleares y que mantienen un conflicto permanente sobre aquel territorio fronterizo desde 1949, fecha de la disgregación del subcontinente en dos estados. Las tragedias nunca vienen solas. Esa misma región (a la que acaba de llegar un primer contingente de soldados españoles) fue víctimas hace pocas semanas de un devastador terremoto. También en otro punto caliente de Asia se ha producido una acción sanguinaria, cuyos perfiles reflejan una particular crueldad: tres niñas fueron decapitadas por los asaltantes de una escuela cristiana en Indonesia y sus cabezas han aparecido a varios kilómetros del lugar. Se trata, en este caso, de una provincia de la isla de Java, cuya población se compone al 50 por ciento de cristianos y musulmanes, y en la que son muy frecuentes los enfrentamientos entre una y otra comunidad. El Islam radical plantea un desafío de dimensión universal. No se trata sólo de una guerra contra el infiel, cuyo campo de batalla se traslada a Nueva York, Madrid o Londres y, en potencia, a cualquier país occidental, sino que es apreciable también una actividad de limpieza étnica- -al amparo de un falso dogmatismo religioso- -en aquellos territorios donde coexisten diferentes confesiones o en los que gobiernos relativamente moderados no siguen las consignas de los fundamentalistas. Todavía resuena el eco de las palabras amenazadoras del presidente de Irán, cuya intolerancia le lleva al extremo de reclamar la extinción del Estado de Israel. No hay S que llamarse a engaño. La comunidad internacional debe reaccionar con firmeza frente a un reto que pone en serio peligro la paz y la seguridad de todos. Hace falta que occidente actúe en coherencia con los ideales de una civilización que aporta muchas credenciales en su capacidad para luchar contra el totalitarismo. Sin embargo, es notorio que algunos supuestos progresistas no cejan en sus guiños complacientes hacia el entorno ideológico del fundamentalismo. Hace pocos días, hablaba en Madrid Tarik Ramadan, bien conocido en todo el mundo por su discurso inaceptable desde una perspectiva democrática. No se alcanza a entender qué razones justifican su equiparación de la persecución histórica de los judíos con la que supuestamente padecen hoy día los musulmanes. Se comprende mucho menos que estos argumentos sean bien recibidos por una izquierda que se atribuye a sí misma el derecho a otorgar patentes de modernidad. Una vez más, los enemigos de la libertad utilizan las ventajas que otorga el Estado de Derecho para poner en peligro los cimientos de una convivencia civilizada. Hay que insistir, por lo demás, en que occidente no parece ser el único enemigo. La India e Indonesia no son ciertamente responsables de una supuesta maldad del capitalismo y el neocolonialismo, que algunos emplean todavía como coartada ideológica. En este contexto, hay que resaltar una vez más la peligrosa falacia que encierra la doctrina de la Alianza de Civilizaciones, que Rodríguez Zapatero comparte con ciertos elementos de muy escaso prestigio en el escenario internacional. Los elogios de algún alto cargo hacia Tarik Ramadan en el mencionado foro reflejan la confusa deriva que sigue la política exterior del Gobierno socialista. La famosa Alianza era en principio una ocurrencia inocua, pero corre ahora el riesgo de convertirse en punto de apoyo para quienes predican el odio y comprenden la violencia. ON el aperitivo de la grotesca (una más) celebración por parte de los independentistas del hito del korfball, los partidos ultiman sus estrategias de cara a la trascendental sesión enla que el Congreso tomará en consideración el texto del nuevo Estatuto remitido desde Cataluña. El PP ha alertado de los riesgos ciertos que conlleva el texto para la unidad de España y de las derivadas que se abrirán dependiendo de cuál sea su redacción final. Parece claro que el nacionalismo vasco, en sus vertientes legal e ilegal, estará muy pendiente de lo que salga de la Cámara Baja. El efecto dominó puede empeorar un panorama que ya tiene muy mala pinta y que pondría más al descubierto la debilidad del Gobierno que emprendió un camino sin saber adónde se dirigía. Elena Salgado IGNACIO GIL MÁS TABACO RAS una época de consecutivos descensos, en los nueve primeros meses de 2005 han aumentado más de un 1,5 por