Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad SÁBADO 29 10 2005 ABC Salud No se contagia. Tampoco se cura. Pero pueden reducirse sus efectos. La psoriasis afecta a más de 700.000 españoles. Un estudio acaba de señalar sus principales problemas y el que más está presente es la desconfianza hacia los tratamientos Psoriasis, una enfermedad sin retorno TEXTO: GONZALO ZANZA MADRID. Entre el 1,5 y el 2 de la población española (de 700.000 a 800.000 personas) padece psoriasis en alguna de sus manifestaciones. La cifra no oculta los efectos de una enfermedad imprevisible. Se trata, en muchos casos, de una dolencia no contagiosa que se mantiene oculta porque perjudica al afectado desde el plano laboral al de sus relaciones personales y que, en ocasiones, ha acabado en suicidio. Los afectados piden un mayor reconocimiento de la enfermedad y que las terapias que logran mejores resultados se extiendan a toda la geografía, independientemente del lugar de residencia. La Academia Española de Dermatología ya tiene el primer estudio epidemiológico de la psoriasis en nuestro país. Junto al número de afectados, en porcentajes inferiores a los que se registran en Estados Unidos o los países nórdicos, se ofrecen magnitudes que también hablan a las claras de la realidad de la enfermedad. Por ejemplo, el 7 de los afectados requirió, sólo en el último año, doce días de hospitalización, un 13 tuvo que acudir en algún momento a los servicios de urgencia y uno de cada diez estuvo con la situación de baja laboral una media de dos meses. Como enfermedad crónica, que nunca desaparece aunque se rebajen sus manifestaciones clínicas, también tiene su coste, a pesar de que los medicamentos que emplean tienen una aportación reducida. Por ello, cada paciente gasta, principalmente en jabones, geles, hidratantes o emolientes unos 180 euros mensuales. El ciclo de la psoriasis Piel normal Capa de queratina Piel psoriática Escamas Células en crecimiento Placas psoriáticas Folículo piloso Epidermis Dermis Glándula sudorípara Piel Capa subcutánea Linfocitos T Vasos sanguíneos Renovación Activación Atracción Migración Los linfocitos T circulan a través de la sangre, regulando la respuesta del sistema inmunológico frente a bacterias o virus. En personas con psoriasis, las células T defectuosas son hiperactivas y migran a la piel como si curasen una herida o desviasen una infección. Este proceso conduce al crecimiento rápido de las células de la piel, provocando inflamaciones y lesiones se tienen que enfrentar los enfermos acaban por provocar un bajo nivel de autoestima. Como resultado se acaban deteriorando las relaciones familiares y sociales, y se generan problemas de culpabilidad cuando transmiten la enfermedad a sus hijos. Los tratamientos más comunes para combatir la enfermedad son los tópicos (97,02 como las cremas, alquitrán de hulla, derivados de la vitamina D 3; frente a la fototerapia (42,98 y los sistémicos (48,64 como la ciclosporina, retionoides orales o metrotexato. Las terapias alternativas en la mayor parte de los casos sin control médico, son seguidas por el 7,65 El porcentaje de pacientes que están medicados con terapias biológicas alcanza tan solo el 3,16 pese a ser una de las esperanzas más prometedoras. El problema de estos fármacos diseñados por procedimientos de ingeniería genética es la poca experiencia que se posee sobre sus efectos, al haberse desarrollado hace menos de una década. Otro problema es su alto coste (de 10.000 a 12.000 euros anuales) y que existen comunidades autónomas donde no están subvencionados. El tratamiento no cura- -advierte Amaro García Díez, vicepresidente de la Academia Española de Dermatología- pero en algunos casos la enfermedad retrocede y se puede permanecer hasta seis meses sin presencia de las placas de psoriasis. Son el futuro Presencia de la depresión El estudio también valora aspectos relacionados con la calidad de vida de los pacientes con psoriasis moderada y grave. En este sentido, dos terceras partes de los pacientes parecen dispuestos- -a tenor de las 3.320 encuestas realizadas- -a dar hasta un tercio de su salario por verse libre de la enfermedad. Incluso más de una tercera parte están dispuestos a dar al menos un mes de vida por librarse de la dolencia. Junto a estas consideraciones también hay un dato claro, la psoriasis no tiene enfermedades asociadas, a excepción de patologías como la depresión, que afecta al 6 según el estudio, aunque los pacientes hablan de un porcentaje mayor. La mitad de los pacientes presentan antecedentes familiares, en un 45 de los casos en primer grado. Todos ellos empezaron a sufrir la enfermedad antes de los 28 años y la padecen, como media, 18 años. Juana María del Molino, presidenta de Acción Psoriasis, una asociación que integra a los afectados, destacaba que los problemas estéticos a los que He sido su conejillo de indias, he repudiado los tratamientos A José Luis le diagnosticaron psoriasis guttaca a los dos años. Ahora tiene 58 y le afecta a la totalidad de su cuerpo. No guarda buenos recuerdos. A los ocho le dijeron que su problema era para toda la vida. Y eso marca... En 1963 fue expulsado del instituto por su aspecto físico. En la revisión previa al servicio militar (1968) le clasificaron como un presunto inútil y le negaron cualquier posibilidad de acceder a la función pública (ahora se mantiene para los Cuerpos de Seguridad) En 1970 trabajaba para la Seat, pero fue despedido al poco de sufrir un brote en el rostro. Ahora trabaja por cuenta propia. Poco a poco ha probado todos los tratamientos, incluidos los rayos uva tres años, que abandonó al alertale de que le podían producir un cáncer de piel. He sido su conejillo de indias durante muchos años. No he tenido mejoras con los tratamientos, los he repudiado, he visto a gente con el hígado y el riñón destrozados, mujeres estériles, suicidios... No tengo esperanzas El día 7 acudirá a su dermatóloga para anunciarle que abandona. Espera la cita desde hace tres meses, porque cuando le hacía falta le negaron la visita en el peor episodio que ha vivido: le mandaron a un servicio de urgencias donde no había dermatólogo. Toxicidad de los fármacos Algunos medicamentos utilizados en casos de psoriasis grave tienen efectos secundarios, como toxicidad para la médula ósea, el pulmón y el hígado o el riñón. Existe una percepción generalizada por parte del paciente de que el tratamiento prescrito es insuficiente y el cumplimiento de las terapias tópicas no llega al 40 Así lo asegura García Díez, para justificar que sólo el 14 de los enfermos consideran efectivos los tratamientos, lo que conlleva abandonos en el 20 de los casos.