Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28 10 2005 57 Santiago de Compostela acoge una importante muestra de obras de Frida Kahlo en la colección Dolores Olmedo Nacho Duato vuelve a reclamar que la Compañía Nacional de Danza actúe todos los años en el Real Irene Lozano denuncia que es mentira que las lenguas formen naciones Su reflexión sobre el uso político de los idiomas mereció el Espasa de Ensayo b El jurado señala la juventud de la autora premiada, -colaboradora de ABC- -su valentía y, sobre todo, la claridad de un ensayo que desmonta muchas falacias TULIO DEMICHELI MADRID. Irene Lozano lamentó cómo las lenguas se instrumentalizan por asuntos políticos, cuando su propósito es servir al conocimiento y a la comunicación humanos. Las lenguas- -afirmó- -no atienden a fronteras, porque las fronteras estorban y las lenguas comunican. Las lenguas existían antes que las naciones y, cuando éstas desaparezcan, ellas seguirán existiendo: es mentira que las lenguas formen naciones lo que se comprueba cuando se ve que hay lenguas, como la española, que se hablan en 20 naciones, y naciones, como India, en las que se hablan 200 lenguas En las Autonomías que las poseen, los nacionalismos han querido menoscabar el uso de la lengua común tras el insidioso concepto de lenguas propias concluyó. A Arcadi Espada, Lenguas en guerra le parece un ensayo modélico que lanza una proposición intelectual muy sencilla y a la vez muy complicada y es que las lenguas no son nada, sólo denotan Es una proclama de paz pese a su título y, en el contexto del debate nacionalista, una rara avis porque el mayor problema radica en el desprecio por los hechos, un desprecio que está llegando a producir enfrentamientos entre los españoles. La lengua es un artefacto simbólico de ese conflicto que se desenvuelve entre mentiras. Ya en el coloquio, calificó el nuevo Estatut como artificio cómico al prescribir que todas las personas en Cataluña tienen el derecho de saber y la obligación de conocer el catalán no sólo porque no tiene encaje jurídico, sino también porque obliga a todos los que pisan Cataluña a aprenderlo, incluso a los pilotos que aterrizan allí ironizó. Por su parte, Jorge Martínez Reverte consideró que Lozano hace un espléndido diagnóstico de uno de los mayores problemas de España que responde a una estrategia de poder que tiende a liquidar algo muy útil, pues sirve para cohesionar el país. Se intenta arrinconar lo que siempre se ha llamado lengua franca en beneficio de lo que ahora se llaman lenguas propias Alabó que Lozano cuente muchas verdades y que desmonte muchas mentiras, entre ellas, una que se está instalando en las universidades catalanas, por la cual, la guerra civil fue una guerra contra el comunismo y contra Cataluña y el catalán. Por último, fechó el comienzo de separación de la cultura catalana y vasca del resto Viamonte rescata del olvido la obra de un clásico, Manuel Lamana A. A. MADRID. En 1947 fue condenado a ocho años de trabajos forzados por reclamar una Universidad libre. Con la complicidad de la escritora Barbara Probst Solomon y de la hermana de Norman Mailer, Barbara, emprendió junto a Nicolás Sánchez Albornoz una rocambolesca fuga del Valle de los Caídos. Se vistieron de señoritos que conquistaban a dos turistas para mostrarles España a bordo de un descapotable rojo. Lamana relató su epopeya en Otros hombres novela que junto a Los inocentes rescata del olvido la editorial Viamonte. Lamana era el escritor que nos faltaba para entender la travesía del desierto de los años 40 y 50 dijo de él Manuel Vázquez Montalbán. Manuel Rodríguez Rivero, director de la colección, explica que el propósito de esta editorial independiente es recuperar la voz dormida de autores fundamentales y de muy difícil acceso en un mercado donde la rotación de títulos condena a todo lo que no esté avalado por un éxito seguro. Cansinos Assens, Grosso, Salinas o Aub son otros grandes exhumados por Viamonte. A este panteón se une ahora Lamana, difusor del existencialismo en América y cuyas obras, traducidas por Losada en Argentina, se conseguían en España clandestinamente. La escritora presentó ayer Lenguas en Guerra de España al final de la guerra civil, cuando intentaron pactar con los nacionales una paz por separado de la República y cuando, ya en el primer exilio francés, se separó en los campos de acogida a vascos y catalanes del resto de los españoles, incluido Antonio Machado. Como miembro del Jurado, JonJua- EFE risti se felicitó de la unanimidad del mismo a la hora de conceder el premio y señaló que España no es ni una nación plurilingüe ni una nación de naciones para señalar después que Lozano desmitifica el discurso nacionalista y también el de la izquierda antifranquista que han tergiversado los hechos Rafael Ábalos: Es un elogio que vean en Grimpow un Harry Potter español, pero ambos no tienen nada que ver PILAR GARCÍA SEVILLA. Antes de su lanzamiento en España, quince países habían comprado ya los derechos de Grimpow una novela española de literatura juvenil que ha triunfado en Fráncfort. Rafael Ábalos, su autor, se confiesa admirador de Michael Ende y de J. R. R. Tolkien, con quienes comparte el gusto por la fantasía y la aventura. Afirma que la receta para vender una novela de esta naturaleza es, quizás, la originalidad que presentan la trama, los personajes, los enigmas que se abordan, una lectura nueva de mucha mitología medieval, que ha tenido siempre una explicación en los ámbitos de las religiones y aquí adquiere una nueva dimensión El atractivo de estos temas reside en que la Edad Media es una época fascinante. Por un lado, las leyendas templarias; por otro, las propias leyendas de la religión; los misterios que se plantean en muchas catedrales, por la di- versidad estamental, la riqueza espiritual, lo terrible de algunas supersticiones... Es como una etapa misteriosa; un misterio, quizás, condicionado por la propia persecución que hizo la Inquisición de todas las creencias y planteamientos novedosos, o entonces revolucionarios, que exigían que se camuflaran bajo símbolos o sociedades secretas, dotándolos de ese aire de misterio que tanto apasiona al ser humano Su protagonista tenía que ser un adolescente, porque me atrae mucho ese periodo cuando uno empieza a preguntarse tantas cosas y que viviera una La Edad Media es una época fascinante. Por un lado están las leyendas templarias; por otro, las propias leyendas de la religión aventura que comienza en el invierno de 1313, cuando encuentra el cadáver de un hombre en las montañas nevadas de Úllpens y, a partir de ahí, cambia su vida, surgiendo en él una inquietud por comprenderlo todo, lo que va a determinar el inicio de un largo viaje Cuando le preguntan si bebe de las fuentes del Código da Vinci él cree que son referencias inevitables, porque son novelas de éxito editorial, y Grimpow apunta a serlo también. Yo tenía prácticamente terminado mi libro cuando salió El Código... ¿En qué se parecen? Pues en que hay enigmas en uno y otro, pero son distintos. En mi novela el gran enigma es el tiempo, el Universo, el ser humano, la idea de Dios... Tampoco ve que Grimpow sea un Harry Potter español porque sus protagonistas y contextos son totalmente diferentes y la trama no tiene nada que ver. Quizás pueden parecerse en que Grimpow está siendo un fenómeno editorial. Al final, si Inglaterra tiene a Harry Potter, España tiene a Grimpow, como ha opinado un editor coreano, y eso es un elogio, en el sentido de que nuestro país también puede tener un personaje con proyección internacional