Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Los domingos DOMINGO 30 10 2005 ABC INTERNET Brecha digital España navega en la cola del pelotón Internet ha cambiado el mundo, pero en unos sitios más que en otros. En España, la presencia de la sociedad de la información aún es mucho menor que en los países de nuestro entorno. ¿Razones socioculturales, el precio, la dificultad de acceso en el mundo rural, la desidia de la Administración? En la semana de las celebraciones de internet, la realidad no está a la altura de la fiesta POR JUAN FRANCISCO ALONSO las preguntas de los amigos. Y lo cierto es que no hay una respuesta exclusiva Cerezo también apunta a factores socioculturales, al hecho de que, en un cierto sector de gente, el ordenador siempre se ha visto como un engendro complicado. Es revelador observar un detalle en las encuestas: el 70 por ciento de los no conectados tiene más de treinta y cinco años. A partir de esa edad, y no digamos de los cincuenta, resulta machacona su respuesta. Muchos creen que internet no es útil Tapas o chat En los últimos cinco años, sociólogos y gurús se han esforzado en perfeccionar una teoría que viene a decir que los españoles prefieren salir de tapas que navegar. Los tecnófilos, sin embargo, discrepan de esa perspectiva. Javiera Barandiarán opina que, entre los no usuarios, se detecta una resistencia que tiene que ver con la falta de motivación y de familiaridad, con la dificultad de incorporar a grupos como jubilados, amas de casa o parados Y añade que la mayoría de los españoles se conecta desde casa, y que, como contraste, en EE. UU. en los países escandinavos o en Corea, el gran salto se ha producido fuera de casa. Allí se han generalizado los sistemas portátiles, las conexiones wifi, internet en los móviles y en las PDA, el uso gratuito en muchos lugares... de tal forma que los expertos diferencian entre internautas mejores y peores y no entre usuarios y no usuarios En España, además del foso generacional, hay otra brecha aparatosa, la que separa el campo de la ciudad. En el medio rural hay un menor nivel socio- económico y una infraestructura tecnológica más débil, que desespera a más de uno- -explica Ramón Palacio, director general de Red. es- La des- n blog nuevo cada segundo. Fon: ¿wifi universal y gratis? Casi tres gigas en el gmail. El último capítulo de Lost en BitTorrent. O una transferencia sin salir de casa. O la entrada para el cine. O la charla en el messenger. Durante toda esta semana, la jerga de la red se ha adueñado de los telediarios y los periódicos, de las radios, como parte de una curiosa paradoja. En las cuatro esquinas se celebraba el día de internet con fuegos artificiales, con cientos de actos online, cuando, para la mayoría de la audiencia, términos como blog, fon e incluso online todavía suenan a chino. Internet ha cambiado nuestras vidas, es cierto, pero su uso en España está lejos de la media europea, y a años luz de los países nórdicos o de EEUU. Navegamos rezagados en el pelotón admite Ramón Palacio, director general de Red. es. U Red. es, las Fundaciones Auna y BBVA y el INE, entre otros, han elaborado diferentes informes sobre el uso de internet en España. La conclusión coincide: queda mucho camino por recorrer. En el estudio de la Fundación BBVA se dice que sólo el 37 por ciento de los españoles utiliza internet, y que el 63 por ciento no tiene interés o no percibe su utilidad Incluso puede que el globo tenga menos aire, porque según los datos recogidos por el equipo de Ramón Palacio, el número de internautas activos apenas supera los diez millones. Y, entre los que no se han incorporado al ciberuniverso, casi el 67 por ciento duda de que se siente delante de un teclado alguna vez. No hemos sabido poner en valor la herramienta que tenemos entre las manos añade. La brecha digital tiene aspectos generales y otros de carácter interno (la distancia entre el medio Internet crece, pero no lo suficiente. Poco más de diez millones de españoles lo utilizan de forma frecuente rural y urbano es enorme, por ejemplo) Pero en ambos casos, la pregunta es la misma: ¿por qué España navega más lenta? Las respuestas avivan un curioso debate entre expertos sobre los entresijos de nuestra sociedad. Javiera Barandiarán, miembro de la Unidad de Opinión Pública de la Fundación BBVA, cree que los datos citados son un reflejo de la estructura de la población española. La edad crítica son los cincuenta años- -explica- Más allá de esa frontera, en España hay un grupo amplio, mayor que en otros países, de personas sin estudios o con estudios primarios incompletos. Acercarles los ordenadores e internet ha sido y va a ser difícil José Cerezo, gerente de Análisis y Prospectiva de la Fundación Auna, lleva toda la semana con esa pregunta sobre la mesa. El déficit español sale en reuniones, en sesiones académicas o en