Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 10 2005 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN 13 Montilla evita descartarse como relevo de Maragall José Montilla, por el que- -como informó ABC- -apuestan importantes sectores del PSC como candidato a la presidencia de la Generalitat en las próximas elecciones autonómicas, eludió ayer por dos veces pronunciarse sobre esta posibilidad. Yo estoy muy satisfecho con el trabajo que estoy desarrollando, que es el que me encargó el presidente Zapatero fue su respuesta, en la que, significativamente, omitió cualquier referencia de apoyo a Pasqual Maragall. La candidatura de Montilla, que gozaría del pleno apoyo del PSOE, no se plantea como una operación inmediata de relevo de Maragall, sino para las elecciones que, según todas las previsiones, se convocarían cuando concluya todo el proceso de tramitación del nuevo Estatuto. CARLES LOSADA Director general de ESADE El Estatuto tiene el peligro de levantar barreras económicas Mientras toda Europa tiende hacia el mercado único, Losada cree que algunas competencias del Estatuto contienen un potencial de riesgo de creación de barreras económicas POR: JOAN CARLES VALERO te respecto, Montilla calificó el texto aprobado en Cataluña de propuesta de máximos y afirmó que no es el que nosotros hubiéramos hecho pero recordó que los diputados del PSC representan poco más del 30 por ciento del Parlamento catalán. Aseguró que el PSOE defenderá un modelo de financiación que sea generalizable a todas las comunidades, sin cuestionar la caja única de la Seguridad Social ni la unidad de mercado, pues el Estatuto ha de ser bueno para Cataluña y bueno para España En cuanto al reconocimiento de la identidad nacional de Cataluña, defendió que debe figurar en el título preliminar, de un modo razonable e inocuo BARCELONA. El presidente de La Caixa, Ricardo Fornesa, se erigió el martes en portavoz del sentir del empresariado catalán cuando pidió al presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, que negocie el Estatuto y las reivindicaciones de Cataluña sin romper la armonía con España, que es territorio de extensión natural y habitual para crecer de las empresas catalanas Pero no se ha quedado solo: 24 horas después, ha sido Carles Losada, director general de la Escuela de Negocios ESADE, que ha formado a lo largo de los últimos 40 años a buena parte de los directivos de las empresas españolas, quien ha reclamado como necesario restablecer las relaciones de normalidad entre Cataluña y el resto de España y viceversa. ¿Qué opinión le merece que La Caixa pida a la Generalitat que negocie el Estatut sin romper la armonía con España? -Creo, por convicción, que Cataluña debe contribuir al resto de España. Es cierto que el déficit fiscal catalán se sitúa alrededor del 9 y que se prolonga durante muchos años, una circunstancia que gripa el motor económico que Cataluña siempre ha sido para España. Desde la perspectiva empresarial catalana, el planteamiento de reforma del Estatuto es claramente positivo en cuanto a las líneas maestras de la financiación autonómica, porque comporta elevar el nivel de equidad sin menoscabo de la solidaridad. Se trata de un modelo que se homologa con el alemán e incluso con el italiano. Además, también es positivo para el resto de España, porque todos los ámbitos territoriales pueden obtener una mejor financiación. ¿Le ve algún pero? -Veo riesgos de que crezcan barreras económicas cuando debemos tender al mercado único europeo. Muchas competencias en manos de la Generalitat no son de por sí malas, pero dependiendo de cómo se utilicen, del Gobierno que las ejecute, suponen un potencial de riesgo de creación de barreras económicas. ¿El peligro al que se refiere crearía reinos de Taifas económicos? -Las barreras a las que me refiero son fundamentalmente técnicas. El empresariado siempre desea la homogeneidad del mercado, que sea lo mismo para todos. Es un sueño, sobre todo para las empresas con posición de dominio. Por esa razón, los empresarios quieren que las barreras sean las mínimas posibles, y ven riesgo en el nuevo Estatuto. ¿Teme que el boicot a productos catalanes se extienda? -Cataluña, como parte de España, y el resto de España con Cataluña, deben restablecer las relaciones de normalidad. No nos podemos permitir el lujo de que elementos politicos afecten a las relaciones cotidianas como son las económicas, o a las relaciones entre las personas. Los políticos deben garantizar la mejor relación posible; es obligatorio que no trasladen la batalla partidaria al consumo. Su obligación consiste en favorecer todo tipo de puentes de normalización de la vida económica y social.