Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 10 2005 Cultura 61 De la arquitectura a la abstracción Nació en Madrid hace 90 años. En 1947 se adscribe a la abstracción, con un fuerte componente geométrico y matemático, que nunca ha abandonado. En 1954 inicia su obra escultórica, que combina con pinturas, dibujos y grabados. Ha obtenido importantes galardones: el Kandinsky (1952) el Carnegie (1958) la Medalla de Oro de Bellas Artes (1982) y el Velázquez (2004) El Museo Reina Sofía le dedicó una retrospectiva en 1995. Ahora reúne en una exposición, comisariada por Kevin Power y organizada con motivo del premio Velázquez, 108 obras correspondientes a sus últimos diez años. Entre sus series, o familia de formas, presentes en la muestra destacan De Somnis, Sydus, Circino, Umbra, Ramo, Signo y Dream. El director y productor Sydney Pollack y el arquitecto Frank Gehry son amigos desde la infancia. Ahora se han reencontrado en el primer documental del cineasta, que ha viajado a Bilbao para presentar su película en el Guggenheim Sydney Pollack, fascinado por la política española TEXTO: MARÍA LUISA GARCÍA FRANCO La directora del Reina Sofía, Ana Martínez de Aguilar, destaca el rigor, coherencia y emoción estética del maestro tos secundarios en sus obras- -apunta Kevin Power- Los colores son protagonistas al mismo nivel que las formas. Están cuidadosamente calculados e imaginados antes de mezclarlos Rojos intensos, mostazas, grises, blancos y negros... Cada uno tiene su significado. No deja nada al azar. La elegancia de la sencillez y una constante espontaneidad consiguen que haga visible lo que apenas vemos los demás Este joven artista de 90 años, capaz de abrir nuevas vías a la abstracción cuando ésta se estancó en los 70 y al que le llegó tarde el reconocimiento, ha creado un universo abierto, atemporal, sin límites, en una apasionada búsqueda del conocimiento, comprometido en vivir en la verdad de las cosas BILBAO. La amistad entre un arquitecto reconocido en todo el mundo como Frank Gehry y un director de cine de la personalidad de Sydney Pollack ha dado como fruto un peculiar documental sobre la arquitectura del creador del Guggenheim de Bilbao, que ayer se estrenaba en el propio museo. Sketches of Frank Gehry es el título del primer documental realizado por el veterano director y productor Sydney Pollack, quien demostró durante su estancia en Bilbao que pasados los setenta se puede mantener la pasión por el aprendizaje, una pasión que sin duda está detrás del talento que le ha llevado a dirigir películas que han entrado en la historia del cine, como Memorias de África o Danzad, danzad, malditos Con la misma naturalidad con la que explica que ha trabajado como actor para aprender de buenos directores, Sydney Pollack dijo ayer que lo que más le había gustado de su primera experiencia como director de documentales es lo que había aprendido. En su opinión, equivale a un postgrado sobre arquitectura, algo en lo que no es especialista. Y su aprendizaje se ha producido a pesar de que conoce tan profundamente a Frank Gehry que en el documental podría haberse limitado a contarnos lo que sabe de un amigo de la infancia, con quien recuerda haber ahorrado dinero para poder viajar a Europa para hacer fotografías de la arquitectura del viejo continente. Pablo Palazuelo 1995- 2005 en la sala A 1 del Museo Reina Sofía hasta el 9 de enero Fuerte carácter Sydney Pollack contaba ayer que Frank Gehry se ha vuelto mucho más tranquilo ahora que no tiene que demostrar a nadie que tiene talento, si bien en el fondo es una persona con un fuerte carácter. El director norteamericano se declara entusiasmado tanto por lo que califica como genio arquitectónico de Frank Gehry, del que destaca su capacidad para combinar la estética y las cuestiones prácticas, como del museo Guggenheim de Bilbao, donde, según comenta, se dio cuenta al rodar su documental que no sólo la estética, sino incluso las salidas de emergencia, habían sido estudiadas al detalle. El productor estadounidense habló en un desayuno con periodistas del contraste que suponía para él rodar un documental en el que no hacían falta grandes inversiones, acostumbrado a dirigir películas con presupuestos millonarios en dólares, que había que recuperar. Pollack manifestó desconocer incluso, hasta haber pasado por esta experiencia, cómo eran los circuitos de comercialización de un Sydney Pollack, con su cámara en la mano, ayer en la capital vizcaína documental y se mostró encantado de que su obra despertara el interés de Inglaterra y de Francia, tras su presentación en el Festival de Toronto. Hasta ahora no había hecho documentales porque ni siquiera se le había ocurrido, ocupado como estaba produciendo y dirigiendo películas. Le costó aceptar la propuesta de realizar el que ha terminado llamándose Sketches of Frank Gehry ya que nunca se había acercado a ese mundo, aunque ahora afirma que no dudaría tanto en hacer otro. Ve, no obstante, algunas pegas, como la traducción TELEPRESS El joven artista Hugo Fontela gana el XX premio BMW de Pintura ABC MADRID. Un jurado presidido por Ramón González de Amezúa, director de la Real Academia de Bellas Artes, y compuesto por Carmen Iglesias, Enrique de Ybarra, Catalina Luca de Tena, José Guirao, Luis González de Seara, José Luis Sánchez, Blanca Berasátegui, Ángel Sánchez Hardinguey, Luis María Anson, Manuel Parralo y Tomás Paredes concedió ayer el premio BMW de Pintura, dotado con 35.000 euros y que este año cumple su vigésima edición, a la obra Industrial Landscape del joven pintor de diecinueve años Hugo Fontela Rodríguez, así como diez Medallas de Honor a los finalistas. Sería interesante hacer una película en España y, en concreto, en el País Vasco dijo ayer el cineasta Sydney Pollack de esas películas, en las que lo habitual son los subtítulos. La presencia de Sydney Pollack en Bilbao hizo ayer imaginar a algunos que el Guggenheim vasco sería escenario de alguna película de cine norteamericano. Sydney Pollack lo consideró posible y dijo que sería interesante hacer una película en España y, en concreto, en el País Vasco En su opinión, la política de nuestro país es fascinante y complicada algo que, lejos de provocarle rechazo, le atrae. Defensor del cine local, Sydney Pollack quitó importancia al éxito del cine norteamericano en Europa, afirmando que tiene que contar historias demasiados simples para llegar a todo el mundo Recordó la propuesta que realizó hace algún tiempo de que el cine norteamericano pagara un impuesto especial en otros países que fuera destinado al cine local y como mucha gente se le había echado encima por esa idea.