Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 10 2005 59 Cultura y espectáculos El Auditorio Nacional tendrá que cerrar seis meses para adaptarse a la nueva normativa de seguridad En el edificio no se podrán celebrar conciertos entre julio de 2007 y enero de 2008 b Según informa el Inaem, de momento no se ha adjudicado el proyecto a nadie. Tan sólo se está hablando del plan de respuesta a los requerimientos del Ayuntamiento SUSANA GAVIÑA MADRID. El Auditorio Nacional de Madrid tendrá que cerrar durante seis meses. Deberá realizar las modificaciones necesarias para adaptarse a la normativas de medidas de prevención contra incendios aprobadas en los últimos años. Así lo confirmó ayer a este periódico el director general del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem) José Antonio Campos. Hace mucho tiempo que el Ayuntamiento de Madrid solicitó que se hicieran obras de seguridad, pero ha habido muchas demoras Al parecer, el plazo se fue dilatando hasta que nos ha llegado una última comunicación que ha obligado a tomar la decisión de cerrar el edificio y llevar a cabo las modificaciones necesarias. Hemos esperado hasta julio de 2007 para que la Orquesta de la Comunidad de Madrid pudiera concluir su temporada El cierre del Auditorio era un hecho inminente e irrebatible, conocido por todos los programadores, según confesó a ABC Antonio Moral, actual director artístico del Teatro Real, y responsable de varios ciclos- -Grandes Intérpretes, Liceo de Cámara- -que celebran sus conciertos en el edificio madrileño. Es una noticia que se conocía hace bastante tiempo, incluso se barajaba la fecha de cierre para el próximo verano, pero era demasiado pronto porque ya muchos programadores tenían cerrada la próxima temporada Un dato que ha confir- mado el arquitecto Ignacio García Pedrosa, quien junto a Ángela García de Paredes- -hija de José María García de Paredes, arquitecto del Auditorio Nacional- -se han ocupado del mantenimiento del edificio durante las últimas dos décadas. El año pasado ya se hizo un concurso de empresas para saber qué medidas se debían tomar. Pero- -añade- -finalmente se anuló Algunos datos Fecha de cierre: 1 de julio de 2007. Motivo: Obras para el acondicionamiento del edificio a las nuevas normas de seguridad de evacuación y contra incendios. Espacios afectados: Principalmente los espacios comunes, como el vestíbulo, las ventanas y los accesos. La sala tal vez no se vea afectada. Duración de las obras: Hasta enero de 2008. Responsable del proyecto: Todavía no ha sido adjudicado. Consecuencias: Aquellos ciclos musicales que está previsto que se celebren en el Auditorio Nacional tendrán que demorarse o buscar espacios alternativos. medias en las escaleras, porque ahora se pide un ancho de 1,80 metros, y en la actualidad tienen 2,20 metros; o la colocación de planchas cortafuegos verticales en el vestíbulo principal Por otra parte, y ante la acusación repetida de algunos miembros de la Orquesta Nacional de la existencia de amianto- -un producto altamente peligroso- -en los revestimientos del aire acondicionado, García Pedrosa niega tajamente este hecho. Ese produc to fue prohibido alrededor de 1970, y no existe ni en el aire acondicionado ni en los aislamientos En cuanto al interior de las salas, al parecer no es proba- La medidas más restrictivas Inaugurado en 1988, el proyecto de García de Paredes (responsable también del Palau de la Música de Valencia y de los Auditorios de Cuenca y Granada) es, sin embargo, de 1982. Desde entonces la evolución de la normativa de seguridad contra incendios ha sido muy grande- -en 1996 se aprobó la ley, de ámbito nacional, de Condiciones de Protección de Incendios, y más recientemente, en marzo de 2003, el Reglamento de Prevención de Incendios de la Comunidad de Madrid- Según García Pedrosa, el edificio debe ajustarse a las tres normativas- -nacional, de la Comunidad Autónoma y municipal- en sus puntos más restrictivos, al tratarse de un edificio de unas características muy particulares y con un gran aforo: 2.400 butacas la sala grande, y 400 la de cámara. Además es un espacio complejo por la gran dimensión de su vestíbulo Entre las modificaciones que deberán ser realizadas- muchas cosas pequeñas y muy puntillosas se encontrarían, en opinión del arquitecto, la colocación de barandillas inter- ble que en ellas se produzcan modificaciones, al menos así lo cree el director técnico de la Orquesta y Coro Nacionales- -que tiene su sede en el Auditorio- Félix Palomero, quien confía en que los planes de obra no afecten al 100 por ciento del edificio para poder ensayar. De no ser así, deberíamos buscar un espacio alternativo, un espacio ad hoc que no existe La otra opción sería la de concentrar en los meses de cierre del Auditorio las giras previstas. Estamos programando una para la primavera de 2007, que retrasaríamos a otoño Una alternativa, el Teatro del Canal Otros muchos programadores de ciclos como Ibermúsica, Juventudes Musicales, Orquesta de la Comunidad de Madrid, Sinfónica de Madrid o Grandes Intérpretes deberán buscar también otras alternativas. Según ha podido saber ABC, algunos de ellos optarán por retrasar el comienzo de temporada- -habitualmente en octubre- -hasta principios del año siguiente. En el caso de la Orquesta de la Comunidad de Madrid, según su gerente, Jorge Cuya, ésta tal vez podría utilizar el nuevo Teatro del Canal- -con un aforo bastante inferior, unas 1.000 localidades- -que baraja como fecha de inauguración la primavera de 2007, aunque aún éstá por confirmar. A falta de más datos, el Inaem tan sólo ha confirmado que, de momento, el proyecto de obras para el Auditorio Nacional no ha sido adjudicado. Tan sólo se está hablando del plan de respuesta a los requerimientos del Ayuntamiento García Pedrosa espera que quien se haga cargo de él no haga sólo prevalecer lo funcional y que respete lo arquitectónico Imagen de la entrada principal de Auditorio Nacional, que fue diseñado por el arquitecto José María García de Paredes e inaugurado en 1988 ABC