ciento las ventas de tabaco respecto al mismo periodo del año pasado. Y se consume más pese a que incluso el Gobierno incrementó en un diez por ciento el impuesto especial que grava este producto. Cierto es que las compañías se han apuntado a la moda del bajo coste y han lanzado nuevas marcas sustancialmente más baratas. Además, hay que tener en cuenta la sobreventa que están teniendo los estancos de las autonomías cercanas a la frontera de Francia, donde el tabaco es mucho más caro. Aún así, y como en algunas regiones del interior también aumentó el consumo, habremos deconcluir que las gigantescas campañas divulgativas antitabaco no consiguen elefecto deseado. Las Administracioneshabrían de revisar el formato y alcance de éstas para ganar eficacia. T CAMPO LIBRE PARA LÓPEZ L A reelección de Patxi López como secretario general de los socialistas vascos, con más del 96 por ciento de los votos de los compromisarios, es una muestra inequívoca de respaldo a un dirigente que tiene como primera responsabilidad decidir adónde quiere llevar a su partido y cuáles son sus propuestas para el País Vasco. Antes de las elecciones autonómicas vascas del mes de abril, el PSE preparó un documento de Bases para la actualización y reforma del Estatuto de Autonomía en el que se definía al País Vasco como comunidad nacional y defendía la voluntad nacional de los vascos, así como su compromiso con el proyecto nacional vasco Esta fue su apuesta electoral, pero el resultado de lo que se anunció como una retirada del soberanismo se convirtió en un Parlamento vasco mucho más radicalizado que el anterior, del que salió nuevamente Ibarretxe como lendakari con los votos prestados de ETA, de la misma manera que en diciembre de 2004, ETA apoyó la aprobación de su plan soberanista. El Congreso de los Socialistas vascos ha evitado esta vez más concesiones verbales y de concepto al nacionalismo, pero esto no significa una revisión de la estrategia seguida hasta el momento, sino la constatación de que carecen de un proyecto propio para la sociedad vasca, después de haber abandonado el autonomismo constitucionalista, por repudio al PP, y después de casi haberse mimetizado con el nacio- nalismo, sin rentabilidad alguna. La corriente crítica, encabezada por Redondo Terreros y Rosa Díez, se ha volatilizado. En esa tierra de nadie en la que se encuentra el PSE, afirmar que representa una opción vasquista, autonomistay progresista -letanía de tópicossuperados por los acontecimientos- -es tanto como reconocer que no hay nada nuevo en el ideario socialista, salvo jugar con las ilusiones, como hizo López al anunciar, por enésima vez, que el País Vasco se halla ante el umbral de un nuevo tiempo de paz Sólo encontramos alusiones a la proximidad del fin de ETA y a la necesidad de hablar con todos (lo que incluye a un partido ilegalizado como Batasuna) Ninguna concreción que permita poner base cierta a tan optimistas augurios. Se espera algo y no se aclara el qué. Dentro del contexto de unas hipotéticas conversaciones con ETA, ABC informa hoy de queel responsable del aparato político, el prófugode la Justicia Josu Ternera, ha pedido al jefe del aparato militar ahondar en la estrategia de atraer al Gobierno a las famosas mesas. El oscurantismo se revela, pues, inconveniente. Quizá el problema de López es que no sabe cómo hacer que el PSE sea necesario para algo en el País Vasco, ya sea para promover una alternativa, ya sea para formar parte del Gobierno. Sin embargo, el resultado de esta asamblea ha sido muy claro. Todos con Patxi, aunque el elegido aún no haya aclarado bien adónde se dirige. ¿RESPUESTA RÁPIDA? A avanzadilla del contingente español llegada, bajo bandera de la OTAN, a Paquistán para ayudar a los daminificados por el terremoto de Cachemira pasó la noche en el aeropuerto de Lahore, pues no tenía permiso de las autoridades locales para emprender esa tarea. Se desconoce el tiempo que permanecerán allí los casi cien militares que componen este primer grupo. La chapuza de la Alianza Atlánticaparece perfecta. A estas alturas, el contigente- -integrado en la que se denomina Fuerza de Respuesta Rápida de la OTAN- -está a la espera de conocer el lugar del despliegue. Ante el desbarajuste, el nombre de esta unidad parece un sarcasmo. Respuesta lenta. L