Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión DOMINGO 30 10 2005 ABC PRESIDENTE DE HONOR: GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA DIRECTOR: IGNACIO CAMACHO Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil INHIBICIÓN OBLIGADA E TORMENTA SOBRE WASHINGTON E L entorno de la Casa Blanca se encuentra en apuros. Especialmente desde que se ha conocido la dimisión del jefe de gabinete del vicepresidente Cheney, Lewis Libby, por la imputación de haber mentido en el llamado espíagate En este sentido, la acumulación de reveses presidenciales desde el pasado verano comienza a suscitar alguna inquietud en los ambientes de Washington. De hecho, una adversa meteorología política parece ser la causante de que las nubes se adensen sobre la capital norteamericana mientras se presienten aires de tormenta sobre el horizonte del segundo mandato presidencial de George Bush. De este modo, su figura política sufre así un inesperado ensombrecimiento después de su holgada victoria frente al demócrata John Kerry, cosechada en las pasadas elecciones presidenciales. La presión barométrica comenzó a bajar ostensiblemente en el crédito presidencial durante la catástrofe de Nueva Orleáns. Entonces, fueron numerosos los errores de coordinación y previsión atribuibles a las diferentes administraciones involucradas en la gestión de la crisis generada por el Katrina Pero, sobre todo, lo que más echó de menos la opinión pública norteamericana fue el ejercicio de un liderazgo presidencial tan nítido como el que visualizó durante el 11- S, el momento más dramático vivido por el país en las últimas décadas. A partir de ese momento los contratiempos de Bush no han dejado de sucederse. Primero, en el Congreso, donde Tom DeLay ha tenido que dimitir temporalmente de su cargo de líder de la mayoría republicana al ser procesado por financiar ilegalmente su campaña durante las elecciones legislativas de 2002. Luego, en el Senado, donde el también líder de los republicanos, Bill Frist, está siendo investigado por hechos semejantes. Y esta misma semana, el presidente Bush ha visto cómo su autoridad era desafiada dentro de las filas republicanas al decaer la candidatura de Harriet Miers al Tribunal Supremo debido a la oposición de los sectores más conservadores de su partido, a quienes les preocupaba más el perfil moderado de la candidata que el hecho de que contara con la absoluta confianza del presidente al haber sido una de sus asesoras legales durante su primer mandato. Pero la dimisión de Lewis Libby es la que puede suponer un golpe para el presidente Bush, ya que afecta al entorno de su confianza en la Casa Blanca. El hecho de que estemos ante el jefe de gabinete de su hombre fuerte, Dick Cheney, y que la causa que ha provocado su caída haya sido el llamado caso Plame abren un escenario de incertidumbre. Sobre todo porque el país vive agitado por la polémica que genera la continuidad de su presencia militar en Irak. Y porque la imputación de haber mentido que pesa sobre Libby tiene lugar dentro de un proceso judicial que trata de determinar quién filtró dentro de la Casa Blanca la identidad de la agente de la CIA que, con sus informes, hizo que cobrara crédito la tesis de la dudosa veracidad de la información que, entre otros argumentos, justificó la intervención en Irak sobre la base de la existencia de armas de destrucción masiva. La crisis se ha detenido, por ahora, en peldaños intermedios. Sin duda se ha de seguir investigando. Pero también conviene huir de juicios previos y de mezclar asuntos demasiado tangenciales. No hay que olvidar que Clinton se vio sometido a un proceso de impeachment (destitución) por mentir y hoy da conferencias por medio mundo y es reconocido como un líder mundial. El espíagate aparece como vital para que Bush consiga recuperar el crédito y la confianza de los ciudadanos que le dieron la victoria el pasado noviembre. L PP ha decidido recurrir en amparo ante el TC la decisión de la Mesa del Congreso de no plantear la reforma del Estatuto catalán como una reforma constitucional. El máximo intérprete de la Carta Magna tendrá que decidir, pues, sobre este recurso. Por eso resulta pertinente que una vez registrada la petición de los populares, uno de los magistrados, Pablo Pérez Tremps, se inhiba y no participe ni en la deliberación ni en la votación, pues, como ha confirmado la dirección de ERC, ha participado como asesor en la elaboración del texto que ha llegado desde el Parlamento catalán al Congreso. Nadie puede ser juez y parte al mismo tiempo. La