Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Los sábados de ABC SÁBADO 29 10 2005 ABC CUERPO Y MENTE El láser ataca de nuevo. Esta vez bajo el nombre de Fraxel y con un claro objetivo: devolver a la piel el esplendor perdido. Para ello nada mejor que actuar poco a poco. ¿La estrategia? Eliminar al enemigo con paciencia y precisión Se hizo la luz iempo pasa y tarde o temprano el rostro lo acusa. Atrás quedaron los días en que creíamos, con absoluta firmeza, que las arrugas o las manchas nunca se atreverían con nuestra piel. Un buen día aparecen las primeras arrugas, las segundas, las manchas... y con ellas, claro, se encienden las alarmas estéticas. Eso sí, de momento, no quieres ni oír hablar de agujas ni anestesias. Tranquila (o tranquilo) Existen otras soluciones. Como por ejemplo, la que se esconde bajo el nombre de láser, ese haz luminoso que ha demostrado con creces su efectividad en diferentes especialidades médicas. Entre ellas la Dermatología. Ésta es la mejor carta de presentación del láser, una tecnología que, lejos de pasar de moda, cada día es más efectiva. La tecnología láser utiliza una luz de alta energía, de una sola longitud de onda, que es absorbida por los tejidos que queremos tratar respetando los tejidos que no queremos dañar explica el doctor Ricardo Ruiz Rodríguez, jefe de la Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber de Madrid. Se desarrolla en especialidades como la Dermatología o la Oftalmología, precisamente por esto: puede tratar selectivamente determinadas lesiones, sin dañar el tejido sano Elt TEXTO: MARTA BARROSO das por la hemoglobina y si lo que se desea es eliminar un tatuaje, hay que usar un láser diferente para cada color de tatuaje. Pero vamos al grano. Lo que hoy nos interesa es la última técnica que planta cara a los años, esos adversarios duros e implacables que atentan directamente contra la juventud de la piel. Para no dejarse la piel -La magia del rayo láser no es siempre la misma ni sus efectos tampoco. Aunque esté presente en numerosos campos de la belleza, esta técnica debe manejarla un médico especialista que conozca qué tiempos y potencia requiere en cada momento el paciente. -Pida referencias del médico que ha elegido. Pregunte cuánto tiempo lleva realizando este tipo de intervenciones y no olvide nunca que la técnica del láser es una cirugía. No se deje llevar por publicidades engañosas. -Es muy importante, como en cualquier técnica aplicada en estética, tener unas expectativas realistas. No dude en preguntar a su médico para que le explique con claridad que es lo que puede conseguir con este tipo de láser. -Y si se queda más tranquilo, pida al médico fotografías del antes y el después de las intervenciones que ha realizado. Es una buena manera de comprobar cómo trabaja el especialista. Borrar las huellas La más innovadora tecnología se conoce como Fraxel o rejuvenecimiento fraccionado. Creada por investigadores de la Universidad de Harvard, aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) trata conjuntamente la textura de la piel y las manchas solares y de edad. Lo más importante de este láser es que es más seguro que los anteriores y no tiene efectos secundarios explica Ricardo Ruiz. Se pueden tratar miles de puntos microscópicos de la piel, con mucha potencia, dejando zonas de piel sana entre un punto y otro, lo que ayudará a la rápida regeneración del tejido tratado. Esto permite al láser actuar en zonas profundas (epidermis y dermis) estimulando así la producción de colágeno, y sin dañar la zona superficial de la piel. Es decir, no produce heridas. Y de aquí la gran ventaja de este láser: consigue los mismos resultados que se conseguían hasta ahora con los láseres ablativos, pero sin efectos secundarios. Por lo tanto el paciente no tiene que darse de baja de su vida laboral o social en ningún momento Eso sí, se necesitan cuatro o cinco sesiones, ya que en cada una de ellas el láser sólo actúa en un 20 por ciento de la superficie de la piel. El Fraxel puede usarse en el rejuvenecimiento de la cara, cuello, pecho y manos, y obtiene muy buenos resultados en el tratamiento de arrugas finas, cicatrices de acné y manchas. Además, debido a la rápida regeneración de la piel después del tratamiento, permite tratar hasta las zonas más sensibles. Anestesia en crema Sólo requiere anestesia en crema (y ninguna en zonas pequeñas) Es una técnica que se tolera muy bien y sólo se sienten unos pinchazos o un hormigueo durante el tratamiento. Lo que se hace, una vez limpia la zona a tratar, es aplicar el anestésico tópico y una crema azul que oscurece las imperfecciones de la piel, aumentando el contraste. De esta manera se mejora la seguridad y la precisión, lo que permite el sistema de seguimiento óptico inteligente y la localización precisa de las mínimas arrugas continúa el doctor Ruiz. Lo mejor es que se obtienen resultados notables- -de manera inmediata y progresiva, alcanzando el resultado óptimo en 2 ó 3 meses- -sin romper la barrera protectora de la piel, con lo que se evitan los infecciones o cicatrices Después de cada sesión notará que la piel tiene un aspecto bronceado (señal de que la la dermis trabaja en la regeneración de los tejidos y hay una alta circulación de la sangre) y unos días más tarde (entre tres y catorce) puede presentarse una pequeña descamación. Es imprescindible el uso de un protector solar con factor mínimo 30 y mantener la piel hidratada con una crema hipoalergénica. Según salga de la consulta del médico, podrá hacer su vida completamente normal. Esto es todo. Información. Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber. Tel. 91 401 18 00. Clínica O Donell. Tel. 91431 7861 Magia personalizada Visto lo visto es lógico que el láser se haya convertido en un campo apasionante en el que los dermatólogos han encontrado múltiples aplicaciones tanto para mejorar la estética como para solucionar problemas cutáneos serios: desde eliminar el vello de forma definitiva, a borrar manchas, erradicar lesiones vasculares, reparar estrías o difuminar las arrugas, entre otras cosas. Eso sí, con diferentes láseres, ya que cada uno nace con una indicación precisa. Así por ejemplo, si lo que se desea es eliminar una mancha hay que usar longitudes de onda que sean absorbidas por la melanina; a la hora de eliminar una vena se deben aplicar las longitudes que sean absorbi- Un mal hábito. En caso de cicatriz, el láser tiene mucho que decir