Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 10 2005 Madrid 35 Una fuerte tormenta obliga a desviar a otros aeropuertos aviones que iban a Barajas Demoras generalizadas en los vuelos que llegaban o salían del aeropuerto cambiar la configuración con que habitualmente operan las aeronaves, y además hubo problemas de rotación de aviones y tripulaciones A. GARCÍA MORENO MADRID. La primera jornada del puente de Todos los Santos se desarrolló en el aeropuerto de Barajas con retrasos generalizados en los vuelos por las regulaciones en los aterrizajes, el cambio de pistas por el viento sur y problemas de rotaciones de aviones y de tripulaciones. Así lo confirmaron fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y de varias aerolíneas. Las demoras en los trayectos de ida y vuelta de diversos destinos se produjeron en un día en el que estaban programadas 1.288 salidas y llegadas. El peor momento se vivió entre las 18 y las 18,50 horas cuando se desató una fuerte tormenta sobre el área de aproximación al aeropuesto que obligó a desviar cinco vuelos. Tres aviones fueran desviados a Valencia, uno a Alicante y otro a Tarragona. Las aeronaves desviadas procedían de Barcelona, Lanzarote, Tenerife, Palma de Mallorca y Amsterdam. Fuentes aeroporturias indicaronque durante esos cincuenta minutos se operaron unos veinte vuelos mientras que Iberia señaló que apenas hubo aterrizajes y despegues. Las regulaciones en los aterrizajes comenzaron a las 10.20, y obligaron a reducir hasta 35 el número de operaciones a la hora por exceso de b El viento obligó a demanda en las llegadas En condiciones normales, Barajas puede efectuar hasta 78 operaciones. Además, el aeropuerto madrileño tuvo que cambiar la configuración con la que habitualmente opera- -norte- -por la sur, debido al cambio de dirección del viento, situación que ralentiza las operaciones dado que la pista que normalmente se utiliza para los aterrizajes pasa para los despegues y viceversa. Nuevas pistas Desde el pasado día 17 de octubre se desarrollan trabajos de mantenimiento en la pista de vuelos 36 L 18 R, en la que habitualmente se efectúan los despegues, por lo que desde esa fecha se utilizan las dos nuevas pistas del aeropuerto para las salidas y las llegadas. Fuentes de varias compañías indicaron que estas dos nuevas pistas están cerca de la Nueva Area Terminal (NAT) pero lejos de las actuales terminales, por lo que algunos aviones deben rodar durante 20 minutos para llegar a la cabecera de pista, lo que también demora las salidas En las términales de las pistas muchos pasajeros presentaron sus reclamaciones al verse afectados por los retrasos. Destacaron durante toda la jornada las retenciones continuas que se produjeron en la M- 30 y la M- 40 La salida de la A- 2 sufrió importantes atascos también por la tarde Otro punto significativo con problemas fue la avenida de Los Andes ya que la plaza de conexión con la M- 40 está cerrada, al parecer con obras pertenecientes al Ministerio de Fomento. Por ello, los conductores de la zona del Campo de las Naciones también tuvieron retenciones. Al final, el farolillo rojo de los atascos durante la hora punta matutina se lo llevó el acceso por el Arco de la Victoria que fue el último en despejarse. Luego, aunque mediada la mañana disminuyó la intensidad del tráfico, a primeras horas de la tarde, con más lluvia, siguieron las retenciones y los vehículos volvieron a agolparse en los cinturones de circunvalación y en las carreteras de salida dispuestos a disfrutar, pasado el atasco, del puente naban en varios puntos de la M- 40. Una de las principales vías afectadas era la A- 6, con 40 kilómetros de retención en el término municipal de Collado Villalba. La A- 2 también registraba circulación lenta, al igual que la carretera de Colmenar- -la M- 60- -en el término municipal de Tres Cantos, y las nacionales A- 1 y A- 4. Además, hubo 15 kilómetros de circulación lenta en la A- 42 a su paso por Parla en dirección a Toledo, y 12 en la A- 5, tres de ellos a la salida de Madrid y nueve a la altura de Navalcarnero, en dirección a Toledo. Desde hace quince días, se utilizan dos nuevas pistas para los despegues y los aterrizajes Los bomberos de la Comunidad se vieron obligados a realizar 53 salidas en dos horas por la lluvia A. G. M. MADRID. Los bomberos de la Comunidad se vieron obligados ayer a realizar un total de 53 salidas relacionadas con la lluvia entre las 17.30 y las 19.15 horas, momento en el que la tormenta alcanzó el momento más álgido de las precipitaciones, según informaron a ABC fuentes de Emergencias 112. En esas dos horas los bomberos recibieron un total de 215 llamadas a causa de la lluvia. La diferencia entre el número de llamadas y salidas se debe a que ante un incidente pueden ser varios los ciudadanos que avisan al 112 del hecho. Según las citadas fuentes, la mayo- Atropello Al margen de los atascos, un hombre de 70 años, que al parecer volvía de dejar a su nieto en el colegio, fue atropellado ayer cuando cruzaba por un paso de peatones regulado por semáforo en la intersección de la avenida de Asturias con la calle de Carmen Montoya, en Tetuán. A consecuencia del impacto, sufrió un traumatismo craneoencefálico severo y la fractura de una pierna. El Samur le trasladó a La Paz, donde ingresó con pronóstico muy grave. Operación salida Por la tarde, más de lo mismo: los atascos fueron la tónica a última hora en las carreteras de salida de Madrid, unidos de nuevo a un intenso aguacero: superaban los cien kilómetros. Así, los principales embotellamientos se origi- ría de los avisos procedieron de la zona noroeste de la corona metropolitana, principalmente de los municipios de Pozuelo, Las Rozas, Majadahonda, Boadilla y Villalba así como de Brunete. La mayor parte de las intervenciones de los bomberos fueron para desaguar sótanos y garajes, acabar con balsas de agua en la calle así como realizar saneamientos en las fachadas. En ese tiempo no se registraron accidentes graves en las carreteras de la región. En la capital, los bomberos también realizaron algunas salidas para retirar ramas caídas, desaguar sótanos, etc.