figura del deber de abstención parece aquí ineludible para el magistrado, propuesto por el Gobierno socialista para el cargo que ocupa en el TC. Pablo Pérez Tremps JAIME GARCÍA AHORA, EN LA INDIA E SALUD PUBLICA E INFORMACIÓN OS domingos recoge hoy en sus páginas un completo compendio de las sucesivas crisis alimenticias y sanitarias (peste porcina, mal de las vacas locas o las más recientes gripe aviar, lengua azul o fiebre aftosa) que han llegado o pueden llegar a España, así como la opinión de expertos sobre los motivos y consecuencias de su expansión. A lo largo de la historia, cuando se trata de nuestra relación con las enfermedades contagiosas, los seres humanos pasamos con demasiada facilidad de la euforia más irresponsable a la histeria colectiva. Y la naturaleza se encarga cíclicamente de recordarnos que somos parte de ella y que por más descubrimientos que hagamos, jamás escaparemos a las leyes que rigen los mecanismos naturales desde el comienzo de los tiempos. En el momento en los que las sociedades civilizadas habíamos logrado un nivel de protección sanitaria e higiénica que creíamos inmejorable, nuestros propios avances científicos nos exponen una y otra vez a peligros y enfermedades nuevas. Tenemos la penicilina y los recursos farmacológicos más avanzados, pero también los aviones, los viajes exóticos, el traslado de mascotas y las combinaciones inesperadas de enfermedades animales y humanas. Nada más natural que asustarse, porque el miedo forma parte de nuestros mecanismos de supervivencia, y si no temiéramos perder nuestra salud estaríamos más cerca de la enfermedad. Cuando existe un riesgo, lo natural L es tender a protegerse instintivamente. Pero a estas alturas lo menos aconsejable es dejar rienda suelta a esos sentimientos. Los poderes públicos están obligados a mantener una vigilancia absoluta ante cualquier amenaza nueva o conocida que ponga en peligro la salud de los ciudadanos, y al mismo tiempo, deben mantenernos correctamente informados para evitar reacciones histéricas que podrían generar problemas más graves de los que se pretenden evitar. En este sentido, es fundamental el papel de la Organización Mundial de la Salud como alerta temprana de las pandemias y epizootias que están surgiendo, muchas veces luchando contra el oscurantismo que las autoridades nacionales mantienen para minimizar su falta de reflejos para atajar estos brotes nocivos. El mundo es un trasunto de Arca de Noé y además cada vez se vuelve más pequeño a causa de la globalización. En el futuro inmediato, muchos de los alimentos que ahora producen nuestros agricultores vendrán de países del Tercer Mundo, que, por la fuerza de la globalización, buscan también una salida para sus productos y a través de ellos, una esperanza para su desarrollo. También será necesario que por un lado u otro se extienda el cultivo de las especies genéticamente modificadas muchos de cuyos efectos sobre la salud son aún desconocidos. La única respuesta posible es la seriedad y el rigor científico, junto con la vigilancia coordinada de las autoridades. L terror amplió ayer su siniestra geografía hasta la India, donde una cadena de atentados causó más de cincuenta muertos y casi el doble de heridos. Tanto la fecha- -fiesta mayor del hinduismo- -como el lugar- -unos concurridos mercados populares- -forman parte de modus operandi del terrorismo internacional. Ningún grupo se ha atribuido la matanza, cuya autoría parece aún difusa habida cuenta del complicado rompecabezas sociopolítico y geoestratégico de la región. Lo único cierto es que el terrorismo avanza imparable y que sus métodos criminales se repiten y mimetizan (de Bagdad a Nueva Delhi) Nada justifica la muerte de tantos inocentes y el intento de desestabilizar estados. Una amenaza que pone a prueba el tesón de la comunidad internacional por ganar esta batalla decisiva. LA VELLA CANÇÓ N Osólo el proyecto de reforma del Estatuto catalán, también (y sobre todo) los Presupuestos para 2006 van a servir de barómetro para medir la presión política de sus socios que el PSOE es capaz de resistir para seguir en el poder. Lo último de ERC, primus inter pares, es proponer que una de cada cuatro canciones que emita RTVE sea en catalán, euskera o gallego y que la producción infantil sea territorializada y programada en esas lenguas. Tan grotesco como lo leen. La idea sonaría a chiste si no hubiéramos ya asistido a episodios de claudicación ante los independentistas por parte del PSOE. Es fácil ser pesimista, pues que Zapatero ceda ante ERC no es una nova cançó