Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid SÁBADO 29 10 2005 ABC CAPITALIN S UNA BOTELLA DE RON, UN LUJO PARA PALADARES EXQUISITOS En la subasta a la baja, Carlos, un pujante anónimo se llevó el manjar cubano por nada menos que 790 euros TEXTO: AIDA FERNÁNDEZ FOTO: JULIÁN DE DOMINGO S e comienza la noche levantando la ceja y se puede terminar levantando cualquier cosa. Así abría el más popular conductor de concursos, Carlos Sobera, una velada en la que la protagonista indiscutible era una botella de ron cubano de lo más selecto (del que se comerciarán sólo 7 botellas en España al módico precio de 1.000 euros cada una) A continuación- -porque como bien comentó el conocido presentador: lo bueno, si breve, dos veces bueno como en los discursos de Fidel el maestro ronero José Pablo Navarro dio una lección a los presentes de cómo catar la bebida caribeña para disfrutarla al máximo. Y cuando todos los presentes habían degustado el manjar, entonces, y sólo entonces, pudo dar comienzo una subasta a la baja- -consistente en empezar la puja en 1.000 euros e ir bajando hasta que alguien levan- tara su paleta- -para obtener la preciada botella. Clifford Luyk parece que ha hecho un gesto bromeó Sobera, mientras el ex jugador de baloncesto negaba con las manos y su esposa, Paquita Torres, sonreía también como defendiendo a su marido. Tras unos momentos de tensión y silencio en los que el precio bajaba y nadie pujaba, Carlos- -que no quiso desvelar nada más de su identidad- -levantó la paleta cuando el precio se situaba en 790 euros. Es un real encargo bromeó el nuevo dueño de la botella para esquivar las típicas preguntas de con quién lo iba a compartir. En cambio, Salvador Guerrero, ex mister España, no tenía ninguna duda. Si tuviese esta botella la compartiría con alguna mujer muy especial aseguró tras comentar que el próximo noviembre se estrena una obra de teatro en la que el actúa María Rosa y María Eugenia Fernán- Carlos Sobera dez de Castro, ex de Jacobo Martínez de Irujo, también acudieron a esta presentación que tuvo un escenario acorde con el lujo de la bebida: el Casino de Madrid. Entre canapé y canapé de sushi, regado además con copas de cava que pasaban constantemente- -no sólo de ron vive (o bebe) el hombre- apareció por allí el rey del pollo frito Ramoncín, que no suele prodigarse mucho por este tipo de fiestas, pero que claro, tratándose de un ron de este calibre, hizo una excepción. El cantante Raúl, con un look tan cambiado que resultaba difícil reconocerle, no quiso perderse una subasta en la que sólo un verdadero amante de la caña de azúcar no se iría a casa con las manos vacías. Finalmente, el maestro de la cata- -al que le costaba desprenderse de la botella- -no quiso irse sin agradecer su presencia a Bruno Rain, presidente de Pernod Ricard, y reconoció que no hay mejor lugar que nuestro país para este producto, ya que a fin de cuentas Cuba también es hija de España Al final de la fiesta- -quizás por los efectos de tanta cata, quizás por el acogedor escenario- -una alegría caribeña reinaba en el ambiente; y es que no todos los días se puede degustar una bebida elaborada con los más antiguos rones y aguardiente. Eso sí, muchos inexpertos y tímidos invitados se preguntaban si estaría mal visto echarle hielo y mezclarlo con coca cola Y es que no todo el mundo tiene el paladar de que disfrutan a l otro lado del océano.