Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 10 2005 Nacional ABC, EN EL CORAZÓN DE LA INMIGRACIÓN MALI 19 PABLO MUÑOZ tramo pagan, llegando a abonar unos tres millones de cefas (más de 4.500 euros, una auténtica fortuna) y en cada uno de ellos pueden ser engañados con total impunidad por las mafias. Pero les da igual: El que no se arriesga no gana asegura uno de los candidatos al viaje. Y en Europa se gana en un día lo que aquí en un mes El primer baño de los recién nacidos P. MUÑOZ E. E. GAO. En el desierto hay miles de personas que no tienen nada de comer ni de beber. Algunas chicas están embarazadas y van a dar a luz en cualquier momento relata uno de los sin papeles que acaban de llegar procedentes de Marruecos. La historia ya es suficientemente aterradora para cualquier occidental, pero vista desde la perspectiva de la tradición africana aún se añaden elementos de angustia. Si un recién nacido no es lavado con agua limpia el mal olor le perseguirá para siempre; no habrá nada que se pueda hacer, aunque salga con vida La frase no la dice una persona sin estudios, sino un ingeniero agrónomo que estudió en Cuba con una beca y que habla tres idiomas: bambara, francés y español. Relata el caso de una joven que conoció y a la que, a pesar de su belleza, no se podía acercar por el mal olor que despedía su cuerpo: Había sido rociada con agua sucia cuando nació En este país de emigrantes son los Sarakolé, también conocidos como los Marka, los que más tradición tienen en abandonar el país. Están muy unidos entre ellos, hay un sentimiento profundo de pertenencia a tribu. Hace años iban a Costa de Marfil, pero ahora han cambiado de ruta. Apostar a que muchos de ellos están en el desierto al límite es hacerlo sobre seguro. Las mafias matan En realidad, lo que en Occidente se denominan mafias que trafican con seres humanos en Gao se ven como simples colaboradores, aunque se lucren, y mucho, de una actividad ilícita. Su imagen social es completamente diferente a la que se tiene en Europa, aunque cada vez los menos serios los más delincuentes son señalados y se alerta de sus actividades al resto de candidatos al viaje. No obstante, el peligro es elevado, incluso antes de partir, porque en ocasiones los mafiosos matan a los parias nada más recibir el dinero: Allí, en el desierto, no hay testigos dicen personas consultadas por ABC. Y han desaparecido hombres, mujeres incluso embarazadas, y también niños, que salieron de esta ciudad y nunca se ha vuelto a saber de ellos añaden. Tras las redadas en Marruecos, durante los últimos días el viaje está siendo de vuelta. El pasado fin de semana llegó al aeropuerto de Gao un nuevo vuelo con medio centenar de repatriados. El lunes, parte de ellos viajaban a bordo de un autobús en dirección hacia Bamako- -generosidad del alcalde de la ciudad, que recibe los fondos del Gobierno- con las caras tristes y la humillación en sus rostros. Aunque, bien visto, incluso han tenido suerte, ya que, según se cuenta en los mentideros callejeros, nueve de ellos- -ocho de una misma familia- -murieron nada más aterrizar debido a su enorme deterioro físico.