Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 10 2005 Cultura 59 Advierten al Gobierno de que la cultura gratuita favorece su degradación Las entidades de gestión de derechos reclaman una remuneración justa b Ayer se celebró en Madrid el Se- EL RAYO QUE NO CESA FRANCISCO ESTEVE Presidente de la Asociación de Amigos de Miguel Hernández minario Internacional sobre Derechos de Autor y Acceso a la Cultura, cuya conferencia inaugural corrió a cargo de Alfredo Bryce Echenique S. G. MADRID. Bryce Echenique comenzó su conferencia inaugural con una carta abierta de su editor peruano, Germán Coronado Vallenas, en julio de este mismo año, con motivo de la celebración de la Feria del Libro de Guadalajara. En ella, el editor se lamenta de que la piratería campe impune en calles y plazas llevando a la quiebra a las editoriales y sostiene que la voceada Ley del Libro en aquel país sigue siendo letra muerta informa Ep. Esta inquietud del escritor por la situación que atraviesa su país en lo que se refiere a los derechos de autor fue el sentir general de los presentes en el Seminario Internacional sobre Derechos de Autor y Acceso a la Cultura, realizado con motivo de la reciente Asamblea General Anual de la Federación Internacional de Entidades de Gestión de Derechos de Reproducción (Ifrro) -contó con representantes de 47 países- organizada por el Centro Español de Derechos Reprográficos (Cedro) Más optimista se mostró Carme Chacón, vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados, en lo que se refiere a la situación de España, afirmando que después de la aprobación por la Conferencia General de la Unesco del Convenio sobre la Diversidad Cultural, ya nadie puede negar que el respe- to a los derechos de autor es uno de los soportes de la diversidad cultural informa Efe. Además, recordó que el Congreso está debatiendo en estos momentos la reforma de la Ley de la Propiedad Intelectual, que espera sea una norma equilibrada para el interés general. Una reforma que no contenta a todos Sin embargo, la reforma no parece contar con el aplauso de todos, según se desprende de las conclusiones presentadas ayer por Ifrro, en las que se critica la inclusión en el proyecto de Ley de dos nuevos límites que perjudican gravemente al sector del libro y al equilibro entre titulares de derechos y usuarios El primero de ellos permite la reproducción, distribución y comunicación pública de pequeños fragmentos de obras para la ilustración de la enseñanza mientras que el segundo daría vía libre a la comunicación pública de obras a través de redes internas en bibliotecas y otras instituciones culturales Dos límites que no establecen una compensación para los titulares de los derechos como sucede en otros países europeos- -excepto en Portugal- según explica a ABC la directora general de Cedro, Magdalena Vinent. Si damos todo gratis, favorecemos el empobrecimiento y la oferta cultural se va a ir degradando. Y eso es lo contrario de lo que se persigue con la diversidad cultural Estamos de acuerdo con facilitar el acceso a la cultura en general- -continúa- pero debe tener una remuneración. Sólo pedimos al Gobierno una remuneración justa, ni más ni menos Alfredo Bryce Echenique GONZALO CRUZ En el proyecto de Ley, dos nuevos límites perjudican al sector del libro y al equilibro entre titulares de derechos y usuarios Herralde: Bolaño despreciaba a los escritores vendidos al mercado ANTONIO ASTORGA MADRID. Un barbilampiño escritor salvaje, poeta radical acunado en el dadaísmo mexicano, llamó un día a las puertas de una editorial con La literatura nazi en América Era Roberto Bolaño, que presentaba su obra al premio Herralde, convocado por Anagrama. El editor no lo conocía, pero permaneció entusiasmado por aquella prosa. Bolaño decidió enviar La literatura nazi en América a otras editoriales y Seix la publicó. El escritor vivía en Blanes, en la calle del loro. Un día decidió visitar a Jorge Herralde. El editor deseaba que le entregara algún texto que no tuviera comprometido y el escritor le concedió Estrella distante Desde entonces, Roberto Bolaño se convirtió en un constelación salvajamente cercana para los lectores españoles. En