Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 10 2005 Deportes 101 BALONCESTO LIGA ACB JUAN ANTONIO ORENGA Entrenador del Adecco Estudiantes Necesitamos ya que Carlos Jiménez se vaya o decida volver Tres partidos, tres derrotas, último en la Liga, su debut en la ACB no está siendo idílico, pero tiene coartada: una pretemporada agitada, la lesión de uno de sus extranjeros (Caiao Torres) y el caso Jiménez, que sigue en el club físicamente, pero mentalmente ha desaparecido TEXTO DOMINGO PÉREZ MADRID. Por fin en casa. Por primera vez en lo que va de temporada, Orenga y sus hombres han podido trabajar en el Madrid Arena. Mañana es para ellos una final. Reciben al Akasvayu (20.30) y necesitan un triunfo que rompa la dinámica de derrotas. Para ello pide a su afición un lleno que les arrastre. ¿Cómo se explica el mal comienzo de su equipo? -No quiero que suene a excusa, así que por delante digo que hemos jugado mal y hemos defendido mal en los tres partidos. Sin embargo, sí que hay elementos que nos han perturbado considerablemente: esta es la primera semana en la que hemos entrenado de forma continuada en nuestra cancha. La pretemporada la hicimos en cinco pabellones distintos y sin cinco hombres clave- -Jasen, Torres, Jiménez, Sergio e Iturbe- -porque decidí respetar sus descansos tras jugar con sus selecciones. Además, estamos jugando con un solo americano, porque el otro, un chaval de 18 años, Caiao Torres, lleva cuatro semanas lesionado. Necesitamos un americano. Estamos buscando uno, pero no hay nada en el mercado. Queremos que tenga experiencia ACB, que meta puntos, coja rebotes, no sea conflictivo... Estamos en ello. -Y además el caso Jiménez... -Necesitamos ya que Carlos se vaya de una vez o decida volver. Me han criticado mucho porque no jugó ni un minuto contra el Barcelona, pero lo repetiría. Al principio intenté recuperarle porque, hasta que se demuestre lo contrario, va a ser jugador nuestro los próximo cinco años. Por eso le di minutos frente al TAU y en Lugo y se los quité a los jóvenes. Pero su cabeza no estaba en la pista. Físicamente se encuentra bien, pero anímicamente no está con nosotros. Así que decidí que no volvería a jugar hasta no se lo gane, hasta que no me convenza de que está al cien por cien con el equipo, pero sobre todo hasta que no les demuestre a sus compañeros que ha vuelto y es el de siempre. Mi trabajo es tomar ese tipo de decisiones y ha sido puramente técnica. -Es duro dejarle sin jugar. -No tengo más remedio porque él ha sido un referente en el grupo y es mejor que no esté en la cancha a que los demás se crean que está, pero no. Además, prefiero que los jóvenes, Suárez, Miso, Mendiburu y Adrián, jueguen minutos. Ellos sí se los ganan en cada entrenamiento y tienen que equivocarse para progresar y para que cada vez cometan menos errores. ¿Hay también caso Iturbe? -No. Íker me ha asegurado que él ya sólo piensa en jugar en el Estudiantes. Lo que sí es verdad es que le está afectando que un día sí y otro también se hable en la prensa de que se va a ir o que desea marcharse. Además, físicamente no está fino. Vino muy machacado del Europeo. Y no está teniendo suerte porque no le salen las cosas. Sin EL EQUIPO No estamos jugando bien y defendemos mal, pero el equipo está cabreado y eso es bueno para salir adelante CARLOS JIMÉNEZ No va a volver hasta que no me convenza a mí, y sobre todo a sus compañeros, de que vuelve a estar con nosotros y es el de siempre LA DERROTA EN BARCELONA Mejor haber perdido por 30 que por cuatro, ha servido para que todo reviente y para unirnos más embargo, se ha comprometido a seguir trabajando duro para remontar. ¿Siente que el equipo está preparado para reaccionar? -He sido jugador y sé de lo que hablo. El ambiente es el mejor que puede haber en estos momentos. Los jugadores están muy cabreados por la derrota contra el Barcelona y es el mejor síntoma. Están heridos en su orgullo y ansiosos por romper la dinámica. Contra el TAU y el Breogán estuvimos en la lucha; en el Palau rompieron el partido y nos pasaron por encima. -Perder por treinta hunde a cualquiera... -Pues a toro pasado prefiero haber perdido por 30 que por cuatro. Nos ha servido para hacer tabla rasa, para que todo reviente y para que todos nos unamos más en un intento de dar la vuelta al asunto. En cualquier caso, la receta es muy sencilla: trabajo, paciencia y ganar un partido- ¿Al margen de resultados, ser entrenador ACB es cómo se lo imaginaba? ¡Qué va! Es durísimo. Yo esperaba que fuera duro, pero nunca pensé que fuera un trabajo de 24 horas. Estás todo el día dándole vueltas a la cabeza, pensando en qué es lo mejor para el equipo, buscando soluciones... No se para. Pero no me importa. Es un reto maravilloso e increíble. Cuando me lo propusieron no daba crédito a la oportunidad que me concedían y pienso exprimirla al máximo. Orenga dando instrucciones EFE El peor comienzo y la sombra de Pepu Hay que remontarse a la temporada 1983 84 para encontrar a un Estudiantes colista y sin ninguna victoria concluida la tercera jornada de Liga. Entonces cayó ante el Cajamadrid y el Baskonia en casa y contra el CAI fuera y se rompió la racha en el cuarto choque derrotando al Cotonificio (102- 105) En este caso, el equipo ha perdido con el TAU (un partido jugado en el semi- exilio de Pinto) el Breogán y el Barcelona (ambos fuera) y se mide mañana con el Akasvayu. La situación es muy similar, aunque con la que de verdad guarda un inquietante paralelismo es con la que se produjo en la temporada 2001 02. Debutaba Charly Sainz de Aja, un hombre sin experiencia ACB que venía de trabajar en la Federación Española (seleccionador de la categoría junior) para cubrir el puesto de un Pepu Hernández que había decidido concederse un año sabático. Su mal comienzo de competición- -dos triunfos y seis derrotas- -hicieron que la Directiva decidiera sustituirle... por un Pepu Hernández que aceptaba cortar su descanso y regresar al banquillo. Por el momento el presidente, Fernando Bermúdez, recuerda que el año pasado caímos en el quinto partido de las semifinales y sin embargo durante la fase regular perdimos nueve partidos seguidos y no pasó nada Mantiene pues toda la confianza en Juan Antonio Orenga, que, como Charly, llegó al club estudiantil sin experiencia en la ACB y directamente desde los banquillos de la selección (Juegos del Mediterráneo)