Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional JUEVES 27 10 2005 ABC El PNV intenta convertir el proceso contra Atutxa en un juicio a la etapa del Gobierno de Aznar La dirección del partido en pleno arropó al ex presidente de la Cámara vasca el primer día de la vista Atutxa, visiblemente nervioso, decidió prestar declaración en euskera, al igual que Gorka Knörr. Sólo Concepción Bilbao prefirió utilizar el castellano M. LUISA G. FRANCO BILBAO. El PNV movilizó ayer a sus dirigentes para difundir el mensaje de que el juicio contra quien fuera presidente del Parlamento vasco en la pasada legislatura, Juan María Atutxa, y los entonces miembros de la mesa de la Cámara, Gorka Knörr y Concepción Bilbao, servirá, en palabras del lendakari, para censurar la época del PP Juan José Ibarretxe dijo que se trata de un juicio del pasado y lo calificó como la estela de la cometa de la política de José María Aznar, mientras que la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, quien acompañó a Juan María Atutxa a la Audiencia Provincial de Vizcaya y se mantuvo en el primer banco del público durante el transcurso de la primera sesión de la vista oral, consideró que ésta nunca se debió celebrar La dirección del PNV en pleno, con Josu Jon Imaz a la cabeza, acudió a respaldar a Juan María Atutxa al inicio del juicio que se sigue contra el ex presidente del Parlamento vasco por negarse a cumplir la orden del Tribunal Supremo de disolver el grupo parlamentario de Socialista Abertzaleak tras la ilegalización de Batasuna. Militantes del PNV se mantuvieron congregados durante toda la mañana a las puertas de la Audiencia y recibieron y despidieron a los acusados con aplausos, mientras el parlamentario del PP y miembro de la mesa de la Cámara en la pasada legislatura, Carlos Urquijo, citado como testigo, era insultado al salir de la sede judicial. El PNV mantuvo sobre el desarrollo del proceso contra Juan María Atutxa la presión que iniciara Xabier Arzalluz en diciembre de 2003 cuando cantó el himno del soldado vasco en las escalinatas de la Audiencia de Vizcaya. Para este partido, lo que hicieron los parlamentarios Atutxa, Knörr y Bilbao fue defender las instituciones vascas y su autogobierno según dijo ayer el lendakari Ibarretxe. b Juan María Atutxa, Bilbao y Knörr durante la primera sesión del juicio por desobedecer al Tribunal Supremo dar un giro a su criterio, pide la absolución para los acusados. Hubo un primer momento de tensión en la sala cuando, tras preguntar el presidente del tribunal a Atutxa si quería o no responder a las cuestiones que le planteara la acusación, el ex presidente del Parlamento vasco- -traicionado por los nervios y visiblemente incómodo- -dijo que ejercería su derecho a hablar en euskera sin responder al magistrado. Éste, a la espera de que el acusado le contestara, tuvo que dirigirse a la intérprete para saber qué más había dicho Atutxa. Tanto Atutxa como Knörr olvidaron en algún momento que habían decidido declarar en euskera y tuvieron que recurrir al castellano, mientras que Concepción Bilbao utilizó en todo momento esta última lengua. TELEPRESS No hubo voluntad de desobedecer Los acusados coincidieron en sus argumentaciones y recalcaron que no tuvieron intención de desobedecer al Tribunal Supremo cuando no cumplieron su orden de disolver el grupo de Sozialista Abertzaleak, sino que intentaron buscar una solución a una situación no prevista en el Reglamento de la Cámara. La fiscal recordó que el último auto del Supremo declaró disuelto el grupo de SA e instó a la Presidencia del Parlamento vasco a materializar, en el plazo de cinco días y sin excusas esa decisión. En ese punto del interrogatorio, los tres acusados dejaron de hablar de la imposibilidad de cumplir la orden del Supremo para empezar a cuestionar que dicho Tribunal tuviera competencia para disolver un grupo parlamentario. Atutxa llegó a decir que el Supremo había ido demasiado lejos Para sostener su tesis esgrimieron una y otra vez un informe del ex fiscal general del Estado, Jesús Cardenal, en el que se afirma que el cese de actividad legal de Batasuna no alcanza a los grupos parlamentarios. Todos dijeron saber que ese dictamen era anterior a la ilegalización de Batasuna aunque consideraron que la fecha de su emisión no lo invalidaba. Los imputados se negaron a contestar a la acusación, por lo que el peso del interrogatorio recayó en la Fiscalía El fiscal rechaza que la libertad de expresión amparara a Otegi en el caso de las injurias al Rey N. C. MADRID. La Sala Segunda del Tribunal Supremo celebró ayer la vista del recurso que la Fiscalía interpuso contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que el pasado mes de marzo absolvió al dirigente de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, de un delito de injurias graves a Su Majestad el Rey. El batasuno calificó a Don Juan Carlos como jefe de los torturadores El fiscal del Supremo Luis Navajas rechazó la tesis de la sentencia del TSJ vasco y aseguró que la liber- Tensión en la sala de vistas La vista oral comenzó a las diez y media de la mañana con la lectura de los informes de la acusación particular- -ejercida por el sindicato de funcionarios Manos Blancas- la Fiscalía y la defensa de los procesados. Ninguno de los tres imputados, que se enfrentan a una pena de dos años de inhabilitación, quiso responder a las preguntas de la acusación particular, siendo la fiscal quien llevó el peso de los interrogatorios a pesar de que el Ministerio Público, tras tad de expresión, pese a tener unos límites muy amplios, no ampara ni el insulto ni lo ofensivo y calificó las declaraciones de Otegi de vejatorias y desproporcionadas La Fiscalía solicita para el dirigente proetarra quince meses de prisión por un delito grave de injurias. Por su parte, Jone Goirizelaia pidió la libre absolución de Otegi ya que, dijo, sus palabras no pretendían ser ofensivas. En opinión de la letrada de la defensa, el dirigente batasuno dijo que el Rey es el jefe de los que están torturando, pero no que él sea un torturador