Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 10 2005 Sociedad 53 Salud Atención sanitaria Nutrición Infecciones respiratorias Proyecto para mejorar las urgencias en zonas rurales La Fundación Médico Rural ha elaborado la iniciativa Proyecto Siglo XXI para mejorar los tiempos de respuesta de la asistencia de urgencia en zonas rurales sin estructuras sanitarias y ayudar a los enfermos en tiempo real, gracias al uso de las nuevas tecnologías. El objetivo es que los médicos puedan atender emergencias en 20 o 30 minutos, tiempo que ahora se invierte en esperar el transporte. La familia de las coles puede reducir el riesgo de cáncer de pulmón Las hortalizas de las familias de las coles (coliflor, berza, brócoli y lombarda) podrían ayudar a personas con determinada constitución genética a reducir su riesgo de cáncer de pulmón. Así lo indica un estudio de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer en Lyon (Francia) que publica The Lancet Estos vegetales son ricos en isotiocianatos, con propiedades quimiopreventivas. Las enfermedades del neumococo se reducen a la mitad en mayores de 50 La incidencia de las enfermedades causadas por el neumococo, entre ellas la neumonía, ha disminuido hasta un 50 entre personas de 50 años o más, según el Departamento de Salud de Minnesota (Estados Unidos) que publica JAMA. La reducción está asociada a la puesta en marcha de la vacuna neumocócica conjugada heptavalente en bebés y niños pequeños en marzo de 2000 en EE. UU. ONCOLOGÍA CALEIDOSCOPIO JOSÉ MARÍA FERNÁNDEZ- RÚA Una vacuna inmunológica frena las recaídas frente a un tipo de linfoma No sustituye a la quimioterapia, sino que la complementa b Dieciocho de veinticinco pacien- AVANCES EN CARDIOLOGÍA tes, incluidos en el estudio, no han sufrido nuevos episodios de linfoma folicular a los dos años de recibir la vacuna BEGOÑA LÓPEZ PAMPLONA. Un equipo de investigadores de la Universidad de Navarra ha demostrado la eficacia y el beneficio clínico de una vacuna inmunológica personalizada contra un tipo de cáncer de la sangre, el linfoma folicular, en pacientes que ya han sufrido una primera recaída tras recibir un ciclo de quimioterapia. Los resultados fueron presentados ayer ante el congreso nacional de la Asociación Española de Hematología y Hemoterapia, celebrado en Madrid. El 80 de los pacientes tratados con esta dosis han respondido y no han vuelto a sufrir recaídas. Esta vacuna impide que el paciente recaiga cuando debería recaer aseguró Maurizio Bendadni, responsable del estudio y del laboratorio de Inmunoterapia del CIMA, centro de investigación de la Clínica Universitaria. Anualmente se diagnostican más de 5.000 casos de este tipo de cáncer en España en mayores de 40 años. El linfoma folicular es un tumor del sistema linfático cuyas células presentan una proteína de superficie, una inmunoglobulina, que puede utilizarse como diana. La vacuna, denominada idiotípica, se produce a partir de esa proteína y tiene como objetivo provocar una reacción del sistema inmune del enfermo. M Maurizio Bendandi, hematólogo de la Clínica Universitaria de Navarra EFE Características No es preventiva ni de uso general. No es efectiva en ningún otro tipo de tumor. No sustituye ni elimina a la quimioterapia, pero es especialmente útil como complemento de la misma. No tiene efectos secundarios, es inocua al cien por cien. La proteína en que se basa es distinta para cada paciente, por lo que se tarda en preparar entre tres y seis meses. Además, cada vez que se produce un nuevo episodio tumural la duración de la respuesta tiende a ser más corta que la anterior advierte el investigador. El estudio ha atendido a 25 pacientes en los últimos cuatro años y medio. De ellos, cuatro no han respondido a la vacuna y han recaído en el tiempo previsto, tres están acabando el estudio y 18 han respondido satisfactoriamente. Ninguno de estos 18 ha recaído durante los dos años de vacunación, y sólo uno de ellos lo ha hecho diez meses después de finalizar los dos años de tratamiento, o sea, cuando ya habían dejado de vacunarle desde hacía casi un año. Es decir, todos los pacientes que han respondido a la vacuna y con un seguimiento suficiente tienen una segunda respuesta completa más larga que la primera. Prácticamente todos han alcanzado y superado el baremo de los trece meses y ninguno ha recaído en el periodo de vacunación, por lo que este tratamiento ha superado ampliamente los resultados esperables únicamente con la quimioterapia No es válida como primer tratamiento La vacuna, que se administra por vía subcutánea, resulta especialmente útil como complemento de la quimioterapia. Se ha hecho algún intento por aplicar la vacuna como primer tratamiento, pero los resultados no han sido satisfactorios aseguró Bendandi. En términos generales, el procedimiento seguido en los enfermos tratados en la Clínica Universitaria consistió en tratar al paciente con quimioterapia convencional durante seis meses para reducir lo máximo posible el tamaño del tumor. Después se mantiene un periodo de descanso de entre tres y seis meses para reconstituir la integridad de su sistema inmune. Por último, se inocula la vacuna mensualmente durante 4 meses, para luego pasar a recuerdos menos frecuentes. Recaídas en 13 meses Habitualmente el paciente no reacciona contra la proteína del tumor, ya que al ser un elemento conocido, su sistema inmune no lo combate. Mediante técnicas de laboratorio hemos adherido a la proteína diana otra proteína llamada KLH, obtenida a partir de un molusco. Así logramos que también la proteína tumoral sea reconocida como extraña aseguró Bendandi. La investigación reconoce que la mitad de los pacientes tratados con quimioterapia recaen a lo largo de trece meses ás de cuatro mil cardiólogos, médicos generales y de atención primaria, internistas y enfermeras han debatido durante esta semana los avances en prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, en el marco del congreso que anualmente organiza la Sociedad Española de Cardiología y que hoy termina en Barcelona. Los especialistas han constatado que la obesidad, los malos hábitos alimentarios, el sedentarismo, el tabaquismo y la ausencia de controles de enfermedades como la hipercolesterinemia, la hipertensión arterial o la diabetes, entre otras, provocan la aparición de aterotrombosis. Esta enfermedad, como recuerda el profesor José María Cruz, jefe del Servicio de Cardiología del hospital sevillano Virgen de Macarena y presidente de la Fundación Española del Corazón, va cerrando los vasos sanguíneos que alimentan a órganos de tanta importancia como el corazón, el cerebro o los riñones. Surgen así las enfermedades cardiovasculares- -infarto de miocardio, ictus, etc... que matan a más de dieciséis millones de personas en todo el mundo y que constituyen la primera causa de mortalidad en los países occidentales. Pero, además, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, esta epidemia habrá alcanzado en 2020 también a los países menos desarrollados y constituirá la primera causa de mortalidad a nivel mundial. En estas sesiones se ha hablado sobre el síndrome metabólico que, por ejemplo, en el archipiélago canario lo padece el 24 de la población. Un estado de resistencia a la insulina y posiblemente también a la leptina (hormona que se encarga de regular el peso del organismo) ambas muy relacionados con un exceso de grasa visceral, parece estar en la base de este síndrome.