Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 10 2005 55 Los domingos Volar en avioneta es deporte y necesidad. Algunos accidentes sobre núcleos urbanos han creado alarma Internet. En España, eso de la sociedad de la información es más teoría que realidad. Hay razones de peso de Joan Laporta. El presidente del Barcelona ha convertido el club en un ariete político nacionalista Gallinas fumigadas en una explotación avícola de Macedonia. La gripe aviar ya estrecha su cerco sobre Europa Amenaza animal La rebelión de la granja POR BLANCA TORQUEMADA A vista de pájaro, el problema de la gripe del pollo es un eslabón más en los problemas de salud que los animales transfieren a las personas. Algunos se han superado en los últimos años y otros están ahí, aunque queden ahora fuera del foco de atención a gripe aviar vuela ya alto en los titulares. Un nuevo diluvio de desconfianza en el que se espera que, cuando escampe, las palomas surquen los cielos con un certificado de vacunación en el pico, más que con una rama de olivo. La frágil convivencia del género humano con los animales se quiebra cíclicamente por alarmas sanitarias y alimentarias que dan el aldabonazo: jamás hay que bajar la guardia. Las que los expertos denominan zoonosis (enferme- L dades contagiadas por los animales a las personas) son ahora a la vez un vago recuerdo de males casi erradicados por los avances higiénicos y científicos ¿quién sufre hoy de quiste hidatídico? y una realidad mutable y peligrosa, como bien ilustran dos ejemplos: la terrible pandemia del sida y el destructor virus del Ébola que han trasvasado los monos al hombre, sin olvidar el capítulo de la nefasta práctica de explotación ganadera que llevó a las despensas el mal de las vacas locas. El mundo globalizado se ha reconvertido en un arca de Noé a presión en la que los ecosistemas quedan en estrecho contacto y convivencia forzosa: se desplazan en avión las personas y viajan igualmente los animales. Nada (o casi) resulta exótico en ningún lugar. Juan José Badiola, presidente del Consejo General de Colegios de Veterinarios, reflexiona sobre una cierta arrogancia de las élites investigadoras tras el descu (Pasa a la página siguiente)