Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 Deportes PRIMERA DIVISIÓN UNDÉCIMA JORNADA JUEVES 27 10 2005 ABC Ronaldinho resuelve con un penalti que no fue el monólogo del Barça El portero Arnau evitó la goleada ante un ramplón Málaga CÉSAR TORRENS BARCELONA. Sufrió en exceso el Barcelona. Demasiado para los méritos que hizo un Málaga excesivamente conservador y que mereció una goleada a no ser por el excelente trabajo de su portero Arnau. Sentenció el Barça, con ayuda del colegiado, que señaló un inexistente penalti de Juan Rodríguez sobre Ronaldinho. Ochenta minutos le costó al conjunto local abrir la lata, algo extraño debido a las ocasiones que desperdició el Barça. El partido comenzó como estaba previsto en el guión de ambas casetas. Un monólogo unidireccional. El conjunto de Rijkaard no modificó sus hábitos de encuentros anteriores y salió a todo gas, como si tuviese una velocidad más en su motor también contribuyó a este soliloquio el conservadurismo del Málaga, que entregó el balón y el medio de campo y se pertrecho en su campo para buscar una contra. El equipo de Tapia saltó al campo con el mono de trabajo ajustado de pies a cabeza con la única misión de defender con todo la meta de Arnau. Con este tipo de planteamientos lo normal es que se organice un partido feo, trabado y con trampa. Porque sólo un equipo está dispuesto a crear, a buscar los tres puntos y el otro, a destruir y a ver si pesca algo en la noche revuelta. BARCELONA MÁLAGA 2 0 Barcelona (4- 3- 3) Víctor Valdés: Oleguer, Puyol, Márquez (Iniesta, m. 46) Serginho; Xavi, Edmilson, Van Bommel; Giuly (Leo Messi, m. 62) Eto o (Larsson, m. 70) y Ronaldinho. Málaga (4- 4- 2) Arnau; Alexis, Fernando Sanz, César Navas, Valcarce; Edgar, Gerardo, Juan Rodríguez, Nacho; Pablo Couñago (Anderson, m. 75) y Salva Ballesta (Chengue Morales, m. 73) Árbitro Puentes Leira. Mostró cartulina amarilla a Salva Ballesta, Juan Rodríguez, Alexis y Pablo Couñago. Goles 1- 0, m. 80: Ronaldinho, de penalti. 2- 0, m. 88: Larsson. Arnau salvó un disparo cruzado de Giuly (m. 7) otro de Eto o (m. 11) y un mano a mano también con el camerunés (m. 23) Una buena prueba del dominio local fue que Salva y Couñago fueron amonestados por hacer falta al rival en su propio campo. Lamentable la imagen del equipo visitante. El paso del tiempo hizo mella en la ofensiva local. Bajó el ritmo del Barça como consecuencia del cansancio, de- talle que agradeció el Málaga. Pese a ello no se invirtió el desarrollo del partido y Víctor Valdés fue simplemente un espectador hasta el minuto cuarenta y tres cuando Edgar, en el único susto para la grada, envió el balón fuera con la cabeza cuando estaba solo y a metro y medio de la portería. Un cambio más ofensivo En la segunda parte, Rijkaard movió ficha. Quitó al central Márquez, retrasó a Edmilson y metió a Iniesta, un jugador mucho más creativo, para que echase una mano en la labor de construcción a Xavi y a Van Bommel. Este cambio acrecentó el dominio local y echó otro metro para atrás al Málaga, algo que parecía imposible, pero todo continuó igual. Ni una fisura en el nutrido muro visitante. Incluso Salva tuvo una oportunidad para adelantar a su equipo. Al cuarto de hora, el técnico azulgrana movió su segunda ficha. Entró en el campo Leo Messi por Giuly. Nada cambió (incluso quitó al pichichi Eto o) hasta que Puentes Leira se equivocó en una decisión dentro del área. Penalti que no fue. Gol de Ronaldinho y posterior sentencia de Larsson. Edmilson y Edgar pugnan por el balón Cinco ocasiones desperdiciadas El Barça fue superior en la primera parte. Dio un baño al Málaga y no se cobró el premio del gol porque se encontró en su camino con el excelente trabajo de Arnau, un guardameta criado en La Masia y que calentó banquillo en muchas ocasiones cuando fue suplente en el primer equipo azulgrana. Jugó su primer partido en el Camp Nou, pero con la