Anagrama se asentó (ganó el premio He- rralde, algún año después, con Los detectives salvajes novela también galardonada con el Rómulo Gallegos) y allí publicó nueve títulos hasta que una salvaje enfermedad arrebató de las manos de los lectores a un tipo que nunca creyó en el éxito literario, ni siquiera cuando cumplió el medio siglo: Es como creer en Papá Noel remató. Generoso y cariñoso Jorge Herralde rinde homenaje al escritor chileno con un mosaico de textos que dibujan la estrecha relación entre editor y autor: Para Roberto Bolaño (El Acantilado) que ayer presentó en Barcelona, reúne artículos y entrevistas en las que Herralde glosa a quien considera como uno de los dos más grandes escritores en castellano de las últimas décadas Desvela asimismo algunas de las peripecias edito- riales que vivió en propia carne Bolaño. Ahora bien, si Bolaño era un animal literario, ¿cómo era humanamente? Se decía en Chile- -comenta a ABC Jorge Herralde- -que Roberto tenía un perfil un poco pendenciero, pero era muy generoso y cariñoso. Leía a sus contemporáneos. Amaba la literatura con total radicalidad y aplaudía con el mayor entusiasmo a escritores como Enrique Vila- Matas, Juan Villoro, Alan Pauls... Despreciaba un cierto tipo de escritura que él consideraba que estaba vendida al mercado En Chile- -prosigue Herralde- -fueron sonadas las polémicas que mantuvieron Isabel Allende y Bolaño. Él llamaba a ella escribidora y ella le contestaba a él tildándole de amargado y resentido que no hablaba bien de nadie Y no es verdad. Roberto era un ser generoso Bolaño murió en plena efervescencia creadora esperando un transplante de hígado. A título póstumo se publicó 2666 de la que se han vendido 30.000 ejemplares. El jefe sigue siendo el primero de los pieles rojas en esta pradera literaria. l 23 de febrero de 1936 escribía Juan Ramón Jiménez en el diario madrileño El Sol una reseña sobre unos poemas que publicó, en la Revista de Occidente el estraordinario (sic) muchacho de Orihuela Miguel Hernández, y finalizaba pidiendo que no se perdiera nunca esta voz, este acento, este aliento joven de España Por desgracia, muchas han sido las voces, acentos y alientos de jóvenes poetas que han desaparecido de nuestro recuerdo o han pasado al más profundo ostracismo. Esta parece ser una condición inherente a la propia condición de escritor, y mucho más a la de poeta. Sin embargo, algunos han conseguido traspasar esta barrera del olvido y siguen permanentes en la memoria y el reconocimiento de la sociedad. Uno de ellos es el poeta Miguel Hernández, que, como rayo que no cesa sigue vigente a través de su obra y de su testimonio. Estos días se conmemora el noventa y cinco aniversario de su nacimiento, acaecido el 30 de octubre de 1910 en la ciudad alicantina de Orihuela. Además, este año se está celebrando también el 75 aniversario del nacimiento poético de este escritor que inició en 1930 sus primeras apariciones en los medios de comunicación con unos balbucientes poemas con los que llamaba a las puertas de la Poesía el joven Miguel Hernández, a la edad de 19 años. Algunos achacan esta vigencia del recuerdo de Miguel Hernández a razones meramente extraliterarias como su claro compromiso con el bando republicano o al carácter combativo de algunos de sus poemas. Sin embargo, estos razonamientos serían válidos si su influencia se hubiera circunscrito únicamente a determinados sectores más afines a su ideología. Pero la realidad es que su obra supera las posiciones políticas para convertirse en un obligado referente en la historia de la literatura española, la cual ha situado ya a Miguel Hernández en un lugar de merecido reconocimiento como un poeta necesario según palabras de Buero Vallejo. La condición de máximo representante de la Generación del 36 ubica a este poeta como un nexo entre las relevantes figuras de la Generación del 27 y la producción poética española de la posguerra ya que, según definición de Dámaso Alonso, Miguel Hernández es el genial epígono del 27 Su obra sigue superando el paso del tiempo con investigaciones y estudios que suponen nueva savia porque, soy como el árbol talado, que retoño porque aún tengo la vida E