Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 10 2005 Cultura 59 La quinta entrega de la colección Cine para leer ofrece la gran obra narrativa de Isabel Allende y el filme homónimo que protagonizaron Jeremy Irons, Winona Ryder y Glenn Close Mañana, con ABC, la novela y la película de La casa de los espíritus TEXTO: TRINIDAD DE LEÓN- SOTELO FOTOS: ABC MADRID. Si Isabel Allende sigue siendo la que es, ya estará esperando- -en una mezcla de cábala y disciplina- -el 8 de enero de 2006. Ese es el día en el que, al azar, comenzó La casa de los espíritus su primera novela. Por ella y por las que le seguirían dejó el periodismo y se instaló definitivamente en la literatura. Nacida en Lima en 1942, aunque de nacionalidad chilena- -es sobrina de Salvador Allende- tuvo que dejar Chile en 1975. Venezuela primero y California después, se convirtieron en sus lugares de residencia. La casa de los espíritus fue fruto del desgarro y el desarraigo. La obra no sólo vendió en lengua española, sino que alcanzó el primer puesto entre los libros más vendidos en Alemania, algo que lograba por vez primera una hispanoparlante. En Escandinavia sus novelas son también un éxito rotundo. Quizá el enigma esté en que le gustaría escribir como un maestro pero le interesa, sobre todo, conmover al lector. A fe que lo logra. Tal vez su secreto radique en considerar que escribir es una espe- cie de exorcismo del alma. Traducida a veinte idiomas, sus personajes femeninos tienen algo especial. De los que pueblan La casa de los espíritus se queda con Clara. Para crearlos explora en aspectos de sí misma y de su experiencia. Sin lugar a dudas, el caso más amargo fue Paula porque obedecía a la muerte de su hija en un hospital de Madrid. Todo real como la vida misma. Fiel a su deseo de contar y contar, no escribe sobre el amor para hacer soñar, sino convencida de que hace milagros. Lo aprendió tras su segundo matrimonio. Cuando se refiere a la política no quiere firmar un documento, sino dar un testimonio de los valores humanos. Los espíritus de Clara CARLOS TEJEDA Una caja redonda con una estrella de cinco puntas clavada en la tapa. La lleva en sus manos Alba, cuando llega, con su madre Blanca y su abuelo el senador Trueba, a su antigua hacienda: Las tres Marías Una voz en off retrocede varias décadas atrás. Esa misma caja aparece junto a Clara, una niña con poderes paranormales. En ella irá guardando sus diarios y sus recuerdos, es decir, la historia de una saga, la que encabeza el citado Trueba. Esa que irá desvelando el filme de Bille August, autor de excelentes películas como Pelle el conquistador (Oscar a la mejor película extranjera en 1987) o Las mejores intenciones (1989) y que contó con un magnifico reparto para dar vida a los personajes de Isabel Allende, encabezado por Jeremy Irons, Meryl Streep, Winona Ryder, Antonio Banderas y Glenn Close. La casa de los espíritus es un filme que trata del amor, la muerte y el perdón, dando un protagonismo especial a la magia: la que tiene la vida y, sobre todo, la que tiene Clara cuando se comunica, no sólo con los vivos, sino con los espíritus (de ahí el título) Porque Clara, fiel celadora de la memoria familiar, en su último aliento, le dice a su nieta Alba que entregue la caja a su madre, pues, sin duda, le ayudará a recuperar el pasado