camiseta visitante. Y se tomó la revancha antes del receso. Y eso que los azulgrana dispusieron de varias ocasiones para sentenciar. Al Barça sólo le faltó puntería o que hubiese estado enfrente otro portero. Webó, en el último suspiro, ahonda la crisis del Athletic La entrada de Llorente echó al Osasuna atrás, pero sentenció en el contragolpe final ABC PAMPLONA. Un gol de Webó en la prolongación le dio al Osasuna la victoria sobre el Athletic, lo que hace que siga sumando sus partidos de El Sadar por victorias y que los de San Mamés ahonden más su crisis. Los minutos finales de ambos tiempos fueron letales para el Athletic. En el de la primera, un derechazo desde más de cuarenta metros de Raúl García se coló por la escuadra de Aranzubia sin que nadie lo pudiera evitar. En el de la segunda, sentenció Webó. Desde el comienzo, Gurpegui y Orbaiz dominaron su zona con soltura y lanzaron bien el juego por las dos bandas, aunque en las jugadas de ataque no ejercieron más alternativa que enviar balones altos a Urzaiz. En una de esas acciones llegó el gol visitante. Yeste, al saque de una falta, buscó por enésima vez la cabeza de su delantero, cuyo remate dio en los dos palos de la meta osasunista antes de que Gurpegui enviase el balón al fondo de las mallas. Ni siquiera el gol hizo despertar al OSASUNA ATHLETIC 3 2 Messi, suplente porque la Liga es muy larga Después de montar el lío con el Comité de Competición con la cartulina amarilla- -el Barça recurrirá a Apelación- Frank Rijkaard, decidió, de manera inesperada, no incluir a Leo Messi en el equipo titular ante el Málaga. A pesar del gran rendimiento que había ofrecido en el último partido de Liga frente al Osasuna, el argentino se quedó en el banquillo y su puesto lo ocupó el francés Giuly. Según el cuerpo técnico porque la Liga es muy larga Osasuna, siempre apático en su juego y sin más alternativa de juego que enviar balones a la banda de Delporte, quien llegaba con facilidad hasta la línea de fondo pero cuyos centros siempre iban a las manos de Aranzubia, salvo el que fue a la cabeza de Romeo (m. 14) y que éste envió fuera pese a encontrarse desmarcado y en buena posición para marcar. Cuando menos se esperaba y peor lo estaba haciendo Osasuna llegó el empate. Romeo y Milosevic se enredaron con el balón cuando se iban solos ante Aranzubia, pero el despeje de la defensa rival llegó a Raúl García, quien no se lo pensó dos veces para lanzar un duro disparo que sorprendió a todos. Aguirre modificó su equipo en el descanso, encontrando más profundidad con la entrada de Valdo- -ahora ya jugaba el Osasuna también por la derecha- -y Webó- -el equipo ganó en remate- mientras que el Athletic jugaba a lo mismo. De las cualidades mejoradas del Osasuna nació el segundo gol. Raúl Osasuna (4- 2- 3- 1) Ricardo; Javier Flaño, Cuéllar, Josetxo, Clavero; Puñal, Raúl García; David López (Valdo, m. 46) Romeo (Webó, m. 46) Delporte; y Milosevic (Cruchaga, m. 72) Athletic (4- 2- 3- 1) Aranzubia; Iraola, Murillo, Luis Prieto, Lacruz; Gurpegui, Orbaiz; Tiko (Expósito, m. 60) Yeste, Dañobeitia (Llorente, m. 69) y Urzaiz. Árbitro Turienzo Álvarez. Amarilla a Delporte, Ricardo, Raúl García, Webó, Yeste y Gurpegui. Goles 0- 1, m. 25: Gurpegui. 1- 1, m. 43: Raúl García. 2- 1, m. 61: Milosevic. 2- 2, m. 80: Iraola. 3- 2, m. 90: Webó. García, a base de coraje, corrió toda la banda derecha, enviando un centro medido a la cabeza de Milosevic, que se lanzó en plancha para hacer el segundo gol osasunista. Con la entrada de Llorente mejoró el juego ofensivo del Athletic, que reclamó una mano clara de Cuéllar en el área a remate de Urzaiz. La entrada de Cruchaga por Milosevic indicó bien a las claras donde quería jugar Aguirre los últimos quince minutos, de lo que sacó partido el Athletic, con un cabezazo de Llorente al palo y el gol de Iraola. Pero cuando saboreaba el empate llegó el gol de Webó en el aumento.