Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión SÁBADO 29 10 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en CUIDADO CON LAS CIFRAS DEL PARO D ECÍA Martín Fischer que, a menudo, una conclusión es el lugar en el que uno se cansó de pensar Conviene tenerlo en cuenta y no llegar a conclusiones precipitadas sin antes pensar un poco: aunque nos pille desentrenados, no deja agujetas. Si echamos un rápido vistazo a las cifras del paro hechas públicas ayer, corremos el riesgo de llegar a la conclusión de LUIS IGNACIO que son muy PARADA buenas. Lo son no por lo que dicen sino porque en un mundo en el que cada vez se emplea más tecnología y menos mano de obra y donde la máquina está arrinconando al hombre en todas las actividades es casi milagroso que disminuya el número de parados y aumente la tasa de actividad. Y porque en un país en el que los políticos de cualquier partido se dedican con fruición a complicarnos la vida es portentoso que haya empresarios que se animen a invertir y dar empleo. Pero conviene recordar que, desde que el Consejo Superior de Estadística demostró que en España existían 270.000 ocupados más y 577.000 parados menos de lo que reflejaba la EPA y que, por el contrario, había 632.000 parados más de lo que decía el INEM se han hecho tantos cambios en los métodos de cálculo del desempleo que las cifras no son comparables. En 2002 se hizo una modificación que afectaba a una nueva definición de parados y residentes y una reponderación para interpretar la búsqueda activa de trabajo. Y en abril pasado, el INE introdujo nuevas variables para adaptarse a las exigencias de Eurostat. Todo ello ha producido una ruptura en las series de algunas variables que mide la EPA. En consecuencia, las comparaciones directas entre los datos del primer trimestre de 2005 y los de periodos anteriores reflejan sólo en parte los cambios que se producen en el mercado laboral, porque los cifras están afectadas por los cambios en el sistema de medición. A falta de un dato puente que haga homogénea la serie, como si no hubiera cambiado el sistema de cálculo, no debe hablarse de máximos ni mínimos históricos. Zapatero evita pronunciarse En contra de lo previsto, Zapatero no acude a la clausura del Congreso de los socialistas vascos. En su lugar estará Manuel Chaves y le acompañará el secretario de Organización, José Blanco. La ausencia de ZP ha sido justificada por problemas de agenda, aunque en el último Consejo de Ministros no se ha anunciado ningún acto de Zapatero para el fin de semana. La preparación del debate del Estatuto de Cataluña que se celebrará en el Congreso el próximo miércoles y en el que intervendrá como, ya hizo con el Plan Ibarretxe, ha sido el motivo dado por fuentes del Gobierno para no viajar a Bilbao. Zapatero quiere evitar cualquier tipo de referencia a ETA o la situación en el País Vasco. Los canales de comunicación entre el Gobierno y ETA siguen abiertos y cualquier pronunciamiento del jefe del Ejecutivo podría interferir en dicho proceso. El presidente extrema pues la prudencia. Tiene una necesidad imperiosa de un acuerdo con ETA para su supervivencia política. José Antonio Tejada Molero. Sevilla. Contestación de Buesa Permítame responder a través de las páginas de ABC al desaforado y personal ataque que me ha dispensado el jefe de gabinete del Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo. Me acusa este señor de manipulación y tergiversación semántica por haber omitido las palabras en realidad víctimas ya de la amenaza, de la extorsión y de la inseguridad en una frase de su superior que yo tomé como ilustrativa de la tesis que sostiene que, para acabar con el terrorismo, puede prescindirse del derecho. Él, por cierto, echa hacia atrás el texto, aunque no aporte nada a la cuestión debatida, tal como el lector ya ha podido comprobar a partir de la extensa cita de su carta. En todo caso, entiendo que mi interpretación es legítima- -pues la omisión aludida para nada afecta el sentido fundamental de un texto que justifica que puede rele- garse del derecho en razón de que las víctimas potenciales... no dejen nunca de serlo aunque el jefe de gabinete no lo comparta y crea que le basta con descalificarme para tener la razón; eso sí, sin discutir para nada la tesis central de mi artículo. La descalificación personal es un conocido procedimiento totalitario para imponerse por la fuerza y no por la razón. Y el señor jefe de gabinete no duda en emplearlo. Así, comienza señalando que la mala fe inspira (mi) reflexión dice que mi lectura de la Memoria del Alto Comisionado es sesgada y arbitraria sugiere, paradójicamente, que no he leído ese texto- -en el que, por cierto, yo mismo aparezco citado (página 16) sin que se mencione mi condición de presidente del Foro Ermua, lo que hace que se me trate discriminatoriamente con respecto a las demás personas que se mencionan en una larga lista que se extiende desde la página 12 a la 24 y a las que se les reconoce su cargo- -para, seguidamente, recomendarme que lo haga con mirada limpia como si mi manera de leer embadurnara de mugre las nobles palabras del señor Peces- Barba. En fin, el jefe de gabinete no vacila al atribuirme una intención política maquiavélica para enfatizar aún más su reprobación. Debe ser porque yo soy capaz de citar a Maquiavelo y él no. Por ello, permítame concluir volviendo a recordar unas palabras del insigne florentino en las que se refiere a la capacidad de los gobernantes para seleccionar a sus colaboradores: El primer juicio que nos formamos sobre la inteligencia de un señor parte del examen de los hombres que tiene a su alrededor: cuando son competentes se le puede tener siempre por sabio... pero cuando son de otra manera hay siempre motivo para formar un mal juicio de él, puesto que su primer error ha sido precisamente elegirlos Mikel Buesa. Madrid. Europa reparte energías A pesar de la oposición francesa y alemana, la liberalización del mercado energético ya ha dado su pistoletazo de salida, con lo que ha comenzado la carrera para la creación de campeones nacionales -dos por cada país- -para competir en el mercado global del gas y la electricidad. ¿Y los camareros? He leído con gran asombro que a partir del año que viene, si el Proyecto de Ley sale adelante como está, los dueños de una vivienda que tengan empleada del hogar no van a poder fumar en su casa mientras éstas estén en ella realizando su trabajo, ya que se entiende que el sitio de trabajo de las empleadas de hogar es el domicilio en el cual prestan sus servicios, y va a estar prohibido fumar en todos los centros de trabajo, incluidos los propios estancos. Ya que lo que ahora se pretende debatir es si se considera puesto de trabajo el estar trabajando en una casa particular o no, yo me pregunto: si los camareros y personal de servicio de todos los restaurantes, bares, cafeterías, hoteles, discotecas, salas de fiesta, etcétera, empleados asalariados afectos a la Seguridad Social, y no creo que eso nadie lo discuta, ¿no podrán también denunciar y protestar si los dueños de todos estos establecimientos deciden dejar fumar en ellos? Queda claro una vez más que esta ley se ha hecho con precipitación, mucha precipitación y sin contar con los elementos sociales, como casi todas las que hace este Gobierno. José Javier Otegui Piedra. Madrid. Christopher Kennedy XLSemanal ofrece en exclusiva la biografía que el sobrino de J. F. K, Christopher Kennedy, acaba de publicar, en donde, en donde pone al descubierto la vida oculta de los Kennedy: su abuelo, su tía Jackie, Marilyn... De Primera Mano Como cada domingo, nuestro periódico ofrece este suplemento, en el que el lector encontrará todo lo que necesite. Todos los anuncios en su mano.