Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 10 2005 101 Omar Sharif, demandado tras una pelea. El empleado de un aparcamiento de Los Ángeles ha demandado al actor, al que acusa de haberle golpeado e insultado llamándole mexicano estúpido tras una discusión sobre el pago. Sharif, de 75 años, se enfureció cuando el guardacoches se negó a aceptar euros en lugar de dólares, según el demandante. Kate Moss encuentra en la poesía su terapia. La modelo británica, que está sometiéndose a una cura de desintoxicación en una clínica de Arizona, ha encontrado una nueva terapia: escribe poesía para descargarse. Según fuentes allegadas a la modelo, Moss escribe versos y después se los lee a su novio, Pete Doherty, cuando la visita. Athina Onassis se casa el 3 de diciembre en Brasil BEGOÑA CASTIELLA CORRESPONSAL ATENAS. La noticia ha sido confirmada por un amigo de la familia en Atenas. Esta vez es verdad. Athina Roussel Onassis, la nieta del legendario armador griego Aristóteles Onassis, se casa con el jinete brasileño Álvaro Alfonso de Miranda Neto. Se publicó el lunes en un diario griego, Ethnos que especificaba que la boda será el 3 de diciembre en Brasil, con más de 750 invitados, y la recepción tendrá lugar en el fantástico jardín de la Fundación Óscar y Luisa Americano en Sao Paulo. La joven más rica del mundo contraerá matrimonio con este deportista apodado Doda un jinete nacido hace 32 años en Sao Paulo, que mide 1,87 y es muy apuesto. Doda participó en los Juegos Olímpicos de Atenas, aunque no obtuvo medalla. Ya lo había hecho en los juegos de Sidney y Atlanta, formando parte del equipo brasileño en saltos de obstáculos, y ganó un importante Gran Premio en Aarhus (Dinamarca) De su relación con una novia anterior tiene una EN SU PUNTO BEATRIZ CORTÁZAR Las verdades y mentiras con el parto de la Princesa de Asturias C Athina Onassis y Álvaro Alfonso de Miranda finalmente se casan en Sao Paulo hija, que vive con Doda y Athina. Ha declarado que quiere a Athina por ella misma y no por su fortuna, y que él mismo tiene una buena posición para poder mantenerla (entrena caballos y tiene negocios con su padre en Brasil) Los familiares de Athina, sin embargo, consideran que aunque la joven parece feliz, desde que Doda entró en su vida apenas la ven y casi no pisa Grecia. Athina, que ya dispone de la fortuna que heredó de su madre, cumplirá 21 años el 21 de enero de 2006 y ha comenzado un litigio en Lichtenstein contra la fundación benéfica que lleva el nombre de su tío Alejandro para ocupar el puesto de presidenta de dicha fundación. La fundación considera que su presidente debe ser elegido por los miembros de su patronato y, para ello Athina debería solicitarlo. Pero ella sigue negándose a verse con los AFP fieles administradores de su abuelo, con los que su padre, Thierry Roussel, se peleó durante la administración de su patrimonio hasta su mayoría de edad. Los feos rumores crecen, y se dice que Athina, nada más tomar posesión de su herencia, recortó una serie de rentas vitalicias que se seguían pagando a varios familiares de su abuelo ya muy mayores, así como a otras personas de su confianza y de la de su madre. Pasarela Gaudí tiene carencias insalvables según un informe E. A. BARCELONA. El salón comercial de la Pasarela Cibeles ha resistido mejor la embestida de la globalización que el de la Pasarela Gaudí. Un informe encargado por la Generalitat y en función del cual van a orquestarse los anunciados cambios en la moda catalana- -que hoy se presentarán en rueda de prensa- -revela que la muestra comercial madrileña tiene nada menos que siete veces más expositores que la catalana. El informe, que anoche se presentó al Consejo catalán de la Moda, apunta también que muchas de las marcas de Barcelona han optado con los años por trasladarse a Madrid- -el 22 por ciento de los expositores de Cibeles son catalanes- El estudio, realizado por el IESE, destapa las carencias insalvables del modelo de Pasarela Gaudí. Entre otras cosas, constata que no ha generado negocio y que no ha tenido repercursión internacional, déficits que extrapola a la Pasarela Cibeles. Paco Flaqué, director de Gaudí (a la derecha) con los diseñadores Luis Juste de Nin y Lydia Delgado Y. CARDO on los nervios a flor de piel es como están- -estamos- -todos los medios de comunicación ante el parto de la Princesa de Asturias. Al igual que ocurriera con su esperado embarazo, mucho se dijo y muchas historias circularon con leyendas urbanas que hoy se ha visto que no tenían ninguna solidez. En estos días de dudas e incertidumbres, y más tras la falsa alarma que la Princesa sintió hace una semana y media, cuando acudió a la clínica Ruber Internacional al sufrir unas contracciones, algunos medios se han lanzado a soltar una serie de informaciones en las que la fuente nunca aparece y cuya consistencia sólo se comprobará con el paso del tiempo. Las últimas noticias han surgido en un diario digital, donde se aseguraba que, si no ha nacido antes, a Doña Letizia le provocarán el parto el próximo día 31 y además le realizarán una cesárea. Por otra parte, la revista Hola también recoge otras informaciones donde se asegura que a la Princesa le están poniendo una medicación vía intravenosa para que no se adelante el alumbramiento. Por supuesto, en el Palacio de la Zarzuela lo único que dicen es que no hay nada previsto y que la naturaleza sigue su curso. Vamos, que el niño nacerá cuando tenga que nacer. Lo que sí he podido confirmar, tras consultar a expertos en la materia, es que es impensable que a la Princesa le estén poniendo un tratamiento médico para retrasar el parto. Eso sólo se hace con embarazadas de menos de 33 semanas y lo que les dan es atosiban y además tienen que quedarse ingresadas hasta que lleguen a esa semana 33 como límite, puesto que a partir de entonces ningún médico aconseja retrasar el alumbramiento si el bebé quiere nacer. Teniendo en cuenta que la Princesa se encuentra ya en su semana 37 (Don Felipe dijo que salía de cuentas sobre el 15 de noviembre) no se evitaría el parto (y menos con medicación que podría tener efectos secundarios) puesto que el bebé ya está a término aunque tuviera que pasar por la incubadora (no siempre ocurre) Como ejemplo, está el del propio Rey Don Juan Carlos, que nació ochomesino. Lo cierto es que a la Princesa sólo le han recomendado tranquilidad y que disfrute de la dulce espera.