Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 30 10 2005 13 El 73 por ciento de los catalanes ven la situación política igual o peor que hace un año La célula del 11- M invirtió unos 150.000 euros en los preparativos de los atentados El alquiler de los pisos, los teléfonos y las tarjetas prepago costaron 54.000 de septiembre actualiza las cifras que la Policía ya barajaba en un dictamen anterior sobre el cual el juez levantó el secreto sumarial N. C. MADRID. El atentado terrorista más sanguinario jamás cometido en España tuvo un precio muy bajo, según un informe elaborado a finales del pasado mes de septiembre por la Unidad Central de Inteligencia (UCI) de la Comisaría General de Información. El dictamen actualiza los datos que la propia Policía remitió con anterioridad al juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo y cifra el precio total de los atentados de los trenes de Madrid entre un máximo de 150.800 euros (poco más de 25 millones de pesetas) y un mínimo de 135.800 (algo más de 22,5 millones) La Policía, que deja fuera los dos subfusiles starling hallados en el piso de Leganés, así como la documentación falsa que utilizaron los terroristas islamistas (pues desconoce lo que pudieron pagar por todo ello) calcula que en el explosivo gastaron entre 30.000 y 45.000 euros; unos 54.000 en las tarjetas prepago, los teléfonos móviles y los alquileres de la finca de Chinchón- -que pagaron por todo un año- el piso de Leganés- -alquilado tres días antes de los atentados- -y el de Albolote (Granada) -adonde pensaban trasladarse para seguir con la campaña criminal- y otros 51.800 euros en gastos varios. Esta última cantidad es la que los terroristas habrían puesto de su propio bolsillo, ya que corresponde a la suma de dinero extraído de cuentas corrientes de las b Un informe de finales La compra de explosivos se financió en parte con hachís que eran titulares algunos miembros de la célula y en las que ingresaban los beneficios que sacaban de sus trabajos. Por ejemplo, se tiene constancia de que los hermanos Mohamed y Rachid Oulad Akcha (muertos en Leganés) sacaron 10.000 euros de su cuenta los días 5 y 6 de marzo de 2004, es decir, menos de una semana antes de la matanza. Además de las aportaciones personales, la financiación de los atentados se realizó mediante operaciones DANIEL G LÓPEZ ilegales, como el robo de coches o el tráfico de drogas, actividad en la que desempeñaba un importantísimo papel Jamal Ahmidan, El Chino uno de los siete suicidas de Leganés, quien negoció la compra de los explosivos en Asturias y los financió en parte con hachís. El mayor alijo de éxtasis El bajo coste de los atentados es más llamativo aún si cabe si se compara con la cantidad de dinero en droga de la que los terroristas disponían en un piso utilizado por dos primos de El Chino en El Cerro de los Ángeles (Madrid) Allí se hallaron éxtasis y hachís por un valor entre 1.350.000 y 1.535.000 euros (entre 224 y 255 millones de pesetas) El incautado a los Ahmidan fue el mayor alijo de éxtasis encontrado en España. EFE Los hermanos Oulad, muertos en Leganés, sacaron 10.000 euros de su cuenta cinco días antes del 11- M finca de Chinchón y en Leganés, donde se hallaron sus huellas y, en el caso del piso de la calle Carmen Martín Gaite, también documentación a su nombre. Tampoco admitió que conocía a los hermanos Afalah, pese a que el mismo 3 de abril de 2004 habló con uno de ellos, Ibrahim, quien así lo ha declarado. Se sabe que Bouchar le dijo a su compatriota que tendría que pasar esa misma noche en Getafe. Las fuentes citadas explican que Abdelmajid Bouchar declaró que cuando huyó sólo llevaba mil euros. Pese a que negó haber recibido ayuda económica durante su fuga, lo cierto es que cuando fue detenido en Serbia el terrorista llevaba dinero, lo que hace difícil creer que no contó con financiación y que el millar de euros inicial le bastó para sobrevivir durante quince meses y para cruzar las fronteras de seis países. Del Olmo, apartado por segunda vez del sumario por una recusación N. C. MADRID. El colectivo de funcionarios Manos Limpias presentó el 14 de octubre una nueva recusación contra el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, por lo que el instructor ha tenido que apartarse por segunda vez en dos meses de la tramitación del sumario por los atentados del 11- M. Esta segunda recusación- -la primera se planteó en agosto y fue definitivamente resuelta por la Audiencia Nacional el 23 de septiembre- -contiene exactamente los mis- mos argumentos que la primera, lo que ha llevado a la Fiscalía a asegurar que el objetivo de este colectivo es torpedear el tramo final de la instrucción. Además, sostiene que las recusaciones sólo se pueden plantear por quienes son parte en el proceso, requisito que este sindicato no cumple. Por todo ello, el fiscal pide que se rechace de plano la recusación y que se imponga a Manos Limpias la multa máxima que la ley prevé para aquellos que actúan con mala fe procesal. El colectivo Manos Limpias acusa a Juan del Olmo de tener interés personal en la causa por no haber permitido que se personase como acusación popular. El instructor le impuso una fianza- -requisito habitual para la personación de las acusaciones populares- -y le exigió- -como ya hizo con la Asociación 11- M Afectados por el Terrorismo y con la Asociación de Víctimas de la Injusticia y la Arbitrariedad- -que unificara con las otras acciones populares la dirección letrada, dado el elevado número de partes que ya actúan en este procedimiento defendiendo los mismos intereses. Manos Limpias que no ha cumplido ninguno de esos requisitos, decidió actuar contra el juez.